I CONCURSO DE FOTOGRAFÍA PARA MAYORES

0
107

ORGANIZADO POR BALLESOL Y UDP (Unión Democrática De Pensionistas)

El prestigioso fotógrafo D. Manuel Pérez Barriopedro entregó los premios

El pasado 23 de febrero, Grupo BALLESOL entregó los premios del I Concurso de Fotografía para mayores, una iniciativa enmarcada dentro de los actos de celebración del Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional. El interés por la fotografía animó a más de 70 participantes – jubilados, mayores de 65 años y residentes en Madrid – a presentar instantáneas de temática libre que fueron presentadas en una exposición que se pudo contemplar durante el pasado mes de Marzo en el Centro Residencial de BALLESOL Príncipe de Vergara.

La propuesta de BALLESOL y UDP (Unión Democrática de Pensionistas) con este concurso ha sido la de fomentar la vida saludable y el envejecimiento activo. En este sentido los programas y actividades de Animación Socio Cultural que BALLESOL pone a disposición de sus residentes a través del departamento TASOC, posibilitan el desarrollo personal y el refuerzo de la autoestima. “Es muy importante que los mayores estén ocupados y entretenidos con actividades que no focalicen su atención y pensamientos sobre cuestiones negativas. El objetivo es que puedan dejar atrás las preocupaciones y problemas para ocupar el tiempo libre en actividades que permitan el desarrollo y la relación con otras personas”. En opinión de Javier Gamo, Director de Marketing y Comercial de Grupo BALLESOL, es fundamental que se tenga claro que “ser mayor no significa renunciar a las ganas de pasarlo bien y estar entretenido”.

El I Concurso de fotografía para personas mayores ha sido un buen ejemplo de integración y apuesta de hábitos saludables en este año Europeo del Envejecimiento Saludable y la Solidaridad Intergeneracional. Para BALLESOL y UDP (Unión Democrática de Pensionistas), la fotografía es mucho más que una imagen o un retrato. “Implica actividad, pero también curiosidad, movimiento, inquietud, aspectos que demuestran que los mayores quieren estar implicados en nuestra sociedad –apunta Javier Gamo-. La persona que vive alejada de intereses sociales y culturales, tiene muchas posibilidades de entrar en un mundo de necesidades sanitarias, por depresión, hipocondrías, y demás problemas médicos”.

UN PREMIO,TRES INQUIETUDES

Los tres ganadores de esta primera edición se repartieron 2.750 euros, que fueron entregados por el prestigioso fotógrafo D. Manuel Pérez Barriopedro – ganador entre otros, del célebre premio internacional de fotografía, World Press Foto del Año por la instantánea del asalto al Congreso de los Diputados por el Teniente Coronel Antonio Tejero, en 1981- El jurado valoró sobre todo “el esfuerzo que el autor había querido transmitir en la fotografía”.

El Primer Premio fue para D. Bernardo Álvaro Polanco por “Dos Caras”, una fotografía, que en opinión de Barriopedro, “transmite fuerza y muchas interpretaciones en un rostro”. El Segundo Premio fue para Da. Antonia Poyal Costa por el “Lago de Bañolas”, que aprovechó “un viaje con el Imserso a Girona y un día lluvioso” para plasmar una fotografía con mucha vida y movimiento. El Tercer Premio fue para Da. Carmen Valero Ballesteros por “Dulce Pastelera”, fue realizada durante la celebración de la Feria Medieval de Alcalá de Henarés, y su autora, pretendió “mostrar la dulzura en la mirada de una pastelera sobre un decorado alejado en el tiempo actual”. La espontaneidad en el gesto fue uno de los aspectos que más valoró el jurado en esta imagen.

Estas fotografías y todas las presentadas obtuvieron el reconocimiento de Barriopedro, que animó a todos los participantes a “seguir trabajando, pues la fotografía es parte de nuestras vidas”, y aconsejó “desterrar el miedo a hacer fotos, porque cualquier cosa siempre es digna de ser captada”.

LOS MAYORES Y LA FOTOGRAFÍA

Con más de setenta fotografías expuestas en el I Concurso de Fotografía para Mayores de BALLESOL y UDP (Unión Democrática de Pensionistas) la variedad de técnicas y escenarios han sido unos de los aspectos que más ha valorado el jurado. Para Barriopedro, “las personas mayores han querido transmitir en la fotografía algo tan cotidiano como es la rutina diaria, trabajando sin darle importancia a lo que se mueve alrededor”, cualidades que les hacen ver la vida diferente a los jóvenes. “Los mayores tienen la fortuna de ver la vida de la gente de su edad y la de los jóvenes al mismo tiempo, tienen más experiencia porque valoran más lo que están viviendo ahora”.

La Fotografía también es un motivo y un vínculo de vida saludable por motivos que la hacen inalterable en el tiempo y aconsejable por diferentes motivos:

  • Es una terapia.
  • Mejora la memoria, las emociones, la imaginación.
  • Tiene recuerdos, viajes.
  • La fotografía en papel nunca se perderá porque necesitamos tenerla en un álbum.
  • Vínculo imprescindible que pasa de una generación a otra.

