DAME UN ABRAZO

0
535

Aunque el lema escogido para celebrar el día del abuelo era “Esperando un abrazo”, muy poco tuvieron que esperar los residentes de Ballesol Serrería para abrazar a familiares, amigos y trabajadores, que se dedicaron cariño, besos y buenos deseos compartidos como el de “seguir sonriendo cada vez que nos vemos en familia”. En una tarde tan feliz y emotiva la música también sonó para felicitación de muchos residentes que escucharon y bailaron con la voz aterciopelada y cálida de Ramón.