ENTREVISTA A DR. EDUARDO PÉREZ SÁNCHEZ MÉDICO

0
163

Médico Geriatra de BALLESOL  Francisco de Rojas de Madrid

Eduardo Pérez Sánchez lleva toda una vida dedicada a la medicina. Primero como estudiante, después como teniente médico del ejército de tierra, y desde hace más de veinte años, al servicio de BALLESOL. Como director médico en BALLESOL Francisco de Rojas sólo tiene palabras de agradecimiento y aliento a todos aquellos que requieren sus servicios, en especial, a los más mayores a los que admira por “su aguante y ganas de vivir”.

¿Quiénes son mejores pacientes: las personas mayores o los jóvenes?

Los mejores pacientes son los mayores porque confían mucho en el médico. Es uno de sus principales apoyos y son muy agradecidos.

¿Son muy exigentes sus pacientes de BALLESOL?

Son muy demandantes, pero no muy exigentes. Intentan que el médico esté siempre a su lado. Hablan mucho contigo cuando te ven por el pasillo, pero no reclaman mucha consulta médica. Necesitan saber que siempre estás disponible y que les vas a tender una mano en cualquier momento.

¿Y qué piensan ellos de su médico?

La imagen que tienen en el centro de los médicos es que somos los jefes, aunque haya un/a director/a. En cualquier caso, me hablan más como amigo que como médico. Hay más trato humano que relación médico-paciente. En definitiva, creo que piensan que soy una persona afable, asequible y un profesional que cuida de su estado médico.

Y usted, ¿sería un buen paciente?

Por norma general los médicos somos muy malos pacientes porque conocemos la evolución de la enfermedad. Si el problema lo tenemos nosotros tendemos a ponernos en el peor de los casos y nos cuesta mucho aceptarlo. En cambio, somos fuertes cuando vemos que el deterioro se produce en los demás.

¿Hay algún manual para saber tratar mejor a los pacientes mayores?

No lo hay. Básicamente, lo que hacemos en nuestro centro es intentar que no estén mano sobre mano todo el día. Hay que ocuparles para que se sientan activos. Hay que evitar incapacitarlos más de lo que realmente están incapacitados. Tienen un deterioro progresivo y nuestro deber es que su día a día sea más llevadero dentro de sus limitaciones. Es necesario promover actividades tanto físicas como cognitivas. Integrarlos en los grupos de terapia del centro y promover salidas para que asistan a eventos.

¿Qué tipo de cuidados requieren con mayor frecuencia?

Los cuidados físicos son los más importantes sobre todo en Centros como éste de Francisco de Rojas donde la mayoría son asistidos. Hay que ser muy profesional para evitar daños al paciente al realizar los cambios posturales y los traslados de cama a sillón y viceversa. También tenemos una unidad de demencia que requiere una vigilancia continuada con el fin de atenderlos en el aseo, la comida y vestirles.

¿Qué complejidades médicas tiene tratar con enfermos mayores?

Uno de los principales problemas es que no saben definir lo que les ocurre. Dicen que se sienten mal pero no te dan más información. Por eso la máxima complejidad es la del diagnóstico. Con los que tienen problemas de demencia es aún peor porque no te dicen nada y si te comentan algo es incoherente. Nuestra obligación es detectar lo que ocurre y hacer un diagnóstico acertado en el menor tiempo posible.

¿Qué tratamientos ofrece un centro BALLESOL que le diferencia en el sector respecto a otras residencias?

Un tratamiento personalizado a cualquier residente. Para ello está el equipo multidisciplinar que trabaja a la perfección desde el médico hasta el terapeuta ocupacional. Rápidamente desde que el residente ingresa en el centro se plantean los objetivos y se individualiza el tratamiento. Y otra cosa muy importante es el trato humano con todos los pacientes, acercándonos a ellos para cualquier problema que surja. A los familiares también les tenemos muy informados de cualquier evolución.

¿Qué avances médicos están por llegar para completar la atención a las personas mayores?

Hay algo muy importante que ya se está probando en Estados Unidos y que pronto llegará a Europa y a España. Se trata de un fármaco que sustituye al sintrom para la anticoagulación. Quien toma sintrom necesita unos controles analíticos exhaustivos para mantener unos niveles adecuados en sangre. El nuevo medicamento no requiere tantos controles y eso lo van a agradecer mucho los pacientes, porque así no serán necesarios tantos pinchazos.

Si toda tu vida has tenido buen humor, envejecerás con humor

¿Qué actitudes vitales hay que adoptar para envejecer de una manera saludable?

Sobre todo aceptar que nuestro organismo cambia y que es necesario modificar nuestros hábitos. Hay que estar preparado para envejecer y aceptar las limitaciones que van surgiendo. Influye mucho el carácter de cada persona. Si toda tu vida has tenido buen humor envejecerás con humor. Pero si tienes mucho carácter serás un cascarrabias. En general, es difícil envejecer con buen talante.

¿Las pastillas lo curan todo o a veces son el problema?

Muchas veces sí son el problema. No por tomar más medicación se está mejor, puede incluso empeorar el estado general. Las personas mayores toman muchos medicamentos innecesarios, hay algunos que ingieren hasta 20 pastillas al día. Les tienes que hacer saber que hay muchos fármacos que interfieren con otros y eso es muy malo. Cuando se lo explicas lo aceptan muy bien.

¿Qué envejece antes el cuerpo o la mente?

El cuerpo envejece antes. Puedes tener 70 años y pensar que tienes 20. Hay personas mayores con muchas ganas de hacer cosas, pero el cuerpo no aguanta. En cambio, la mente no envejece, se deteriora. En cualquier caso, las personas mayores de ahora tienen más aguante en todos los aspectos, se alimentaron mejor y no sufrieron tanto estrés y eso se nota.

¿Los buenos sentimientos tienen dotes curativas?

Tienen dotes paliativas, los mayores buscan ese trato amable del profesional y solucionan sus necesidades afectivas.