PORQUE TÚ LO VALES

0
281

No es difícil tomar decisiones cuando sabes cuáles son tus valores. Esta es la historia de una relación que comenzó desde el compromiso de Grupo Ballesol por la inserción laboral de personas con discapacidad.

El día comienza muy pronto para Inmaculada López, trabajadora con una discapacidad intelectual del 65% en Ballesol Mirasierra, Madrid. La puntualidad es su primera virtud diaria en un horario que cumple con devoción desde las 8 a las 13h. Hoy recuerda aún más por qué está aquí “gracias a la colaboración entre la Fundación Ande (Organización No Gubernamental de carácter nacional, declarada de utilidad pública que se dedica a la prestación de ayuda y servicios a todas las personas con discapacidad intelectual) y Grupo Ballesol, entidades sensibles a las necesidades más perentorias de la sociedad actual, como conseguir reducir la cifra del 62% de los jóvenes con discapacidad que se encuentran en situación de desempleo.

A la capacidad formativa y laboral de Inma se unen la valía humana y social que “intercambia y enriquece con profesionales y residentes de Ballesol”, comentan sus compañeros. Antes de llegar en Octubre de 2014 trabajó en El Corte Inglés y en una lavandería, experiencia suficiente para acceder como personal del servicio de limpieza en Ballesol Mirasierra.

Cada jornada –responde con una sonrisa y en un acto reflejo- se encarga de hacer doce camas, bajar a los residentes a fisioterapia, organizar el gimnasio y recoger los desayunos. Lo mejor, asegura, la despedida diaria. “Antes de irme me gusta hablar con los residentes y saber si necesitan algo más”. La respuesta que recibe es siempre la misma. “Nos faltarás tú…pero hasta mañana”. Entonces ya es tiempo para que Inma se acerque a la Fundación Ande, participe con sus amigos en los talleres de lectura y baile, y comparta con ellos una confidencia de su trabajo en Ballesol. “Me siento igual que todos, porque la gente me acepta como soy, sin exclusiones y con una misma percepción”.

La sonrisa es la compañera inseparable de Gema Coca. Una mujer tímida que sin embargo no esconde su mayor virtud. “Me gusta ser sincera”, aunque lo dice riéndose de felicidad. El reciente premio Stela que ella misma entregó de la Fundación Down Madrid a Ballesol Latina, Madrid como entidad comprometida en la consecución de la autonomía individual de estas personas, muestra el afecto y el beneficio recíproco de estas relaciones. En Octubre hará dos años que Gema empezó a trabajar en Ballesol. Lo hace por las tardes de 16h a 20h en un horario que aprovecha entre nervios y mucha responsabilidad porque “trabajar con personas mayores no sólo es encontrar un trabajo, es una oportunidad de crecer y valorar el aspecto humano y vital” dice con una sonrisa escondida entre sus brazos mientras sus compañeros la escuchan orgullosos. Cada día ordena las habitaciones del centro residencial, ayuda en el comedor y prepara con cariño la merienda de los residentes de Ballesol Latina. Y eso que no puede coger mucho peso. Elaborar postres es una de sus debilidades. “Como mi madre trabaja por las mañanas, me gusta sorprenderla con una tarta de queso con sirope de fresa”.

Su horario continúa y no para quieta, conoce a todos los residentes y a sus familiares. Se muestra afable y más sincera aún que cuando empezó la entrevista: “La única discapacidad en la vida es una mala actitud”, asegura convencida de que detrás de ese empeño siempre aguarda la felicidad con la que cierra la puerta de Ballesol Latina cada día.

[Best_Wordpress_Gallery id=”5″ gal_title=”Por que tu lo vales”]

Compartir
Artículo anteriorNati Mistral
Artículo siguienteUN CLICK DE ACTUALIDAD
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.