NUEVAS DIRECTORAS EN BALLESOL

0
670

Asumir la responsabilidad de ejercer como referente en la prestación de servicios asistenciales y residenciales en España, exige contar con el mejor equipo de profesionales posible. Con la incorporación de un director  en una residencia
Ballesol, se asume una diversidad de compromisos que deben preservar y difundir la filosofía de excelencia y calidad que ha diferenciado la marca Ballesol del resto de grupos residenciales. La llegada de Maika Cortés a la dirección de Ballesol Almería, de Mamen Núñez a Ballesol San Felices de Buelna, de Montserrat García a Ballesol Gijón y de Myriam Incertis a Ballesol Salvador Allende, supone “afrontar el reto laboral y humano más apasionante de nuestras vidas”,  coinciden en resaltar como primera impresión de una experiencia que comienza por adoptar unas funciones que aseguren  el bienestar de los residentes y el compromiso de ofrecer el mejor  servicio centrado en la persona  por parte de los  profesionales de la residencia. “Las responsabilidades que debe de asumir un director en una residencia de Ballesol son todas”, metafóricamente “¡eres el capitán del barco!” explica Maika Cortés, directora de Ballesol Almería, recordando que debes encargarte de “la calidad asistencial que reciban los residentes, la satisfacción de sus familiares, conseguir un equipo de trabajadores comprometidos, planificar los recursos económicos. Está claro que hay que saber delegar, por eso es tan importante contar con un buen equipo”.

DIRCTORA-BALLESOL-ALMERIA.-(I)
Equipo Ballesol Almería junto a su directora, Maika Cortés

«LO QUE INTENTAMOS TRANSMITIR ES LA TRANQUILIDAD DE ENCONTRARSE ANTE UN GRUPO CON MÁS DE 35 AÑOS DE EXPERIENCIA EN EL CUIDADO DE PERSONAS MAYORES»

En la gestión diaria de una residencia Ballesol, confluyen muchos factores pero siempre pensando en situar a la persona en el centro de la prestación de los servicios, desde la comprensión y la valoración de sus circunstancias y de su situación de dependencia. Por encima de la importancia de protocolos, registros y programas, está la persona, el profesional. “Es imprescindible la aportación de los distintos profesionales del equipo, desde la base. Somos conscientes de que una limpiadora es tan importante en la calidad de vida del residente como cualquier otro miembro del equipo multidisciplinar, porque aparte de su labor de limpieza, puede detectar y comunicarnos comportamientos poco habituales en los residentes, dado que los ven todos los días, las recepcionistas, gerocultoras todo/as juegan un papel primordial en la asistencia… A partir de ahí, una buena comunicación y coordinación del equipo garantiza el éxito en la labor de buscar la mejor solución posible en el menor tiempo necesario. En Ballesol cada uno de los profesionales, tiene la función central de cuidar, así lo sienten y así se logra llegar a entender y atender a los residentes con la calidad y calidez que caracteriza a nuestra empresa. Por eso cada uno de los trabajadores de Ballesol tiene una cualificación especial, difícil de sustituir”, explica Montserrat García, directora de Ballesol Gijón.
El éxito de un buen servicio asistencial y residencial depende de muchos factores, uno de ellos –subrayan las directoras- son las relaciones humanas basadas en la confianza. Y este interés debe ser sincero entre la dirección de la residencia Ballesol, los residentes y los familiares. “Considero que el primer paso para entablar una relación entre todos los interesados es mostrarse como una persona accesible. Una figura a la que poder acudir cuando algún tema genere inquietud a las familias y residentes”. Desde la dirección de Ballesol San Felices de Buelna, Mamen Núñez, detalla su impresión de que “cuando alguien se acerca a conocer un centro Ballesol, lo que intentamos transmitir es la tranquilidad de encontrarse ante un grupo con más de 35 años de experiencia en el cuidado de personas mayores. Con unos protocolos y maneras de cuidar sólidamente fundamentados, y a la vez en continua mejora, buscando siempre adaptarse a las necesidades de cada uno de los residentes y familiares”. Si hay una cosa que se valora en Ballesol es la constancia, el aprendizaje, la promoción interna de los trabajadores…. Para Myriam Incertis el conocimiento de lo que significa esta entidad se ciñe a un consejo de Dª. Fidelia Perez Martin: “anticípate a las necesidades del residente, evita el problema antes de que surja”. Desde la dirección de Ballesol Salvador Allende ya trabaja día a día para “conseguir una sonrisa de  satisfacción tanto en los residentes como en mi propio equipo”.

