CORAZONES SOLIDARIOS

0
211

PARA AYUDAR A LOS JÓVENES CON CÁNCER

Los residentes de Grupo BALLESOL impulsaron varios Mercadillos Solidarios

Cuando los residentes de Grupo BALLESOL escucharon la historia de un joven enfermo de cáncer decidieron ayudarle. No era un testimonio único. La realidad de muchos niños del Hospital Niño Jesús de Madrid se ha hecho diaria pese a las “sonrisas que hacen magia” gracias a la Fundación Aladina.

“Si una sonrisa había cambiado el gesto de esos jóvenes, unas manos y un corazón solidario podía devolverles el semblante alegre que se merecen”. Entre residentes y personal de los Centros Residenciales BALLESOL de la Comunidad de Madrid se decidió organizar diferentes talleres de laborterapia en los que dejar volar la imaginación y crear arte con las manos para recaudar fondos para una buena causa. “¡Qué bella es la amistad entre las manos y el cerebro, esa relación sí que tiene miles de años!”, exclamaba una de las residentes mientras manejaba con sutileza una muñeca con el cuerpo de una cuchara de madera. Al lado, otra residente se afanaba en terminar para el Mercadillo Solidario un monedero elaborado con cartones de tetabrik de zumo. “La creatividad -añade  Luis López, Coordinador de Animación Socio  Cultural de Grupo BALLESOL de la Comunidad de Madrid- e ilusión mostrada por los residentes es capaz de convertir un simple objeto en un regalo para la vista y el recuerdo”.

La puesta en marcha del Mercadillo Solidario para que familiares, amigos y curiosos pudiesen comprar “sueños hechos de cartón, papel y plástico” fue un éxito. Entre todos se pudo recaudar 4.000 euros para que la Fundación Aladina hiciese realidad un antigüo propósito. “Comprar pelucas, y ordenadores para que los jóvenes enfermos de cáncer sigan sonriendo”. Gracias BALLESOL.

SOLIDARIAS DE CORAZÓN

¿Cuánto tiempo ha estado pintando y haciendo figuras?, le preguntamos. “Cuando se hace algo solidario es lo menos importante, ni cuento los fines de semana que he estado pintando angelitos de escayola, platos o barnizando. Ha sido un placer”. Dª Carmen García Agúndez, la artista que “no había cogido antes un pincel” es un ejemplo de envejecimiento activo en BALLESOL Pozuelo. Ganó el año pasado el Campeonato WII entre los Centros Residenciales de la Comunidad de Madrid; hace años ayudó “a unos comedores sociales de la Madre Teresa de Calcuta recaudando 100.000 pesetas para los leprosos del Tercer Mundo” y en su afán por ayudar a los más necesitados ya está elaborando unas cestas de mimbre para el próximo proyecto solidario de Grupo BALLESOL.

Dª Raquel Benayón también ha participado en este mercadillo. “He aportado ideas, y lo que es más importante, he comprado con mi familia muchos objetos”. Entre ellos, un Niño Jesús de madera que apoya cada noche en la mesilla de su habitación en BALLESOL Pozuelo. “Si tienes mucho, da mucho; si tienes poco, da poco; pero da siempre”, dice. Y sobre todo por los niños enfermos, con los que se siente muy identificada por una bisnieta de 3 años a la que también encontró un regalo en el Mercadillo Solidario.

UNA HISTORIA DE PELÍCULA

El proyecto del Mercadillo Solidario entre Grupo BALLESOL y la Fundación Aladina –entidad sin ánimo de lucro creada en 2005- surgió hace más de dos años durante el rodaje de la película Maktub, la historia real de un niño canario con cáncer que transmite su vitalidad e ilusión a todos los que le rodean, superando adversidades y contratiempos. Como recordó Dª Ishtar Espejo, Directora de la Fundación Aladina, “La filosofía solidaria de Grupo BALLESOL y la sensibilidad con la que trabajan encajaba en el proyecto”. Recaudar 4.000 euros ha sido un éxito compartido “y un ejemplo de que cuando las personas mayores se unen son capaces de hacer grandes cosas, como han hecho los residentes del Grupo BALLESOL. 

Compartir
Artículo anterior“COCINA SIN TONTERÍAS”, RECETAS DE TODA LA VIDA ¡FÁCILES Y BARATAS!
Artículo siguiente¿QUÉ SIGNIFICA SER MÉDICO EN BALLESOL?
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.