FISIOTERAPEUTAS DE LOS CENTROS RESIDENCIALES DE BALLESOL

0
291

Montse, María Antonia y Jesús tienen muchas cosas en común. Son fisioterapeutas y trabajan desde hace cuatro años en los tres Centros Residenciales que tiene BALLESOL en Zaragoza.

Los tres coinciden en cuál es el objetivo principal de un fisioterapeuta en BALLESOL. “Recuperar y mantener en las mejores condiciones posibles al residente de cualquier patología que afecte a su funcionalidad tanto en el aspecto físico como cognitivo”. En este sentido, María Antonia incide en la importancia de “la colaboración del residente para conseguir una evolución y mejora “sin hacer distinciones entre personas válidas o no”.

“La comunicación, la confianza y el trabajo entre el residente y el profesional debe de ser total, porque al final, estamos hablando de que cada uno debe de colaborar al 50%”, añade Jesús.

En todos los centros residenciales de Grupo BALLESOL existen unos informes y un protocolo previo antes de poner en marcha un programa de Fisioterapia y Rehabilitación. “Lo primero es hacer una evaluación sobre aspectos como el equilibrio, posibles riesgos de caídas, balance muscular y articular del residente”. A partir de ese momento, añade Montse, se “establecen unos objetivos y un tratamiento”. Una vez que se identifican los problemas funcionales en un residente hay que reconocer las pautas a seguir. “Hay personas que están en muy buen estado y sólo necesitan mantenimiento o paseos diarios, otros en cambio, llegan por estancias temporales por una fractura o porque le han sustituido una cadera por una prótesis por desgaste”. En estos casos la rehabilitación puede durar entre tres y cuatro meses, en cambio, “la atención de un paciente con ACV (accidente cerebrovascular) será de por vida”.

La fisioterapia, recalca María Antonia, “no es sólo hacer rehabilitación por un proceso postquirúrgico o postraumático, es mantenimiento, prevención, que posibilita, por ejemplo, la estimulación cognitiva”. Estos aspectos son fundamentales para cualquier equipo de fisioterapeutas de BALLESOL. “El tiempo de recuperación depende de muchos factores, del aspecto cognitivo, de las patologías asociadas… No es lo mismo una fractura con 70 años que con 90, una insuficiencia cardiaca o respiratoria” recuerda Montse. “Hay que pensar que no estamos hablando de un centro de rehabilitación como tal en el que recuperas funcionalmente a un deportista, por ejemplo, a veces la recuperación de una cadera conlleva un tratamiento y un mantenimiento más exhaustivo que el informe que nos llega de un traumatólogo de un hospital”, añade María Antonia.

Las pautas que llegan desde un centro médico o el propio hospital con un paciente que va a recuperarse a un Centro Residencial de BALLESOL suelen ser “muy generales” e indicando los períodos de reposo y de mayor actividad. “Es fundamental que tengamos toda la información posible del paciente que llega a BALLESOL para recuperarle –insiste Jesús- empezando por radiografías para evaluar las fracturas y la evolución más correcta”.

MONTSE es la responsable del departamento de fisioterapia del Centro Residencial BALLESOL Mariana Pineda. Desde que llegó, asegura estar viviendo “una experiencia profesional y social enriquecedora”. Algo parecido le sucede a su compañera en BALLESOL Salvador Allende.

MARÍA ANTONIA mantiene desde el primer día un requisito fundamental, “sin paciencia no puedes hacer nada”.

JESÚS trabaja en el Centro Residencial BALLESOL Puerta del Carmen sabiendo que la diferencia en los programas de fisioterapia y rehabilitación que ofrece BALLESOL, está “en el trato personalizado y la colaboración entre el profesional y el residente”.


PERFILES

Fisioterapeutas de los Centros Residenciales de BALLESOL en Zaragoza (Mariana Pineda, Puerta del Carmen y Salvador Allende)


MONTSE MORENO

BALLESOL Mariana Pineda

En BALLESOL Mariana Pineda hay residentes válidos y asistidos. Un total de diecisiete pasan todas las semanas por diferentes sesiones de fisioterapia, “la mayoría por fracturas, patologías neurológicas (Parkinson, ACV –accidente cerebrovascular-) o simplemente deterioro cognitivo que requiere que se les mantenga activos”.

Una historia de superación:

“La de una persona con deterioro cognitivo (Alzheimer) que lleva desde que entré en BALLESOL y que se entrega cada día en todo lo que hacemos conjuntamente”.

Un consejo al residente:

“Que se le va a hacer una valoración personalizada y que el tratamiento va a ser específico”.

La familia debe de saber…

“Que vamos a intentar mejorar las capacidades y funcionalidad de su familiar en el mejor sitio posible”.


JESÚS GABANDÉ

BALLESOL Puerta del Carmen

En la actualidad trabaja con cuatro residentes en el Centro Residencial BALLESOL Puerta del Carmen, “la mayoría válidos con problemas de caderas y rodilla”.

Una historia de superación:

“La de una monja que estaba destinada en la India y que pasó tres meses en BALLESOL para rehabilitarse de una fractura de cadera con 80 años. Un ejemplo de superación y constancia”.

Un consejo al residente:

“Que con esfuerzo y ganas se pueden conseguir muchas cosas en la rehabilitación sin pensar en las limitaciones”.

La familia debe de saber…

“Un buen apoyo familiar provoca la mejora del residente en todos los sentidos”.


MARÍA ANTONIA CUEVA LÓPEZ

BALLESOL Salvador Allende

La experiencia como fisioterapeuta y el trato profesional la acercaron a BALLESOL hace casi cuatro años. En la actualidad es la responsable del departamento de Fisioterapia en BALLESOL Salvador Allende. La mayoría de las patologías que trabaja con los ocho residentes que requieren sus servicios, son por “aspectos neurológicos y de funcionalidad”.

Una historia de superación:

“Mi primera experiencia con BALLESOL. Una mujer de 70 años con una esclerosis lateral con veinte años de deterioro de la enfermedad. Consiguió rehabilitarse y caminar con el apoyo de un bastón”.

Un consejo al residente:

“Que se mueva, es algo importante y vital en el día a día”

La familia debe de saber…

“Que permitan que sus familiares tengan una buena vida y que entiendan que los profesionales aprecian cosas que tal vez ellos no ven”.

Compartir
Artículo anteriorEXCURSIÓN A LA GRANJA-ESCUELA “LA SALLE DE VALDEMORILLO”
Artículo siguienteOSTEOPOROSIS
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.