LA FAMILIA CONTIGO

0
93

Cuando Dª Pilar y su madre entraron por primera vez en el Centro Residencial BALLESOL Gobernador Viejo (Valencia), sabían que la elección era la correcta. Llegaban bien recomendadas pero esperando sentir esa calidez de la que les habían hablado. “Desde el primer instante aprecié que mi madre estaba tranquila y confiada”. A día de hoy, la afectividad y el cariño son sentimientos recíprocos entre Dª. Pilar, su madre y el grupo de profesionales que les atiende.

Transmitir estos valores es uno de los pilares con los que trabaja Grupo BALLESOL en la prestación de unos servicios de calidad tanto para el residente como a la familia del mismo: afecto y cercanía alimentan la confianza.

¿Cómo me gustaría que cuidasen a mis padres?”. En base a esa reflexión – señala Josefina Mínguez, Directora de BALLESOL Gobernador Viejo (Valencia)- se transmite una implicación y dedicación que satisfaga las necesidades del residente y la familia, pensando siempre en el bienestar de ambos. Para ello “ponemos nuestro trabajo a su disposición y criterio, para que lo observen y valoren desde la transparencia, incluso antes de que el residente decida estar con nosotros”.

¿Qué atractivos va a encontrar la familia en los Centros Residenciales BALLESOL? “La primera sonrisa y caricia entre el residente y familiar es cómplice de que tu trabajo está siendo el correcto”. Conseguir que los sentimientos sigan aflorando en un ambiente idóneo es posible y deseable. La comprensión mutua y el diálogo entre residente/familia y el equipo de Ballesol produce evidentes efectos en el bienestar del residente. “Es deseable que la comunicación sea fluida y sincera entre las partes para que las decisiones sean lo más consensuadas posibles, por eso fomentamos la participación-implicación del familiar en la vida del residente”.

Muchas veces, recuerda Dolores Montejano, Supervisora de BALLESOL Gobernador Viejo, han llegado familiares que quieren seguir vinculados con nosotros por ese anhelo de “participación y  bienestar” que se han encontrado en las actividades y convivencia que aporta cada Centro Residencial.

BIENESTAR y FELICIDAD

La colaboración y disposición de la familia con los profesionales de BALLESOL redunda en estados de bienestar del residente, que “demuestra más alegría y ganas de transmitir ese estado de satisfacción y gozo” que contagia a quienes le rodean, residentes y trabajadores “En BALLESOL se apuesta por las relaciones cálidas, satisfactorias, y de confianza”.

CONFIANZA y SEGURIDAD

Sabemos que la primera impresión es muy importante: es lo que nos diferencia del resto, entre otras muchas cosas”.

Para Josefina Mínguez, saber que el residente y su familia van a estar atendidos por el mejor equipo multidisciplinar –Dirección, Supervisión, Psicología, Médico, Fisioterapeuta…- es un valor de confianza y seguridad en un entorno confortable, estimulante, adaptado a las necesidades de la persona y abierto a su familia.

RESPETO + RESPONSABILIDAD = AFECTIVIDAD

La necesidad de dar y recibir afecto no va ligada, necesariamente, al hecho de cumplir años sino que es una necesidad consustancial al ser humano, tenga la edad que tenga”. “En esta- continúa Dª. Pilar Sanz, Psicóloga BALLESOL Gobernador Viejo- deben de participar Familia y Profesionales en beneficio del residente”.

INTEGRACIÓN

La primera imagen de un Centro Residencial BALLESOL es agradable, visualmente idílica para lo que imaginábamos, reconfortante. “La intención es mostrar una realidad en la que todos participen con actividades diarias que fomentan la integración de todos”. “Hay muchos residentes y familiares que desde el primer momento se sienten implicados e integrados en los hábitos y dinámicas de los Centros Residenciales BALLESOL aunque no hay plazos; paciencia y tranquilidad hasta conseguirlo plenamente”.

La tranquilidad de poder complementar mi vida, rehacer hábitos sabiendo que mi madre está en las mejores manos, fue determinante en mi elección”.

UNA CARICIA PARA TODA LA VIDA

La relación entre Dª. Pilar Arrojo y el equipo de BALLESOL Gobernador Viejo es tan cómplice como un simple guiño. “Después de unos años nos entendemos con la mirada, con un gesto, pero sobre todo con una sonrisa”. El estado de felicidad parece permanente en su semblante, aunque para ello haya tenido que acostumbrarse a ser protagonista. “Quiero agradeceros todo vuestro cariño y apoyo”. La emoción la embarga mientras aprieta una vez más la mano de su madre. “Como familiar me he sentido querida, protagonista desde el primer momento, y lo que es más importante, implicada en el día a día de  BALLESOL”.

Pasa el tiempo,  pero Dª. Pilar Sanz aún recuerda la mejor recomendación que le hizo la Dirección
de BALLESOL Valterna. “Las mejores caricias están muy cerca.

Compartir
Artículo anteriorALAS PARA SEGUIR VOLANDO
Artículo siguienteEUGENI FORCANO
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.