CÁLIDOS RECUERDOS DE INVIERNO

0
443

Ya queda en el álbum de los recuerdos de Ballesol la Victoria el emotivo invierno que han disfrutado los residentes y familiares junto al equipo de profesionales de esta residencia. Atrás quedó San Valentín, “que no el amor por los que más queremos”, recuerdan, con sus centros de mesa convertidos en corazones elaborados en los talleres de manualidades. La tarde de carnaval también está en imágenes. Máscaras, gafas, sombreros, y muchos rostros que tuvieron que descubrir detrás de la actividad carnavalesca antes de degustar “aquel chocolate con flores que estaba tan exquisito”. De degustar un dulce a disfrutar de la Semana Santa –nos cuentan- pasaron los residentes acompañando las procesiones, todo un acontecimiento que entiende de tradiciones enlazadas con la gastronomía y el disfrute de las torrijas, tan típicas en esas fechas.

La primavera brilla también con fuerza en Ballesol La Victoria. Las flores las reutilizan los residentes en bellos broches y centros, la música suena y aparece la rondalla… música de felicidad para cerrar un álbum de recuerdos inolvidables.