Victoria Prego

0
3802

Es la nueva presidenta de los periodistas madrileños. Y tras las elecciones de la Asociación de la Prensa, una de las primeras cosas que hizo fue viajar a Asturias para agradecer a los médicos del Hospital Universitario Central de Asturias, HUCA, que le salvaran la vida.

Victoria es una mujer menuda, de mirada penetrante, tan aguda como sus crónicas. Siempre pone el acento en lo que importa y desgrana la opinión ecuánime y certera sobre la actualidad política. Le digo que no venimos a hablar de política, hoy, aunque sea inevitable. Que vamos a prescindir de la actualidad, porque nos interesa la persona, el alma. Saber cómo es. Y para ello, después de una larga conversación, pienso que vamos a empezar por el final. Porque es quizás la mejor manera de conocer al personaje. No puede olvidar el mes de agosto de 2015 cuando sin factores de riesgo aparente, un ictus invadió su cabeza.Las vacaciones veraniegas pasaron de pronto a la asepsia de la UVI.


¿Cómo ves el futuro, Victoria? No lo miro.

¿Así de tajante? Así. Después de lo que he pasado es así. Lo he padecido y eso me enseñó que más vale vivir el presente.

¿Tanto has sufrido? Analiza: primero un cáncer de pulmón, del que parece que no ha quedado nada. Y después, en el verano, el ictus que he superado con una suerte enorme. Suelo decir que he tenido mucha suerte dentro de mi mala suerte. Por eso te digo que el futuro no lo miro. Con lo que tengo es bastante.

¿No temes envejecer? ¡Pero si ya soy vieja! No, no temo envejecer, quizá porque aun no he notado el deterioro… No se si llegaré a eso; a lo mejor me quedo antes. Por eso no planifico el futuro, no lo miro; después de lo que me pasó, me interesa el hoy, ver el hoy, vivir el hoy…

Y a la muerte, ¿la temes? No. Yo diría que no; pero no sé si es mentira. Ahora que lo pienso, algo debo de temer, porque si no, no me pondría nerviosa antes de cada revisión. Siempre me agobio hasta ver qué me dicen. O sea, que si no la temiera estaría igual de tranquila que ahora; pero no lo sé. Hay que ponerse en situación. Yo he visto morir a gente. Y creo que cuando tienes la muerte cerca y con certeza, te llega una serenidad profunda,… Supongo. Creo que se acepta…

EL ICTUS

«Todo el mundo debería saber actuar en caso de un ataque de este tipo. Porque cuanto antes se ataje, mejor solución tiene. Al parecer yo estaba hablando por teléfono. Y digo al parecer, porque me lo contaron. Yo ya no tenía consciencia, cuando, según me dicen, se me cayó el teléfono. Eran las nueve de la noche. La familia reaccionó con toda celeridad y en muy poco tiempo ya estaba en el quirófano del hospital, donde un magnifico equipo médico me estaba extrayendo un coágulo del cerebro.

Insiste en que toda la gente debe saber que ante un ictus hay que actuar con toda rapidez, no esperar a que se pase, acudir de manera inmediata al hospital. Y que deben divulgar los síntomas: si alguien siente que se paraliza un brazo, tiene dificultades para hablar, o se le tuerce el gesto, o un síntoma de este tipo, acuda rápidamente al hospital o llamen al 112.

Es que si a mi no me hubieran tratado con toda rapidez, estaría… qué se yo, con todo el lado derecho paralizado, en el mejor de los casos. Llega sin aviso alguno. Yo creo que no tuve ningún síntoma previo. El ictus puede darle a cualquiera en cualquier momento.

Luego, tras la intervención, en la UVI empezó a darse cuenta de que podía mover la pierna y la mano y que aunque tenía alguna dificultad para hablar, poco a poco fue mejorando.

¿Y hoy? Todo resuelto. Un episodio más de la vida que te enseña, sin duda, a ver el futuro de otra forma, como te decía.

¿UNA NUEVA TRANSICIÓN?

Sin duda Victoria Prego se la conoce entre otra muchas cosas, por habernos sabido relatar la crónica de la Transición Española con detalle y profundidad.

¿Crees que vamos a vivir una nueva transición? En términos jurídicos, no. Una transición es el paso de un régimen a otro. Pasamos de una dictadura de Franco a una democracia, a una Constitución. Y desde luego, no se van a dar las circunstancias para que se produzca un cambio de régimen. Así que transición, como tal, no. Pero si es muy posible que se modifiquen las reglas del juego, que se cambie la Constitución en algunos aspectos, eso sí. Pero eso es evolución, no transición.

