VICTOR FERNANDEZ MANCEBO

0
859

Director Financiero Del Grupo BALLESOL

Víctor Fernández Mancebo, actual Director Financiero del Grupo BALLESOL, se integró en el proyecto hace veinte años cuando comenzó a responsabilizarse del control administrativo y financiero de las Residencias de Majadahonda, Pozuelo  y Valencia. Desde su área, llevada con profesionalidad y criterio  ha contribuido decisivamente al desarrollo y liderazgo de BALLESOL, diseñando la actual estructura administrativa y financiera

¿Se hacen más enemigos que amigos cuando uno es el responsable de la caja fuerte del dinero?

Cuando eres el responsable de administrar los fondos de una sociedad, el resto de personas responsables de los demás departamentos son conscientes de la importancia de una buena gestión y administración de fondos, por lo que contestando a su pregunta no se hacen ni amigos ni enemigos, ya que todos desde los distintos departamentos nos apoyan para lograr los objetivos marcados.

¿Cómo fueron los inicios cuando BALLESOL echó a andar como empresa?

Bueno, la verdad que en mi caso al venir del sector inmobiliario, supuso un cambio importante y a la vez un reto muy interesante por tratarse de un sector en arranque totalmente desconocido para mí. Con el paso del tiempo me ha aportado muchísimo tanto a nivel profesional como personal.
De cualquier forma, desde los inicios en el primer centro que inauguramos en Majadahonda hasta el último que hemos abierto en Villajoyosa, ha sido una andadura muy bonita y enriquecedora.

¿En lo financiero se puede decir que BALLESOL es una compañía saneada?

BALLESOL inicialmente era una empresa familiar, y como tal, las expectativas de expansión estaban más limitadas. Con posterioridad y tras la incorporación de empresas inmobiliarias, así como de la sociedad de capital riesgo 3i, se realizó una ampliación de capital  y nos marcamos un plan de negocios basado en la apertura de nuevos centros para lograr llegar a tener 6.000 plazas en 2008.

Con posterioridad, concretamente a principios de 2008 y tras la salida del accionariado de las empresas inmobiliarias y la sociedad de capital riesgo 3i, se incorporó como socio la compañía de seguros Santalucía aportándonos una estabilidad económica.

BALLESOL es una compañía financieramente sólida que ofrece seguridad a accionistas y empleados

A finales del año 2008 realizamos nueva ampliación de capital que en gran parte se utilizó para la compra de catorce edificios de los que estábamos gestionando mediante arrendamiento, lo que a largo plazo supone una consolidación en los resultados del Grupo Ballesol.
Creo sinceramente que Ballesol es una compañía financieramente sólida que ofrece seguridad tanto a sus accionistas como a todos los que trabajamos en ella.

¿Qué política financiera se ha llevado a cabo en BALLESOL para conseguir que sea un referente en muchos aspectos?

A lo largo de todos estos años, hemos procurado que nuestros objetivos de expansión se hayan ido cumpliendo, para lo que hemos tenido que trabajar duro todo el equipo que componemos el Departamento Financiero. Nuestra política financiera ha sido fundamentalmente la cautela y la prudencia. Creo que ajustar el gasto a las posibilidades financieras, y que éstas sean realistas, ha sido la clave del éxito de BALLESOL en este aspecto.

¿De dónde proviene fundamentalmente su financiación?

Fundamentalmente, como he comentado anteriormente, vía entidades bancarias, principalmente tras la compra de los catorce edificios. Por otra parte hay que tener en cuenta la financiación interna que generamos mediante los cobros a nuestros residentes y en momentos concretos a través de las ampliaciones de capital que se han producido.

En este sentido, me parece importante destacar el papel jugado por los accionistas de BALLESOL que siempre han estado dispuestos a asumir las necesidades financieras de la empresa y actuar con paciencia asumiendo que este es un proyecto a largo plazo que necesita tiempo para consolidarse.

