BALLESOL SAN CARLOS, MÁLAGA

0
314

SABOR MARINERO

Buena compañía, una playa en el horizonte, calorcito y una comida apetitosa. La idea de pasar un día en el mar convenció a todos los residentes de BALLESOL San Carlos, Málaga, que no dudaron en calzarse algo cómodo y fresquito para disfrutar de un paseo por la orilla, mojarse los pies y atreverse más tarde con un chapuzón “sin pasar de la cintura”, avisaba un residente a uno de sus familiares que le acompañó en este día playero.

Después de una actividad tan saludable y esperada, los residentes comieron en uno de los restaurantes más típicos y cercanos a la playa. Entre lo elegido, “las sardinas, exquisitas y hechas en la parrilla para darle más sabor”, puntualizaba un residente. La tarde invitaba al paseo, la conversación amena y el deseo de volver a disfrutar del buen tiempo y las maravillosas playas malagueñas.