A lo mejor a tu pesar se identifica tu biografía periodística con el trabajo sobre la Transición. Desde tu punto de vista, como la experta en este tema, ¿cuáles crees que fueron los puntos clave de aquel proceso?  Yo creo que hay que situar el punto de partida en la muerte de Carrero Blanco. De ahí se parte para la batalla de derribar el régimen. Franco ya es un anciano y se vislumbran dos fuerzas muy enfrentadas: los reformistas que querían la apertura, y el llamado “búnker”. Una batalla que entonces ganan los inmovilistas. Luego, Franco muere y se abre un periodo en el que el Rey, que tuvo que salvar inmensas dificultades a su llegada, tomó medidas de gran riesgo. El Rey no pudo hacer más y realmente se la jugó cuando le hizo llegar a Carrillo el mensaje de que no le agitara la calle para poder llegar a la democracia. Quizá el segundo hito de este proceso fue el cese de Arias Navarro en julio del 76. Y el nombramiento de Adolfo Suárez, que fue acogido con una enorme hostilidad. Fue cuando el Rey dice a los jóvenes gobernantes “obrad sin miedo”. Y así se iniciaron las reformas de una manera acelerada. Llega el referéndum sobre la Reforma Política para abrir la puerta a la democracia que encabeza Suárez. Y quizá uno de los puntos clave fue la entrevista secreta entre Suárez y Carrillo en la que literalmente se jugaban el pellejo tanto Suárez como la propia Corona. Si se llega a saber que se iba a celebrar esa entrevista hubiese sido imposible seguir por ese camino. Y eso fue lo que permitió, por ejemplo, la legalización del Partido Comunista y, por tanto, la celebración de elecciones libres y homologadas por Europa.

Victoria_Prego_08_MG_0497

NO SE HA HECHO JUSTICIA CON CALVO SOTELO

Has comentado en alguna ocasión que los españoles no hemos sido justos con la actuación de Calvo Sotelo. Que se pasa de Suárez a Felipe, como si Calvo Sotelo no hubiera existido… Ciertamente. Y en el fondo es una ruindad por nuestra parte. Calvo Sotelo fue un presidente breve en el tiempo pero que hizo muchas cosas y muy importantes para el país. Piensa que hereda un golpe de estado, que se encuentra con un partido deshecho del que se fue el propio Suárez para fundar el CDS. Pero, por ejemplo, fue Calvo Sotelo el que sometió a la jurisdicción civil a los militares del golpe. Fue él quien realmente cerró el mapa autonómico, porque aunque se culminó después, fue en su época cuando se redactaron los estatutos. También nos metió en la OTAN. Y al final, entregó de una manera impecable el gobierno al Partido Socialista. Eso sí, debe saberse que tras hacer abortar otro intento de golpe de estado que hubo en el 82.

“Uno de los puntos clave fue la entrevista secreta entre Suárez y Carrillo en la que literalmente
se jugaban el pellejo tanto Suárez como la propia Corona.  Si se llega a saber que se iba a celebrar esa entrevista hubiese sido imposible seguir por ese camino”

¿Otro golpe de estado? Sí, bajo su mando los servicios secretos lograron desmontar aquel golpe llamado de los coroneles que no estaba planteado de manera tan chapucera como el de Tejero, sino que se había planificado incluso en términos cruentos, contra el Rey, contra el Presidente…

Es justo reconocer que Calvo Sotelo fue un gran gobernante; muy breve en su mandato, pero muy activo.

Ya que hablamos de presidentes, ¿cuál es tu opinión sobre Zapatero? El peor presidente de la democracia. Buena persona, pero creo que sin talla intelectual que, además, realizó una puesta ideológica que enfrentó a los españoles removiendo todo aquello de la memoria histórica. Y no nos olvidemos de que fue el quien dijo que aprobaría el estatuto que saliera del Parlamento catalán… Yo creo que eso lo dijo pensando que el perdía las elecciones y así le dejaba el conflicto a José María Aznar. Por si fuera poco, dijo aquello de que el concepto de nación era un concepto discutible… Y ya para terminar no se enteró o no quiso enterarse de la crisis, diciendo que estábamos en la “champions” de la economía… No fue un buen presidente, aunque seguramente él no lo sabe. Es una buena persona, eso sí, muy amable, muy comprensivo y en el plano social hizo cosas notables como las normas para la protección de las mujeres o el matrimonio homosexual.

De Felipe González hay una opinión unánime de que fue el gran presidente que modernizó España… Pero sobre Rajoy parece que los periodistas no suelen tener buena opinión en el sentido de que –tú misma lo dices– entrevistarlo lleva a la frustración. ¿Por qué?

Simplemente, porque Rajoy tiene a bien y a orgullo no dar titulares. Es difícil entrevistarle. Evita darte frases llamativas y se congratula de ello, aunque parece que está cambiando.

