¿QUÉ SIGNIFICA SER MÉDICO EN BALLESOL?

0
477

Por el Doctor Jordi Rubio Navarro, responsable médico del Centro Residencial Ballesol Almogávares y Coordinador Médico Ballesol Cataluña.

Decía el prestigioso médico español Santiago Ramón y Cajal que “nada me inspira más veneración y asombro que un anciano que sabe cambiar de opinión.” Con esa bendita sensación y el carácter humanitario llegó el Doctor Jordi Rubio Navarro a Grupo BALLESOL. Antes, recuerda, pasaron aquellas clases de medicina que tanto esperaba en la Universidad Autónoma de Barcelona. La pasión con la que contaba las cosas y la admiración escuchando a su médico de cabecera cambiarían su vida. “Gracias a la confianza que él depositó en mí empecé en el mundo socio-sanitario y después en la geriatría”. En 2003 apareció la oportunidad de trabajar en “¡La empresa referencia en la gestión de Centros Grupo BALLESOL. Geriátricos Residenciales y Asistenciales para la Tercera Edad!”, decía mientras reconocía haber cumplido el sueño de niño. El proyecto en Barcelona era novedoso, apasionante y a su vez de una responsabilidad médica, social y humana, que pronto se convirtió en un reto envidiable para muchos. “Siempre quise ser médico y prestar mi ayuda a los demás de alguna manera”. Con la ilusión del primer día Jordi Rubio compagina su trabajo como responsable médico de BALLESOL Almogávares –atendiendo a 120 residentes- y Coordinador de los otros tres Centros Residenciales en Cataluña.

“Es muy importante la relación con el equipo médico-sanitario y homogeneizar tareas y funciones bajo el patrón de BALLESOL y los conocimientos de cada uno”. De esta manera, se consigue la satisfacción del paciente y también la de sus familiares y allegados. Y es que sólo así, día a día, puede hacer suya la frase de Marcel Proust que tanto recuerda: “Nada ha cambiado; sólo yo he cambiado, por tanto todo ha cambiado”.

OBSERVACIONES CONSTRUCTIVAS

El día a día en nuestro campo de trabajo, nos ofrece múltiples variables: unas positivas y favorecedoras y otras negativas, que nos ocasionan conflictos. Es fundamental, bajo mi punto de vista, contemplar ambas, crítica y constructivamente.

Hablemos de este último término, de los conflictos en Residencias Geriátricas, puesto que nos generan consecuencias nefastas, deterioro de las relaciones personales, pérdida de calidad en el servicio e imagen de mala gestión por parte del centro ante familiares y observadores externos.

¿Por qué se dan estas situaciones en nuestro ámbito de Residencias? Fundamentalmente por un constante aumento de las necesidades asistenciales y por una mayor exigencia de los diversos organismos y el proceso consecuente de adaptación a la misma y a las nuevas realidades.

El concepto de trabajo en Residencias, ha sido objeto en los últimos años de una profunda metamorfosis, con un mayor reconocimiento profesional y social; pero ésto, a su vez, conlleva la aparición de nuevos conflictos al originarse un nuevo escenario. Se requieren también nuevos profesionales, preparados para actuar eficientemente en el actual marco de trabajo, capacitados para llevar a cabo la más completa atención a los usuarios y con la actitud predispuesta ante cambios estructurales y organizativos de labor personal y en equipo. Todo ésto implica revisar constantemente patrones y conceptos dentro del mundo que nos atañe.

Es necesario mejorar continuamente la asistencia y los servicios, teniendo como finalidad prioritaria la satisfacción del paciente y también la de su entorno familiar. Es obvio que los profesionales del sector, desde todos los niveles, son fundamentales para alcanzar los objetivos de máxima calidad y que, por tanto, la formación continuada, constituye una indispensable necesidad.

GESTIONANDO BIENESTAR

El Área Laboral, la Asistencial, la de las Familias y el Área de Convivencia, constituyen un cuerpo de atención pormenorizada y constante, todos con el mismo nivel de importancia. La convivencia de estas cuatro áreas, ofrece en ocasiones situaciones no siempre satisfactorias. ¿Quién no ha sido testigo de una discusión entre usuario y cuidador o usuario y centro?

La experiencia de trabajar en este ámbito, nos enseña a observar la existencia de estos conflictos y su repercusión negativa, si no fuésemos capaces de gestionarlos convenientemente, ya que sus consecuencias serían amplias y nocivas, pudiendo ocasionar desde luchas de poder, a creación de ambientes desfavorables y, como consecuencia final, una mala calidad asistencial.

Estas supuestas circunstancias, a priori negativas, presentes en algún momento de nuestra actividad, se pueden obviar y/o resolver adecuadamente, elaborando las soluciones desde intentar reducir el número y frecuencia de los conflictos, manteniendo un buen ambiente laboral, minimizando los resultados de una mala gestión de los mismos, revisando y observando las interrelaciones residentes-familiares-profesionales, y mejorando las de éstos últimos.

Es importante aceptar la existencia de problemas y analizar los por qués de su aparición, así como, por parte del Centro, facilitar mecanismos orientados a aumentar el grado de sensibilidad del personal, a implicar a todo el colectivo, a potenciar y reconocer la importancia del Profesional, a facilitar la comunicación –que ésta resulte creíble y cercana-; a reconocer y divulgar los valores de la institución, ¡nuestra Institución!; a valorar al máximo el trabajo en equipo…

“Siempre quise ser médico y prestar mi ayuda a los demás de alguna manera”

En nuestros Centros BALLESOL existen los medios y herramientas para que estos conflictos se gestionen adecuadamente. Dependerá de la implicación de los profesionales y de la Dirección para ir en el sentido adecuado y olvidarse de ir contracorriente. De ahí la importancia de las reuniones de trabajo, de comunicación o de PAI; la formación, la comunicación, el liderazgo, la organización-planificación… Equipo plural, multidisciplinar e implicado.

Doctor Jordi Rubio Navarro

  • Es necesario mejorar continuamente la asistencia y los servicios, teniendo como finalidad prioritaria la satisfacción del usuario/paciente y también la de sus familiares y allegados.
  • En 2003 apareció la oportunidad de trabajar en Grupo BALLESOL. ¡La empresa referencia en la gestión de Centros Geriátricos Residenciales y Asistenciales para la Tercera Edad!