BALLE-CHEF

0
369

Entre fogones hemos encontrado a los residentes de Ballesol Azalea. La primera en elaborar un plato fue Dª María del Carmen Gámiz, residente que apostó por unos huevos fritos con patatas y pimiento frito. Para el postre, todos los participantes contaron con la colaboración del cocinero de la residencia, Sebas, que en su estreno ayudó a la primera “cocinera” a elaborar un espléndido flan de huevo. La premisa para todos los que participaron en esta versión casera y residencial de Balle-chef fue la de “divertirse y recordar recetas de antaño con el sabor de ahora”.