EL ARTE DE COMUNICAR PARA CUIDAR

0
259

VI CONVENCIÓN DE DIRECTORES 

El pasado mes de junio tuvo lugar la VI Convención de Directores de Grupo Ballesol que se celebró en el Castillo del Buen Amor en Topas (Salamanca) y en la que se realizó balance de la evolución de los indicadores considerados estratégicos en el desarrollo y liderazgo de Grupo BALLESOL

En este contexto, la intervención de la Presidenta de Honor, Dª Lola Soler Brull durante el acto de apertura de la Convención, estuvo enfocada en reflejar el protagonismo y la perseverancia de la filosofía y el trabajo de Grupo BALLESOL “para seguir siendo referente en la prestación de servicios asistenciales y residenciales para la Tercera Edad, siendo conscientes de la difícil y complicada situación que atraviesa este país

En su intervención recordó a los Directores la “importancia de seguir haciendo equipo en todos los niveles de la empresa” trasladando un mensaje de superación: “BALLESOL es y ha de continuar siendo siempre la empresa líder de este Sector y no cabe relajación. Hemos de seguir avanzando en línea ascendente”.

“TODO EL MUNDO ES NECESARIO EN ESTA EMPRESA”

La importancia de rodearse de un equipo profesional y competente fue otra de las reflexiones que transmitió Dª Lola Soler. En su alocución también hubo palabras de felicitación y agradecimiento a todos los profesionales que diariamente trabajan en BALLESOL, a los que expresó un mensaje de cariño y confianza: “Todo el mundo en esta empresa se tiene que sentir importante, valorado y querido.”

Con el deseo de que Grupo BALLESOL siga liderando y creciendo en el sector asistencial y residencial para la Tercera Edad, la Presidenta de Honor concluyó su intervención recordando la filosofía con la que empezó este proyecto empresarial hace más de 30 años. “Desde un principio se trabajó con cariño, seguridad, esfuerzo y un interés especial que nos ha llevado hasta aquí, sin caer en la monotonía y con ganas de seguir aprendiendo” 

Durante esta VI Convención de Directores de Grupo BALLESOL también se presentaron las líneas en las que está trabajando el departamento de Gestión de Inmuebles de reciente creación en la estructura de la empresa, cuyo responsable, Carlos Lera Tricas, señaló las diferentes actuaciones que se están desarrollando, encaminadas a su cometido fundamental que es optimizar la gestión técnica y económica de nuestros inmuebles.

Finalmente, la clausura de la Convención fue realizada por el Presidente y Consejero Delegado, D. Ignacio Vivas, quien repasó la evolución de los indicadores económicos de la Compañía e hizo balance del resultado de los estudios realizados en último período.

“El ARTE DE COMUNICAR PARA CUIDAR”

Uno de los invitados a esta VI Convención de Directores de Grupo BALLESOL fue D. Mario Alonso Puig, experto conferenciante en temas de comunicación y liderazgo y que ha dedicado parte de su vida a explorar el impacto que tienen los procesos mentales y emocionales en el despliegue de nuestros talentos. Igualmente es autor de varios libros de recomendada lectura en el ámbito del management, entre ellos, “Madera de líder”, “Vivir es un asunto urgente” y el famoso “Reinventarse” (Reinventarse es una realidad física).

Bajo el título “El arte de comunicar para cuidar”, Mario Alonso desgranó ante el equipo de directores de BALLESOL las competencias básicas de un puesto directivo señalando que no hay tantas profesiones como la nuestra donde se vea de una manera tan inmediata el beneficio para la persona.

A lo largo de su ponencia insistió en un mensaje que refrendó las palabras de Dª Lola Soler en la presentación de la VI Convención de Directores, al recordar que “El arte de comunicar no es el arte de hablar sino el arte de llegar” y que “nadie puede cuidar si no se cuida a sí mismo”.

La Universidad de Harvard ha publicado un estudio en el que se destaca que entre el 60 y el 90% de las consultas a médicos de medicina general son consecuencia de emociones aflictivas. Hay muchas personas que tal vez hablen con nosotros pero no hablan de lo que sienten. Las emociones aflictivas cuyo origen principal son la falta de comunicación son responsables en Europa de la pérdida de 20.000 millones de euros anuales por las consecuencias que generan.

Durante la ponencia también habló de los dos tipos de Estrés que exigen reacciones diferentes: el eustrés, que es estrés favorable, el que ayuda, y el distrés, cuya principal causa es la mala comunicación entre las personas.

Para entender el poder de la comunicación en el estrés nos tenemos que fijar en el mecanismo de supervivencia que se pone en marcha solo cuando se percibe una amenaza a la totalidad del ser y no al de adaptación.

Cuando una persona en su momento más bajo se le da la mano jamás lo olvida. El novelista Paulo Coello lo sintetizaba con un sentimiento. “Quiéreme cuando menos lo merezco porque es cuando más lo necesito”.

En el 90% de los casos de estrés la gente se siente confusa, con ansiedad, desorientada (soledad, miedo, sensación de ser inadecuado, no ser capaz, sensación de no controlar el propio destino, vulnerabilidad). Cuidar a las personas implica observar, preguntar, transmitir confianza, compartir información, averiguar su mundo, saber qué le hace reír o llorar. Igualmente sugiere que no perdamos tiempo y energía en buscar la manera de reforzar los defectos de los demás. Al contrario, si buscamos siempre encontraremos algo admirable en los demás. Los líderes inspiran a las personas haciéndoles sentir que son valiosos:

Tú eres visible para nosotros

Tú eres esencial en este equipo

No estás solo, eres parte nuestra

Tienes un excepcional valor

Tu contribución es extraordinaria para nosotros

Finalmente, habló sobre el impacto de la sonrisa en las relaciones aflictivas no solo por el beneficio que reporta para la salud de quien mantiene el hábito de sonreir sino también por el efecto positivo en la comunicación. En muchas de sus conferencias, Mario Alonso hace referencia a la importancia de “Gestionar la cara para gestionar tus emociones” y recuerda que el lugar del cuerpo humano donde hay más receptores de emociones es la cara. Es allí donde encontraremos el hábito de sonreír como efecto positivo y transmisor en la comunicación y cercanía, valores que forman parte de la filosofía y la práctica diaria en BALLESOL.