DERMATOLOGÍA GERIÁTRICA

0
247

La piel, como cualquier otro órgano del cuerpo, sufre un proceso de envejecimiento a lo largo de los años.

¿Cuáles son las misiones de la piel?

En primer lugar la protección física del organismo, en segundo lugar la protección de los gérmenes exteriores, en tercer lugar contribuir a la regulación de la temperatura corporal, en cuarto lugar la protección de la radiación solar, en quinto lugar el mantenimiento de los líquidos orgánicos y en sexto lugar el dotar al organismo del sentido del tacto.

¿Cómo envejece la piel?

A lo largo de los años cambia la apariencia externa de las personas y las modificaciones más relevantes son las canas y las arrugas.
El envejecimiento de la dermis se caracteriza principalmente por la deshidratación y la pérdida de la elasticidad, por ello podemos deducir que es la cara y las piernas donde hay que hacer más énfasis respecto a la piel y sus cuidados. También se produce una atrofia de las glándulas sudoríparas por lo cual disminuye el olor corporal, la piel es más pálida debido a la disminución de los melanocitos, y al disminuir el tejido celular subcutáneo y la vascularización hay una disminución de la adaptabilidad sobre todo al frío.

La piel tiene dos capas, la epidermis que es la capa más externa y la dermis que está debajo de la epidermis y, por último, tiene una serie de anejos como son los pelos, las glándulas sudoríparas, las glándulas sebáceas y las uñas.

El pelo se encuentra influido en su envejecimiento por la genética, los cambios hormonales y la predisposición racial; podemos decir que como norma general, los hombres son más afectados en cuanto la pérdida del cabello y por contraste en las mujeres destaca el aumento del vello facial, y el sexo masculino puede presentarlo en el pabellón auricular, los orificios nasales y las cejas.

Las uñas durante el envejecimiento siguen creciendo a una velocidad más lenta, se vuelven más duras, gruesas y espesas, particularmente las de los pies, por lo cual serán más difíciles de cortar. Por ello siempre en los ancianos es recomendable que el corte de las uñas sea realizado por un podólogo.

¿Qué cuidados debemos dar en la piel de los ancianos?

  1. La higiene corporal
    Una piel limpia, sana, integra y cuidada es imprescindible para protegerse de las agresiones externas y de la penetración de elementos no deseados del organismo.
    El baño se debe intentar que sea diario, preferentemente con un jabón neutro y con un uso posterior de cremas hidratantes que favorezca la hidratación y la nutrición.
  2. Hidratación
    Mantener un buen nivel de ingestión de líquidos (2 L/día) contribuye a que se sienta bien y a mejorar su salud, sino que además es una importante fuente de belleza, ayuda a mantener la piel hidratada y a tener un aspecto saludable.
  3. Nutrición
    Se debe realizar una dieta variada, que incluya frutas, verduras de hoja verde, zanahorias, cereales, hígado, leche y derivados lácteos.
  4. Baños de agua caliente
    Es recomendable los baños calientes una vez a la semana a una temperatura entre 35-38 ºC y el resto de la semana con agua tibia (30º); en pacientes que tengan problemas vasculares o de retorno venoso está contraindicado este tipo de baños.
    Es muy importante secarse bien y ponerse crema hidratante después del baño.
  5. Tratamiento antiarrugas
    Hay pacientes que no llegan a similar la presencia de arrugas y buscan tratamiento que eviten o disminuyan la aparición o agravación de las arrugas. Hay diferentes tratamientos para combatir las arrugas; que paso a enumerar: – La vitamina A – El ácido hialurónico – La toxina botulínica – Derivados del ácido polilático – La técnica de la radiofrecuencia
  6. La exposición al sol
    Hay que tomar una serie de precauciones que se deben tener en cuenta para prevenir y evitar el empeoramiento de las manchas cutáneas Por ello se debe moderar el tiempo de exposición, con media hora es suficiente; si es paseando con una hora es suficiente. Usar cremas protectoras contra los rayos ultravioletas A y B de factor 20 como mínimo. Tratar de no tomar el sol entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Utilizar cremas hidratantes después de las exposiciones al sol y beber mucho líquido.
  7. Masaje
    Tiene una serie de efectos beneficiosos sobre la piel como son: – Efecto sedante sobre los receptores dérmicos – Efecto de limpieza de los conductos secretores de las glándulas – Facilita la absorción de las sustancias – Mejora el estado nutritivo de la piel – Mejora la elasticidad – Facilita la descamación.
  8. Existen una serie de remedios caseros que se pueden usar para contrarrestar o minimizar los efectos del envejecimiento.
    Por ejemplo: – Para tener unas uñas fuertes, se recomienda una infusión de romero y añadir un zumo de limón. Una vez fría, introducirlas en ella. Realizar esta operación durante 15 minutos diarios. – Mascarilla antiarrugas: Mezclar en una batidora dos dados de pulpa de calabaza, un huevo y un par de cucharadas de leche. Aplicar la mezcla resultante sobre el rostro y cuello y dejar que actúe durante 15 ó 20 minutos, pasado ese tiempo, lavarse con agua tibia. – Para prevenir las manchas cutáneas provocadas por el sol y el paso de los años se recomienda friegas con limón, piña o aceite de almendras dulces.