TALLER DEL DULCE

0
167

Los residentes de Ballesol Teatinos aprovechan los talleres de manualidades y laborterapia para elaborar arte con las manos y la imaginación. En las estanterías se pueden observar centros de navidad hechos con material reciclado, muñecas de papel y cartón, joyeros de palillos… en esta ocasión han realizado un taller de repostería para preparar unos “dulces y deliciosas piruletas de chocolate decoradas con fideos de colores, almendras y cocos”, enumeran los residentes convertidos por un día en reposteros.

El éxito de participación asegura la celebración de más talleres del dulce en el que el protagonista seguirá siendo el chocolate.

Compartir
Artículo anteriorFELIZ A SUS 104 AÑOS
Artículo siguienteEntre nosotros