ENTRE NOSOTROS 27

0
176

Todos necesitamos ser felices

En estos momentos, me imagino que la mayoría estarán regresando de sus vacaciones. Por supuesto, unas más merecidas que otras. Por esta razón, me gustaría desearles a todo el personal del Grupo BALLESOL, que durante las mismas hayan sido lo más felices posible, ya que se las han merecido sobradamente por su trabajo y dedicación, procurando un envejecimiento para nuestros mayores con una gran dignidad. Gracias a un esfuerzo, una profesionalidad y muchísimo cariño. Esto, que parece tan sencillo, es bastante complicado y, aunque por supuesto siempre todo se puede mejorar, todos sentimos un gran orgullo de trabajar en BALLESOL.

Todos necesitamos ser felices y relajarnos un poco en las vacaciones, ya que no se puede dar amor y felicidad sin tener una vida llena. Si me lo permitís, me gustaría desde aquí dar dos consejos para las próximas: El primero, que las vacaciones no debieran estar sujetas a horarios , -es curioso que aquellos inventos que aparentemente nos hacen la vida más cómoda se convierten muchas veces en una pesadilla como los aeropuertos, el tráfico, el viajar a países con facilidad pero querer ver diecisiete cosas en quince días…-, ya que la vida es más fácil que todo esto. Todos tenemos un pueblo del que guardamos grandes recuerdos, unos amigos de los que necesitamos disfrutar y, por supuesto, una familia. El segundo consejo es que cuando preparemos el equipaje, además de esas mil cosas que en realidad no nos sirven para nada, no debemos olvidarnos de dejar algún hueco para meter algo de sensibilidad y comprensión hacia los demás, amor, dedicación, generosidad y alegría para compartir. Y no olvidar que un momento de esos con la tortilla de patata y un buen vino, se convierten en una fiesta inolvidable.

Todos necesitamos ser felices y relajarnos un poco en las vacaciones, ya que no se puede dar amor y felicidad sin tener una vida llena.

Me gustaría explicar lo feliz que me siento por trabajar en BALLESOL. Gracias al esfuerzo diario y al trabajo bien hecho y, por supuesto, a todas esas personas que tienen confianza en nosotros y que nos ayudan a mejorar cada día, la empresa puede seguir creciendo y creando puestos de trabajo estable, cosa que hoy día no es sencilla ni mucho menos. Seguiremos así, procurando aprender cada día, porque además, el esfuerzo tiene la compensación del deber cumplido.

Un beso muy fuerte y espero que con el regreso de las vacaciones tengamos la sensación de que hemos descubierto algo nuevo que nos produce una felicidad que desconocíamos.


LOLA SOLER BRULL

PRESIDENTA DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN GRUPO BALLESOL