¿Cómo se gestionan las diferentes ofertas de plazas, principalmente las que son concertadas? ¿Qué acuerdos existen con los diferentes organismos públicos?

Principalmente, nosotros gestionamos plazas privadas, aunque en momentos puntuales hemos llegado a acuerdos con distintas comunidades autónomas para la gestión en nuestros centros de plazas concertadas. Estos acuerdos pueden variar en función de la comunidad en la que se prestan y aunque los precios están por debajo de los establecidos como privados, suponen un apoyo presupuestario para nosotros a la vez que damos cumplimiento a una necesidad del sector público.

¿Cómo son las relaciones financieras con Santalucía como socio mayoritario de BALLESOL?

Santalucía es un excelente accionista de BALLESOL. Un accionista que ha asumido rápidamente la filosofía y cultura de BALLESOL y que, al mismo tiempo, ha apostado financieramente por el proyecto de expansión y consolidación de la empresa.

¿Qué tipo de inversiones se esperan para los próximos años?

Actualmente hemos comenzado un nuevo proyecto en Cantabria en colaboración con el Gobierno de esta comunidad para la construcción de un nuevo centro con capacidad para cien residentes. Además de esto, iremos acometiendo las inversiones necesarias para el acondicionamiento y mantenimiento de los centros que actualmente tenemos en gestión. Debemos darnos cuenta de que los centros con el paso de los años van sufriendo deterioros y hay que ir renovando tanto el mobiliario como las instalaciones.

Podemos presumir de empresa solvente y con el consiguiente crecimiento planificado

Por lo demás y con la crisis actual que estamos atravesando, nuestro objetivo es consolidar los centros de apertura reciente sin que descartemos nuevas inversiones que encajen en los planteamientos estratégicos de BALLESOL.

¿Qué criterios se siguen para decidir el tipo de inversiones?

BALLESOL tiene una marca y por tanto no podemos acometer cualquier tipo de proyecto que nos planteen y que en estos momentos nos llegan desde distintos puntos de España, sino estudiarlo en función de tipología de centro, capacidad, costes, rentabilidad posible, etc.
Por tanto, antes de acometer cualquier proyecto lo estudiamos minuciosamente fijándonos especialmente en su localización, competitividad y posibilidades de integración en el conjunto de BALLESOL.

¿En una situación económica como la actual, la responsabilidad y la toma de decisiones es fundamental en el presente y futuro de BALLESOL.?

Por supuesto, debido a la situación que estamos atravesando a nivel mundial, las decisiones hay que tomarlas sopesando mucho los resultados que nos puedan aportar.

Cuando se crece tanto como lo ha hecho BALLESOL en los últimos años, ¿qué elementos de riesgo hay que tener en cuenta desde el punto de vista financiero para poder dar cobertura sin problemas a todo lo creado?

Bueno, desde el punto de vista financiero y como consecuencia del plan de expansión tan amplio que hemos llevado a cabo en los últimos años, hay que tener en cuenta entre otros factores, tipología de los centros, capacidad, recuperación de la inversión, plan financiero para acometer dicho proyecto y financiación exterior.

Cuando hablamos de financiación exterior nos referimos a entidades bancarias y hemos visto que en los dos últimos años ha variado considerablemente. En años anteriores gestionabas un préstamo o crédito y lo obtenías con cierta celeridad. Actualmente esto ha cambiado y los bancos solicitan un mayor soporte documental y fehaciente para conceder la financiación y por tanto el proceso se ha ralentizado considerablemente.

¿Cómo en una situación tan difícil en lo económico, BALLESOL puede ser una empresa solvente y en crecimiento constante?

Creo que gracias a los equipos de gestión que mantenemos que constantemente buscan donde afinar los costes sin afectar negativamente a la calidad. Podemos decir que a pesar de los momentos tan delicados financieramente que se están viviendo, BALLESOL actualmente puede presumir de empresa solvente y con el consiguiente crecimiento planificado.