INSTANTES PARA LA HISTORIA

D. Manuel Pérez Barriopedro se hizo mayor a los 14 años, una edad en la que puedes presumir de muy poco. Las necesidades familiares y económicas le llevaron muy pronto a la fotografía. Fue una casualidad, pero la vida se le puso por delante cuando su padre le presentó a un directivo de la Agencia EFE al que le había pintado la casa. Su primer día de trabajo permanece inalterable en la memoria. “Fue el 1 de Noviembre de 1961, lo recuerdo porque no entendía por qué tenía que empezar a trabajar un día festivo y porque iba en pantalón corto, algo normal en los niños de aquella época”.

«Tal vez la reacción anormal fue la mía porque me puse encima de una silla para hacer la fotografía de Tejero»

Una de las misiones del aprendiz -del que lamenta que se haya perdido esta figura en la actualidad – era la de revelar a mano disolviendo los productos químicos uno a uno en un cuarto de baño. Un trabajo artesanal que se ha perdido en la actualidad. “Ya no existe el ingenio del fotógrafo porque no tiene potestad sobre su trabajo, el talento sólo queda para los domingos”. Precisamente esos días eran los elegidos por D. Manuel para plasmar en una instantánea la curiosidad que perseguía con pasión e interés. “Madrid escondía muchas imágenes, muchas fotografías en una calle, en el Retiro, que luego publicaba pero sin la relevancia de los actos políticos, por ejemplo”. La vida de este inquieto fotógrafo empezó a cambiar en uno de los innumerables turnos de noche durante 1977. “Manolo, coge un taxi que algo está pasando en la calle de Atocha”, le dijo el redactor jefe. Entre el tumulto de policías y curiosos pasó desapercibido hasta la puerta de una casa antigua. “Conseguí hacer dos fotografías sin saber lo que estaba pasando. Al día siguiente el asesinato de los abogados de Atocha fue portada en todos los diarios. En ese momento sentí que comenzaba mi carrera como fotógrafo”. No fue el único momento en el que dejó de pestañear. D. Manuel Pérez Barriopedro es recordado por aquella única e inédita imagen del coronel Antonio Tejero en el frustrado golpe de Estado el 23 de Febrero de 1981 o una entrañable fotografía de la Familia Real en los juegos Olímpicos de Barcelona. La primera obtuvo el prestigioso Premio World Press Photo of The Year, y la segunda, el Premio Ortega y Gasset. En su carrete, aún inagotable, quedan numerosas fotografías más, la mayoría, con un premio en el pie de foto.

MANOLO, EL DEL 23F

“La tarde del 23 de Febrero se presentaba de lo más aburrida que recuerdo, era el proceso de investidura del nuevo presidente y llevábamos tres días…”.

D. Manuel Pérez Barriopedro era un fotógrafo más en el Congreso de los Diputados hasta que escuchó unos gritos fuera del hemiciclo y observó cómo un guardia civil golpeaba una de las puertas. Esa fue la primera fotografía que hizo de las once que se quedaron en el carrete que escondió en el zapato para poder salir del Congreso de los Diputados. “La guardia civil requisó todos los carretes y cámaras fotográficas, menos la mía” La película de aquellos hechos llegó rápidamente hasta la redacción de EFE, e “incluso la prestigiosa revista francesa Paris Match llegó a esa misma madrugada a enviar un avión privado para llevarse las once fotografías”, recuerda Barriopedro con la modestia que siempre ha mantenido, incluso cuando recibió el Premio World Press Photo of The Year por la fotografía de Tejero subido al estrado de presidencia con la mano en alto y la pistola. “Fue elegida entre 5.319 fotografías de 915 fotógrafos, el reconocimiento profesional y social superó al económico, que fue simbólico. Este Premio sólo es superado por el Pulitzer”.

Ahora volviendo a ver la fotografía de Antonio Tejero, se puede observar a un grupo de fotógrafos en las escaleras del hemiciclo, enfrente, agachados y sin las cámaras en la mano. “Tal vez la reacción anormal fue la mía porque me puse encima de una silla para hacer la fotografía de Tejero”. Ese instante cambió la vida de D. Manuel Pérez Barriopedro, más conocido entre los colegas de profesión por “Manolo el del 23F”.

EN UN FLASH

La mejor fotografía:

«Está por hacer»

La que más te arrepientes:

«Cualquier cosa relacionada con la tragedia de niños»

Un personaje fotogénico:

«Santiago Carrillo»

Un personaje difícil de fotografiar:

«Manuel Fraga y Calvo Sotelo, casi no tenían gestos»

El fotógrafo español…

«Siempre estará más valorado fuera que aquí»

¿Qué debe de saber un fotógrafo?

«No darle importancia a que una fotografía sea publicada y hacer cosas nuevas cada día»

¿Qué tiene que tener una buena fotografía?

«Que transmita algo»

Lo más bello de esta profesión…

«Haber vivido la época de la transición»

Lo más sacrificado…

«El verse obligado a abandonar a la familia por este trabajo»

Compartir
Artículo anteriorFRÍO Y CALOR
Artículo siguienteLA SALUD BUCODENTAL NO PUEDE SEPARARSE DE LA SALUD GENERAL
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.