INSUFICIENCIA VENOSA PERIFÉRICA

0
275

A continuación, el Dr. Cuenllas ha recopilado las preguntas más frecuentes que le formulan los pacientes en su consulta.

1. ¿Qué es la insuficiencia venosa periférica? ¿Qué son las varices?

Son dos conceptos diferentes que debemos siempre tener en cuenta. La insuficiencia venosa periférica: se trata de la dificultad que tiene las venas de las piernas para empujar la sangre hacia el corazón. Las varices: es cuando las venas fallan y se acumula la sangre en ellas y entonces se ven a simple vista, con venas grandes y sinuosas.

2. ¿Quién es más propenso a padecerlas?

Entre un 5 y un 10% de la población presenta alguna manifestación de la IVP, si lo que se valora es la presencia de varices pueden encontrarse hasta en un 40% de la población.

3. ¿Existen factores de riesgo?

Los factores de riesgo que favorecen la aparición de la Insuficiencia Venosa Periférica (IVP) son: Factores derivados del medio ambiente: clima, alimentación, nivel socioeconómico, etc.

  • La edad, aumenta su aparición al aumentar ésta.
  • Ciertos hábitos como son: La obesidad, el estreñimiento, el sedentarismo y el tipo de actividad laboral sobre todo las profesiones que implican estar mucho tiempo de pie y con desplazamientos cortos.
4. ¿Cuáles son sus síntomas?

Los síntomas que suelen presentar son:

  • Dolor.
  • Hinchazón.
  • Calambres.
  • Piernas cansadas y pesadas.
  • Si lleva mucho tiempo, la aparición de úlceras y manchas en la piel.
5. ¿Cuál es la prevención?
  • Evitar el sobrepeso
  • Evitar estar cerca de fuentes de calor (radiadores, braseros etc.).
  • Duchas alternativas calientes-frías en piernas.
  • Combatir el estreñimiento.
  • Evitar ropa muy ajustada.
  • Evitar el tacón alto y el plano.
  • Elevar ligeramente los pies de la cama, siempre que no haya contraindicación.
  • No pasar más de una hora sin moverse.
  • Darse masaje desde el tobillo hasta el muslo.
6. ¿Cuál es el tratamiento?

No existe un tratamiento específico, es mejor la prevención. En algunos casos si se va estar mucho tiempo de pie se puede recurrir a las medias de compresión externa. Y como último recurso, a la cirugía.