Ballesol Almería

0
352

UN ARROZ PARA CHUPARSE LOS DEDOS

Hay tradiciones que nunca se pierden. ¿Quién no ha degustado una paella al aire libre, en una terraza y en la mejor compañía? La propuesta de la dirección de BALLESOL Almería tuvo sus primeros voluntarios días antes del almuerzo. “Aquí tenéis unos cocineros con buena manos y mejor paladar” comentaban entre risas algunos de los comensales que se ofrecían a poner a punto el arroz.

El día elegido fue el de la inauguración del jardín en las instalaciones, un espacio verde “perfecto para compartir una comida típica española entre residentes y trabajadores de BALLESOL. Los cocineros se afanaron en elaborar una paella al gusto de todos, con “sabor marinero y con los mejores productos posibles”, aunque con un consejo de todos los residentes, que no se quedaron con hambre pero si con el propósito “de hacer más platos tradicionales para no perder el sentido del gusto”, comentaron entre risas.