UNA CENTENARIA CON MUCHA VIDA

0
320

Admirada, querida, animada, cariñosa. Estos calificativos se identifican con el espíritu de Dª. Juana, “un amor que irradia felicidad cada día que pasa en Ballesol Olavide” nos dicen las trabajadoras que cuidaban de ella con mimo y detalle en el día de su cumpleaños. Es ya una centenaria con una cabeza privilegiada y un humor “que contagia a los demás”. El día en el que sopló las velas no faltó nadie. Los familiares, residentes, profesionales de Ballesol estuvieron alrededor de ella. “Es un ejemplo de mujer, de vida y de saber estar”, nos dicen los que la conocen. El cantante Chema Reyes amenizó la velada con canciones dedicadas a ella, y los invitados obsequiaron a Dª. Juana con un hermoso ramo de flores.