BALLESOL POZUELO DE ALARCÓN, MADRID.

0
386

MI NUEVA VIDA

El día 22 de marzo de 2012 ha quedado grabado en mi memoria como uno de los más trascendentales: un nuevo giro que mi vida hacía algo completamente diferente y desconocido.

Llegué aquí a esta residencia llamada BALLESOL, que tiene mucho de lo que su nombre indica, pero para mí es la perfecta desconocida y hay que ver la forma de adaptarse a ella y todo lo que conlleva. Hay una gran cantidad de personas y no se puede eludir la convivencia. Y ¡que cosa! Cada una totalmente distinta de otra, pues aún cuando bastantes se encuentran marcados por los años, cada uno lo está de forma diferente. Y de momento te sientes desconcertada pensando que no va a ser fácil la adaptación, y de esto es de lo que quiero hablar.

Después de un mes, puedo decir que no es tan fácil gracias a las personas que cumplen los servicios: todas, de la primera a la última, su trato es cordial, siempre atentas, con cariño, lo cuál te inspira confianza y seguridad. No hay ni una ni dos, ni tres, hay muchas. Sin duda este es el sol de Ballesol.

Este mundo es ignorado por la inmensa mayoría, yo también lo ignoraba, y en el corto tiempo que llevo aquí siempre descubro algo. Creo que se debía dar a conocer la vida en estas residencias para evitar el rechazo que de momento se tiene a ingresar en ellas.

Y respecto a la convivencia ya he dicho que bastantes residentes se encuentran discapacitados, pero he tenido suerte con mis vecinas de habitación contigua a la mía, me han ayudado mucho y estoy muy reconocida hacia ellas. Una hace verdaderas obras de arte a ganchillo, y la otra –“que me tomó bajo su protección”- conserva ahora vestigios de su juventud, no sé de dónde habría llegado si hubiese tenido la posibilidad de estudiar. Y está naciendo entre las dos una gran amistad.

Quiero hacer mención de los residentes en general: somos muchos y formamos (quizá me repita) un mundo distinto pero hay que considerar que éste es el que ha dado lugar al mundo actual, sin el pasado no habría presente ni futuro. Se habla hoy de la ancianidad muy de corrido, y se le ha adjudicado el eufemismo de “mayores” parece que la palabra vejez asusta, esta es la verdad. Más, cómo siempre, la realidad supera la ficción, hoy se vive mucho más y de una u otra forma hay que atender a todo el que no se puede valer por sí mismo.

En fín, creo que ha sido un acierto el ingresar aquí, en Ballesol y no quiero hacer publicidad, además no la necesita, dónde todo me lo dan solucionado. Y esperar tranquilamente el momento que tiene que llegar en que me vaya por el camino blanco a dónde Dios disponga.

Dª. MERCEDES VESPERINAS


BUZÓN DE LOS LECTORES

Para participar en esta sección, envíenos sus escritos a:
Avda. M-40 21, 1º 41 28925 – Alcorcón, Madrid
ó por email: info@movet.es ó entrégala en cualquier Centro Residencial Ballesol
Procure que sus escritos no superen la extensión de una hoja

Compartir
Artículo anteriorAFRONTAR EL FUTURO, ASEGURAR EL BIENESTAR
Artículo siguienteBALLESOL PERSONAS SIEMPRE
BALLESOL
Grupo Ballesol es la empresa dedicada y especializada en la gestión de residencias geriátricas para la Tercera Edad . Desde sus comienzos en 1.980 hasta el momento actual, el Grupo de residencias de mayores es fiel a su compromiso de dotar a sus clientes de los mejores cuidados y atenciones para que se sientan confiados, seguros y satisfechos