PERSONAL DE MANTENIMIENTO

0
192

Centros Residenciales BALLESOL

«No sólo tienes que aportar soluciones, como persona te exiges algo más, respetar, entender a los residentes y aprender todos los días de ellos»

“Conocimiento, capacidad, actitud y destreza necesaria para desempeñar una determinada tarea”. Cada uno de los profesionales encargados del mantenimiento de BALLESOL escuchó estas palabras el primer día de trabajo. Las competencias que tienen todos ellos sobre el funcionamiento de un Centro Residencial les hacen ser “ángeles de la guarda” al servicio del bienestar de los residentes. A cargo de ellos está la responsabilidad de toda actividad eléctrica, climatización o prevención de incendios. “Controlar las dependencias del Edificio a fin de que en ellas se observe el mayor orden y bienestar es fundamental”. Para ello trabajan cada día desde que se enciende la primera luz del Centro Residencial.

Acaba de terminar de podar uno de los cipreses de la entrada de BALLESOL Pozuelo. “Los arbustos, trepadoras y rosales también hay que podarlos en invierno”. Juan Carlos Navarro, responsable de Mantenimiento, es un madrugador vocacional. Ha revisado las calderas y el sistema de control del alumbrado interior y exterior. “Supervisar las instalaciones, el aire acondicionado y que arranque la lavandería no deben de olvidarse nunca”.

A una hora temprana, Sergio Augusto Silva, responsable de Mantenimiento en BALLESOL Salamanca, revisa atentamente el exterior de las instalaciones. “La imagen de BALLESOL es cuidada, floreada y de respeto a los espacios verdes, algo que agradecen los residentes con consejos y felicitaciones”. El conocimiento del entorno, la capacidad para resolver los problemas les llevan a realizar también “trabajos de carpintería, albañilería o cerrajería. No puedes pensar que todo está hecho – dice Sergio- siempre hay algo que hacer, y si no, preguntas a los residentes si todo está a su gusto”.

El programa de evaluación y control de las instalaciones se revisa todos los días, de manera exhaustiva y con la opinión muy presente de las necesidades de los residentes. No hay día que no me reúna con la directora y Supervisora para evaluar el estado “interior y exterior” en BALLESOL Pozuelo. “No hay mayor felicidad en mi trabajo que ver una sonrisa y un saludo en un residente cuando le pregunto si todo está a su gusto”, asegura Juan Carlos.

A poco más de 200 kilómetros sucede lo mismo. “Nuestro trabajo y responsabilidad es facilitar a la Directora el estado diario de la caldera, de evitar fugas de agua, controlar que las habitaciones están a la medida del residente, que los accesos y pasillos están firmes y seguros…” Sin olvidar uno de los rincones más especiales para residentes, familiares y amigos. “Cuidar un olivo, un rosal, es precioso, y más cuando te comentan que su presencia les da la vida”, comenta emocionado Dº Augusto en el precioso jardín de BALLESOL Salamanca.

UN PERFIL A LA MEDIDA DE BALLESOL

Juan Carlos Navarro
responsable de Mantenimiento BALLESOL Pozuelo, MADRID

Juan Carlos ha sido un trabajador toda su vida. Lleva veinte años en BALLESOL, pero antes, “aunque no lo creas, trabajé levantando las torres Kio y poniendo los forjados y cubiertas”. Ahora –piensa- se apoya en muchos consejos, pero esta vez elige el de un compañero, Carlos Fernández, un referente por los años y conocimientos como responsable de BALLESOL. “Con ganas de trabajar no se deja de aprender”. La paciencia también es una buena herramienta para manejarse en cualquier circunstancia. “Estamos con personas mayores que te hacen cambiar para bien. Aquí aprendes a escuchar, pero también abres tu corazón al cariño que te muestran cada día”. Y es que Juan Carlos no olvida que cada visita a la habitación de un residente para cambiar una persiana, controlar una cisterna o ajustar un cuadro, se convierte en una reflexión para toda la vida. “Cuando entras y ves las fotografías de los residentes cuando eran jóvenes, sientes respeto y piensas… ¡tienen casi un siglo y mantienen la ilusión y felicidad de un niño!”


Sergio Augusto Silva
responsable de Mantenimiento BALLESOL Salamanca

Su historia tiene un principio que no olvidará “por el eterno agradecimiento que la debo”. Empezó trabajando durante muchos años en casa de Dª Lola Soler. De ella tiene el mejor consejo –respetar las ideas- y la mejor referencia de su profesionalidad, la que le llevó a BALLESOL Pozuelo y más tarde a BALLESOL Salamanca. “El sitio da igual, tienes que saber desde poner una bombilla, arreglar una silla de ruedas o pintar una habitación”. Mantenimiento significa muchas cosas, aunque todas se resuman en una. “Ganas de trabajar”. El perfil del profesional que trabaja en BALLESOL es el mismo. “No sólo tienes que aportar soluciones, como persona te exiges algo más, respetar, entender a los residentes y aprender todos los días de ellos”

«Estamos con personas mayores que te hacen cambiar para bien. Aquí aprendes a escuchar, pero también abres tu corazón al cariño que te muestran cada día»

Compartir
Artículo anteriorDª. MARILUZ BARREIROS
Artículo siguienteJOSÉ ANTONIO LÓPEZ TRIGO
BALLESOL
Grupo Ballesol es la empresa dedicada y especializada en la gestión de residencias geriátricas para la Tercera Edad . Desde sus comienzos en 1.980 hasta el momento actual, el Grupo de residencias de mayores es fiel a su compromiso de dotar a sus clientes de los mejores cuidados y atenciones para que se sientan confiados, seguros y satisfechos