SUPERVISORAS

0
498

Centros Residenciales BALLESOL

“Es un privilegio poder encargarme de comprobar que todo el engranaje humano y material funciona correctamente…”

Decía sabiamente una residente de BALLESOL que la Supervisora es como “un Ángel santo de la guarda, compañero de mi vida, tú que nunca me abandonas, ni de noche ni de día…” La oración refleja un sentimiento y un cometido que María, Concepción y María de los Ángeles cumplen cada día como Supervisoras en un Centro Residencial BALLESOL. “El bienestar del residente es nuestro cometido” Para conseguirlo, recuerdan, cada vez “es más importante la familia y los vínculos que se creen entre todos”. Estos comienzan desde el primer instante. “La Supervisora es la encargada de recibir al residente con su familia y presentarles al auxiliar que le va a atender, al médico…” recuerda María, supervisora en BALLESOL Príncipe de Vergara, Madrid. La adaptación e integración del residente es también fundamental y basada en “transmitir seguridad, confianza, veracidad y sinceridad en la relación con la familia-residente”. Sólo así, insiste Concepción, Supervisora en BALLESOL Mirasierra, Madrid se llega al bienestar diario. “Por eso BALLESOL es diferente”, recuerdan. María de los Ángeles, Supervisora en BALLESOL Pontevedra había sido trabajadora social, auxiliar de clínica antes de “entender y comprobar la importancia del factor humano en BALLESOL”. El respeto es tan recíproco que te lleva a la admiración y a darte cuenta de que eres parte de la familia y de la vida del residente.

A través de la dedicación de una Supervisora y del control del Director/a se organizan y supervisan los distintos servicios de un centro residencial. Por ellas pasa desde el mantenimiento, la coordinación de las auxiliares, la información a los familiares, o la comunicación diaria con el servicio médico, psicológico o fisioterapeuta.

Para María, Concepción y María de los Ángeles el estado de ánimo es una actitud tan im-portante como la responsabilidad del cuidado diario al residente. “Una sonrisa, una caricia, una bonita palabra, son el mejor vínculo para ofrecer todo nuestro esfuerzo en el bienestar del residente”. Sólo así pueden valorar el agradecimiento que día a día les deja la palabra del residente de BALLESOL. “De tu estado de ánimo depende el mío, de tus palabras depende mi alegría y de tu amor… depende mi Felicidad”.

¿QUÉ ES PARA TI GRUPO BALLESOL?

Concepción García “Desde que llegué a Grupo BALLESOL hace 20 años cada día te das cuenta que la humanidad existente es un rasgo que le diferencia de los demás. El trato humano se agradece para que te sientas importante y valorada”

María García “Cuando tienes que atender a 190 residentes todos los días entiendes la responsabilidad que tienes para BALLESOL y lo que significa esta Empresa para ti: un escenario de bienestar y confort para crecer como persona”

María de los Ángeles Eijo “Empecé a trabajar en BALLESOL el 23 de septiembre de 2005. Desde ese momento comprobé que BALLESOL es ejemplo de calidad y eficiencia diaria, y un orgullo para mí el trabajar aquí”

 UNA CARTA PARA TI…


CONCEPCIÓN GARCÍA

(BALLESOL MIRASIERRA, Madrid)

Me llamo Conchi y trabajo desde hace 19 años en el Grupo Ballesol. Empecé como gerocultora en Ballesol Majadahonda Madrid, al poco tiempo me promocionaron como auxiliar de medicación, y de ahí me trasladaron para la apertura de Ballesol Francisco de Rojas, Madrid desde donde vine a Ballesol Mirasierra desde hace nueve años para ser Supervisora del turno de mañana…

…Una de las cosas que más me gusta de Ballesol es el cuidado que se hace de los aspectos técnicos, tan importantes a la hora de llevar a cabo una buena atención con los residentes: el cuidado de las ABVD (actividades de la vida diaria), los cambios posturales, las comidas, la higiene, el ocio… Es un privilegio poder encargarme de comprobar que todo el engranaje humano y material funciona correctamente…..


MARÍA DE LOS ANGEL EIJO

(BALLESOL PONTEVEDRA, poio )

Soy Supervisora en BALLESOL Pontevedra, cada día, yo como el resto de personal dedicamos todos nuestros esfuerzos a mejorar la calidad de vida de las personas mayores desde los diferentes puestos. Nuestra meta es conseguir que nuestros residentes sientan que están en su hogar…

….Es muy gratificante para mí el levantarme pensando en llegar a esta casa que es BALLESOL y relacionarme con todas estas personas, compañeros, residentes y familiares que me hacen sentir dentro de una gran familia con la que compartimos todos los días ilusiones, sueños, esperanzas…No lo duden, vengan a compartirlas con nosotros a esta su casa.


MARÍA GARCÍA ORTEGA

(BALLESOL PRINCIPE DE VERGARA, madrid)

Todo comenzó hace 12 años, envié mi curriculum a Ballesol, al poco tiempo me llamaron para hacerme una entrevista personal. Pasaron pocos días y ya estaba trabajando en Ballesol Mirasierra como auxiliar….

… Actualmente en Ballesol Príncipe de Vergara puedo seguir devolviendo a los demás esa felicidad e ilusión que me aportan cada día. A través de mis acciones diarias, cuidados…. en definitiva, todo el conjunto que hace posible que el residente se sienta como en su casa. Aquí te das cuenta que la felicidad se consigue dándonos a los demás.

Quiero agradecer con estas líneas, a toda la gran familia Ballesol, de la cual me siento orgullosa de formar parte en estos momentos.

Compartir
Artículo anteriorENCAJERAS DE BOLILLOS
Artículo siguienteTRAS LAS HUELLAS DE DALÍ
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.