MAIKA CORTES
(DIRECTORA BALLESOL ALMERÍA)

DIRECTORA-BALLESOL-ALMERIA
Está donde un día dejó estas palabras, una reflexión que fue más que una carta de presentación: “desde que tomé contacto con el sector de la tercera edad conocí Grupo Ballesol, y siempre me llamó la atención la preocupación por el detalle y la calidad asistencial… la referencia en este ámbito”. Hasta llegar aquí su formación ha sido inmejorable. Estudió pedagogía en la Universidad de Navarra, realizó un máster en Geriatría y Gerontología por la Fundación Española de la Tercera Edad y la Universidad de La Coruña, y tiene muy presentes los ocho años que pasó como directora en un centro residencial de la Comunidad Valenciana. “Soy muy afortunada por trabajar en lo que me gusta, pero si además lo haces en una entidad como Grupo Ballesol que se preocupa por ti, por tu formación y todo lo que puedas necesitar…no se puede pedir más”. Incansable en alcanzar sus objetivos, comparte uno desde la residencia Ballesol Almería: “promocionar los apartamentos para personas mayores independientes de los que disponemos”.

MONTSERRAT GARCÍA
(DIRECTORA BALLESOL GIJÓN)DIRECTORA-BALLESOL-GIJÓN

El carácter solidario y social define su persona. Montserrat obtuvo la diplomatura en trabajo social por la Universidad de Salamanca. Convencida por el bien común, estaba segura de que las pequeñas cosas eran las responsables de los grandes cambios. Y no se confundió. Ni cuando estuvo como voluntaria en una asociación de minusválidos físicos y psíquicos, ni cuando emprendió un viaje a La Habana para ayudar en el “Asilo de María Inmaculada” a personas mayores con patologías psiquiátricas. A su vuelta realizó un curso de dirección y gerencia empresarial de residencias para mayores, pero fueron unas palabras de
Dª. Loler Soler, presidenta de Grupo Ballesol, las que todavía agradece: “No se puede gestionar un Centro residencial sin conocerlo desde la base”. Y lo hizo. Desde la función de gerocultora, supervisora… hasta la dirección de Ballesol Gijón. “Siento que nuestro trabajo nos aporta mucho más que un sueldo a final de mes”, resume como reflexión.

MAMEN NUÑEZ
(DIRECTORA SAN FELICES DE BUELNA)DIRECTORA-BALLESOL-SAN-FELICES-DE-BUELNA

Esta frase puede que se repita como un mantra en el día a día de Mamen Núñez “Nunca dejas de aprender porque la vida nunca deja de enseñarte”. Estudió trabajo social en la Universidad de León, ha realizado numerosos cursos, presentado talleres, coloquios… “siempre relacionados con las personas mayores y su atención socio-sanitaria”, pero como la experiencia de trabajar en una residencia Ballesol, ninguna. ¿Por qué? “Este grupo residencial se diferencia del resto del sector en el cariño y los “pequeños” detalles del día a día que hacen la vida mucho más agradable a los residentes de los centros y a sus familias”, responde. 2016 lo recordará siempre. La apertura de la residencia Ballesol San Felices de Buelna es un sueño que comparte “con un grupo consolidado y experimentado de profesionales: gerocultoras, fisioterapeutas, enfermeras, etc”. Y como dijo al principio, en continuo aprendizaje.

MYRIAM INCERTIS
(DIRECTORA SALVADOR ALLENDE)DIRECTORA-BALLESOL-SALVADOR-ALLENDE.MIRIAM-INCERTIS-(I)

Empieza por el final por ese carácter tan agradecido y profesional que muestra. “Lo tendré sencillo si me esfuerzo en continuar con el legado que María Ángeles Galdón me ha marcado e inculcado día a día tras ocho años… sus enseñanzas, no sólo enfocadas a la correcta realización de mi trabajo, sino que  han conseguido que sea una mejor persona, más humana y serena”. Vuelta al principio, cursó la diplomatura de Terapia Ocupacional en la escuela de Ciencias de la Salud de Zaragoza, realizó un máster en gestión de centros de la tercera edad, y muy pronto le llegó la oportunidad como terapeuta ocupacional en varios centros residenciales “hasta que Ballesol Mariana Pineda apareció en mi camino en 2008”. Trabajó como Supervisora hasta que meses después pasó a Salvador Allende para desempeñar las mismas funciones. “Desde el primer día que entré la he sentido como mi casa”,  agradece con un beso a todos los que la rodean.

Compartir
Artículo anteriorRECETAS CON DULCE Y CARIÑO
Artículo siguienteARTE EN ACCIÓN
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.