LUZ VERDE AL PROYECTO ADA

0
84

Ballesol participa en el proyecto de Investigación y Desarrollo Tecnológico “Ada. Plataforma abierta de e.asistencia orientada a servicios basados en el contexto”, cuyo objetivo final es el desaroollo de una solución adaptada tanto al ámbito del hogar como al residencial para personas mayores.

En este sistema se utiliza una plataforma basada en estándares abiertos que permite una fácil inserción de sensores, dispositivos, subsistemas y servicios, favoreciendo la autonomía personal y la asistencia, con la posibilidad de adaptación a diversas situaciones en función de las necesidades de la persona mayor que habita en el domicilio. Con este proyecto, se pretende avanzar tanto en la mejora de su calidad de vida como en las condiciones de trabajo de sus cuidadores.

El proyecto Ada, se lleva a cabo en cooperación con un Consorcio constituído por las Instalaciones Inabensa, S.A. (Coordinador y Desarrollador Tecnológico), APIF Moviquity, S.A. (Pyme Tecnológica), la Universidad de Castilla-La Mancha (Centro Público de Investigación) e Intercentros Ballesol, S.A. (Empresa Usuaria). Cada miembro del Consorcio ha asumido la realización de una serie de tareas dentro de su área de especialización, siendo BALLESOL el responsable de la determinación de las necesidades de la persona mayor y de la supervisión de los trabajos ejecutados por el resto de entidades participantes en el proyecto, para su validación final en un Centro Residencial BALLESOL. En este sentido, ha sido en BALLESOL B-60 en Pozuelo (Madrid) donde se ha desarrollado la prueba. El proyecto Ada ha recibido ayudas del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y de la Unión Europea, a través del Fondo de Desarrollo Regional.

Básicamente, el proyecto Ada consta de cuatro elementos. El primero de ellos es la Plataforma Tecnológica de la Vivienda o del Centro Residencial, que a su vez dispone de una red de sensores en el interior del domicilio del centro residencial para detectar automáticamente alguna situación de peligro o emergencia. Estos sensores pueden ser de temperatura, de humo, de gas y monóxido de carbono o de inundación, en cuanto a lo que se refiere a la seguridad. Los relacionados con la salud y teleasistencia son sensores biométricos de medida en cama de respiración y ritmo cardíaco o sensores de presión para controlar posibles caídas o deambulaciones nocturnas. Esta primera plataforma cuenta con una pulsera de usuario, que es un sensor dinámico portado por la persona mayor a modo de pulsera, cuya función es detectar la localización dentro del domicilio o Centro Residencial. Por último, se presenta la pasarela multifuncional que sirve de enlace entre la red del interior del domicilio y el exterior. Además, está asociada a un servicio telefónico y a una pantalla táctil que permite al usuario, a través de una interfaz gráfica sencilla, una comunicación con un centro de llamadas. De esta manera, se logra contactar en tiempo real con personal cualificado, y mantener una conversación sobre su estado de salud o su estado anímico.

El segundo elemento se le conoce como la Pasarela de Acceso a Servicios de e-asistencia. Es un mediador encargado de recolectar todos los eventos procedentes de las redes de sensores de todas las instalaciones Ada, y encaminarlas a los Proveedores de Servicios de e-asistencia que se determinen.

En tercer lugar, la Plataforma Proveedora de Servicios, ofrece una arquitectura completa y extremo a extremo, que cubre todas las necesidades tanto del proveedor de servicios como de los clientes y dispositivos instalados en las viviendas. La Plataforma es capaz de procesar y tratar de forma correcta toda la información necesaria para proporcionar servicios de comunicaciones y seguridad, y permite el control de las interfaces adecuadas para soportar los distintos servicios que forman la Plataforma haciendo posible su gestión de forma sencilla.

Por último, se presenta el Cliente Móvil de la Plataforma de Servicios, desarrollado para el proyecto Ada, ha sido diseñado para PDA y recibe las distintas notificaciones procedentes de la Plataforma Proveedora de Servicios y las visualiza para su posterior tratamiento por parte del usuario, que en este caso es el cuidador.

El proyecto Ada, se ha llevado a cabo de manera satisfactoria en BALLESOL B-60 en Pozuelo (Madrid), tras su fase final de validación con la instalación del sistema completo en un “Apartamento Piloto BALLESOL” durante el pasado mes de marzo. Esta fase tenía que durar al menos un mes para realizar todas las pruebas necesarias y así confirmar el correcto funcionamiento de la solución tecnológica, según los requisitos marcados por BALLESOL. Esta demostración se ha podido desarrollar gracias al residente D. Manuel Córdoba, quien se ha prestado a participar en este proyecto de vanguardia. Este madrileño nació el 22 de Febrero de 1923 y trabajó en una imprenta durante unos años. Más tarde, pasó a formar parte del equipo del periódico ABC. Aunque su vida laboral la enfocó posteriormente al sector metalúrgico, haciendo restauraciones de todo tipo en iglesias, capillas, imágenes, sagrarios forrados en plata y oro, entre otros elementos artísticos e históricos. D. Manuel ingresó en BALLESOL B-60 a finales de 2004. Desde entonces, este residente se dedica a desarrollar una de sus mejores aficiones, que es fabricar maquetas de barcos.

“Con el proyecto Ada se pretende avanzar tanto en la mejora de su calidad de vida como en las condiciones de trabajo de sus cuidadores.”

 

Compartir
Artículo anteriorBALLESOL
Artículo siguienteDESDE MI JARDÍN