MARÍA DEL CARMEN LÓPEZ MORANO

0
830

RESIDENTE EN BALLESOL PARQUE ALMANSA

Carta del Padre Juan

A las tres horas de que el Señor la llamara a su casa, los hijos de Dª. María del Carmen traían una placa de agradecimiento sin límites a todos los que trabajamos en Ballesol, cuidándola con mimo hasta el final.

Era como una abuelita de algodón, siempre sonriendo, cerca de los cien años, con un gesto que le traspasaba la cara y era como su saludo y su acogida.

Amiga de todos, apreciada por todos, mujer sociable. Todos lo hemos sentido y creemos que desde la casa de Dios nos está mirando y sonríe.

Profundamente religiosa. A pesar de que le decían que no se levantase al comulgar, siempre lo intentaba y sobre todo sus hijos y nuera y una gran familia matriarcal, que llenaba de alegría y belleza infantil el salón de Ballesol y su corazón. Todos, hasta biznietos, en torno a una madre y una abuela siempre contenta, nosotros también damos las gracias a esta gran familia ejemplar y hemos cuidado en Ballesol a su madre casi como ellos lo hubieran hecho.

Carta de Dª Lola Soler

Aunque después de lo que ha escrito el Padre Juan sea un atrevimiento por mi parte escribir esta nota al lado de la suya, querría de todo corazón agradeceros en nombre de esta gran familia que es BALLESOL esa placa tan fenomenal que tendremos siempre con nosotros y que además está escrita con tanto sentimiento.

Gracias de todo corazón y gracias por habernos dado la oportunidad de compartir con vuestra madre unos años que aunque han sido muchos a todos nosotros nos han parecido muy pocos.

Creo que fue tan generosa en la vida que decidió ser feliz, porque de esa forma hacía felices a los demás. Yo la recuerdo con la sonrisa puesta todo el día y al darle un beso te transmitía amor.

Cuantas más personas conocemos a lo largo de nuestra vida, por muy diferentes que sean sus culturas, sus creencias religiosas o su estatus social, todos coinciden en un mismo deseo “ser felices y que nos quieran” y eso Carmen lo consiguió gracias a su actitud de generosidad. Como decía George Chapman “una persona feliz es un bien común”.

Por esa razón en esta casa la recordaremos siempre con mucho cariño y diremos de vez en cuando: decía DªCarmen….

De todo corazón mi más sincera enhorabuena a toda su familia y hasta siempre. Esta es vuestra casa.

¡¡¡ BUEN VIAJE YAYA!!!

“Un amor de persona, un referente para todos nosotros”. Las palabras que dedica la directora de BALLESOL Parque Almansa, Benigna Rodríguez a
Dª María del Carmen, las repite desde que llegó esta residente hace 17 años a su casa en BALLESOL.

Compartir
Artículo anteriorLAS MÁQUINAS DE ESCRIBIR
Artículo siguienteCONSÚLTALO CON LA ALMOHADA
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.