HOMENAJE A CANTABRIA

0
447

La mayoría de los residentes de Ballesol Salvador Allende reconoció que alguna vez había estado en Cantabria. Con elogios como “bella y mirando al mar”, “verde y cuidada”, decidieron celebrar el día de Cantabria de una manera original. Primero, dibujando su famosa bandera roja y blanca junto a los más conocidos rincones de la región “como las cuevas de Altamira, Santillana del Mar o el palacio de la Magdalena…”, fueron enumerando hasta desvelar la sorpresa que tenían preparada: preparar un menú típico cántabro compuesto de cocido, bacalao y una rica quesada. Un homenaje para los sentidos.