NUTRICIÓN Y ALZHEIMER EN BALLESOL

0
110

En las personas mayores, el estado nutricional es un indicador fiable de su estado de salud, de su autonomía para desarrollar todo tipo de actividades y de su calidad de vida. En el polo opuesto, la alimentación inadecuada es un factor de riesgo de contraer nuevas enfermedades, o de agravar el pronóstico de las ya existentes.

La nutrición en la Enfermedad de Alzheimer es, además, un factor de supervivencia que depende tanto de los alimentos que se sirven en la mesa, como de su presentación, de la posibilidad de acceso y del aprovechamiento energético de los mismos.

Así, es importante considerar la historia de vida del enfermo, el entorno familiar, los gustos alimentarios y el entorno en el que se realizan las comidas para poder garantizar una adecuada nutrición.

A lo largo de la enfermedad de Alzheimer, se van presentando distintos problemas o trastornos conductuales (desorientación, rechazo, alteración de la capacidad de comer, cambios en el apetito, problemas conductuales, atragantamientos…) que aumentan el riesgo de malnutrición y que van a suponer un reto para el personal cuidador.

Se sabe además, que la pérdida de peso inexplicado y significativo es un fenómeno frecuente a lo largo de la enfermedad de Alzheimer que incide directamente en la evolución de la enfermedad y aumenta la mortalidad de estos pacientes.

Por todos estos motivos, Grupo Ballesol ha realizado una valoración integral y protocolizada para garantizar una adecuada nutrición, minimizando los riesgos y abordándolos desde fases iniciales y de forma precoz.

Al ingreso de nuestros residentes, los equipos interdisciplinares realizan un cribado nutricional basándose en cuatro áreas fundamentales:

  1. Historia médica y dietética: detectando las enfermedades relacionadas con la nutrición, los gustos y preferencias por las comidas y los factores psicológicos que pueden influir en la ingesta adecuada.
  2. Parámetros antropométricos: que nos van a indicar el estado de la masa magra, de la parte grasa y de la situación ponderal del enfermo. Para ello se controla periódicamente el peso para detectar una pérdida significativa del mismo de forma inexplicada, así como los pliegues, circunferencias o el índice de masa corporal.
  3. Ciertos valores analíticos: nos indican el estado de las reservas proteicas en nuestro organismo. Por esto se realiza al ingreso y, posteriormente de forma periódica, una analítica para poder detectar los riesgos y poder aplicar el soporte nutricional específico.
  4. El Mini Nutritional Assessment que se realiza también de forma periódica por ser una de las escalas que detectan el estado nutricional de forma más precisa y precoz.

Mediante el análisis de todos estos resultados, el equipo asistencial puede filiar y diagnosticar, tanto el tipo como la gravedad del problema nutricional para tomar las medidas adecuadas y realistas en colaboración con el resto del equipo y con las familias.

NUTRICIÓN-Y-ALZHEIMER

«EN BALLESOL,La alimentación está supervisada por los nutricionistas y por los equipos médicos de cada centro»

La alimentación está supervisada por los nutricionistas y por los equipos médicos de cada centro que analizan una adecuada composición y aporte suficiente de los alimentos para los residentes. Además, es variada, rica en componentes nutritivos y adaptados a cada caso individual. En los casos de malnutrición se aportan suplementos o módulos calóricos o proteicos que repongan las carencias nutricionales con el objetivo de mejorar su estado de salud.

Se cuida especialmente la textura de los alimentos elaborando en nuestras cocinas purés espesados y homogéneos para los casos que presenten problemas de deglución.

En nuestros centros se tiene en consideración el ambiente con zonas tranquilas para dar mayor intimidad al hecho de comer, así como la presentación de los alimentos y de las mesas de los salones.

Por todo ello, podemos garantizar un abordaje global que asegure la nutrición adecuada en este grupo de enfermos con el ánimo de que su calidad de vida y bienestar sea nuestro principal objetivo