CONCIERTO POR SAN BLAS

0
220

A pueblos y ciudades de Zaragoza llega la tradición de celebrar el día de San Blas en memoria de un personaje semigrotesco, que porta un sable y un escudo de madera para protegerse de las manzanas que le lanzan los niños en su ascenso al cerro de San Blas.

Después, todos lo rodean en un gran corro y juntos, se lanzan ladera abajo hasta llegar a la ermita del santo. En Ballesol Salvador Allende los residentes le conocen muy bien, y la tradición se la saben de memoria. Entre todos los actos que se celebraron, destacamos el concierto que ofrecieron más de veinte voces –la mayoría mujeres– que cantaron tonadas populares, que residentes y familiares no dudaron en acompañar con sus palmas.