BALLESOL PONTEVEDRA

0
223

A la Directora de la Residencia que ha acogido a mi padres

Queridos amigos:

Aunque esta carta va, cómo no, dirigida a la Directora de la Residencia que ha acogido a mi padres estos últimos años, escribo en plural porque bajo la dirección de su gestión todos los trabajadores del centro han cumplido una labor que, además de eficaz y profesional, ha sido humana, cercana, y querría que su contenido se hiciese extensivo también a todos ellos. Hay momentos en la vida en los que una persona tiene que tomar una decisión -o apoyar una decisión- que hasta ese momento no había contemplado,  lo cual le produce dudas, angustia, sentimientos encontrados y una profunda reflexión. Incluso sabiendo que ha optado por la mejor solución posible, no puede dejar de todo sentimientos dolorosos y de preocupación.

Si a eso añado la dificultad de la burocracia y de las distintas situaciones que se van produciendo y van  cambiando en poco tiempo,  no es de  extrañar que valore extraordinariamente la talla humana de personas como, por ejemplo, María, cuya actividad como Asistente Social no se  ha limitado a tramitar y resolver papeles, sino que su empatía y su delicadeza hacia mi persona y mis problemas lograron siempre aliviar mi estrés personal y que sintiera la confianza, la seguridad, de saber que podía contar con alguien a mi lado.

Y así puedo hablar del Doctor Paulo Nunes cuya humanidad excede los cuidados médicos del paciente; se preocupa íntegramente por la persona y ese cuidado, ese cariño, ese afecto y esa dedicación los extiende a sus familiares. Todo el equipo de enfermeras son de una profesionalidad y humanidad que me dejó enternecida y agradecida para siempre. Lo mejor es que esos comportamientos –como el de las auxiliares, administrativas, etc- no se deben al sentido de la obligación laboral, sino al sentido de la responsabilidad, al buen quehacer que ponen en su trabajo, y a que nunca olvidan que tratan con personas. Esto último parece obvio y fácil, pero ¡qué difícil!

Le ruego, pues, que haga saber a  los trabajadores de la Residencia que dirige que les quedo muy agradecida y que les felicito por su labor.

Pontevedra, 24 de febrero 2010.

Muchos besos a todos.
Mª DEL CARMEN VÁZQUEZ TRIÑANES.


BUZÓN DE LOS LECTORES

Para participar en esta sección, envíenos sus escritos a:
Avda. M-40 21, 1º 41 28925 – Alcorcón, Madrid
ó por email: info@movet.es ó entrégala en cualquier Centro Residencial Ballesol
Procure que sus escritos no superen la extensión de una hoja