Victoria_Prego_09_MG_0456

De quién hablamos

Es hija del periodista y dramaturgo Adolfo Prego y su hermano es magistrado del Tribunal Supremo. Tras estudiar Políticas y Periodismo  ingresó en los servicios informativos de TVE. Fue después corresponsal en Londres. A su vuelta, con Joaquín Arozamena hace un telediario muy personal para acabar la jornada en la segunda cadena de TVE. Más adelante, tras el programa cultural El Arte de Vivir se decanta hacia las entrevistas y realiza Españoles, por el que pasaron las figuras de la política, la sociedad y la cultura de aquel momento. En Radio Nacional presenta un informativo diario y en TVE se pone al frente del programa Debate, en l987. Y a partir de ahí empieza a investigar para una serie de documentales sobre La Transición que la ha convertido en una gran especialista sobre el tema. Pasa después por Antena 3 para hacer el programa Primer café. Desde el año 2000 hasta 2005 fue subdirectora del diario El Mundo y desde entonces, hasta mediados de 2015 adjunta a la dirección.

Ahora escribe columnas en ese diario y colabora en distintas tertulias de radio y televisión. Ha conseguido los premios más importantes de la profesión periodística.

TENEMOS UN REY EXCELENTE

En este repaso rápido, dinos qué te parece el Rey… Espléndido. Es un hombre inteligente, muy bien formado y que conoce profundamente los temas que nos afectan. Yo tuve la oportunidad de entrevistarle varias veces, –sin papeles– y es de un talante fuera de serie. Creo que tenemos un Rey excelente. Podría decirte que es más su madre que su padre; no tiene esa campechanía de Juan Carlos, pero es excelente. Y ha establecido además una “zona de seguridad” en torno a la Corona que se nota. Porque si todo el proceso de Urdangarín llega a culminar con la situación anterior, el daño a la Monarquía hubiera sido tremendo. Prueba de ello es que el prestigio de la Corona ha crecido en los últimos tiempos.

PECULIARIDADES ESPAÑOLAS

Has comentado alguna vez que en España se da un fenómeno curioso en relación a Europa. Allí no hay la extrema izquierda que hay aquí, y sin embargo tienen una extrema derecha que no tenemos en España  Sí. Es que se trata de un fenómeno curioso. Inglaterra, Francia, Alemania, tienen una extrema derecha. En España, no. Hay grupos de esa ideología, claro, pero no son una amenaza y no tienen representación parlamentaria. Decir que el PP es extrema derecha, es una tontería. Y sin embargo, sí tenemos una extrema izquierda que últimamente se esta haciendo más visible y que incluso tiene poder autonómico y municipal.

¿Y por qué crees que ocurre eso? Creo que hay una responsabilidad del partido socialista y concretamente de Zapatero. Felipe González había traído una socialdemocracia moderada. Y Zapatero quiso inclinar el partido hacia la izquierda. De ahí salieron esos hijos que acabaron creciendo.

EL FUTURO DE LA PRENSA ES… TENEBROSO

Analiza un poco la profesión periodística… Ya veo el presente tenebroso. Así que imagínate como veo el futuro… Se lee cada vez menos y se ve cada vez más. Quiero decir con ello, que ya hay una forma distinta de conocer el mundo. Estamos viendo ya nuevas formas de periodismo: ya se redacta para el móvil. ¿Con qué profundidad puedes decir algo? Ninguna. Es una aviso, una noticia, un chispazo, sin análisis, sin profundidad.

¿Y en televisión? ¡Hombre!, no quiero decir que todo lo que se hace informativamente en tv no sea periodismo. Pero es verdad que hay muchas cosas que no son periodismo y que se toman como referente. Y eso es un desastre para la profesión. Y como se trata, sobre todo, de que haya audiencia, el camino que lleva es hacia… la basura.

¿Y eso de lo que tanto se habla del “periodismo ciudadano”? Es un invento. Eso de que todos puedan dar la noticia es absurdo. Es que enviar un mensaje diciendo que te han dicho tal o cual cosa, no es periodismo, es chismorreo. La noticia tiene que verse, comprobarse, y tiene que tener detrás un profesional que la garantice, que la avale, que la desarrolle.

Y además todo va hacia Internet. ¿Crees que es lo mismo? No lo sé. Hay quien cree que el soporte no importa tanto y que lo que de verdad interesa es la historia. Pero, ¿con qué medios? El periodismo es caro. Hacer un periódico es muy caro. Y como se dijo siempre, si no lo paga el lector, lo pagarán los poderes. Y la red tiene un problema añadido: cuando publicas una noticia, instantáneamente deja de ser tuya. No hay exclusiva que resista un segundo… ¿Cómo recuperas esa inversión? ¿Por suscripción, cuando has acostumbrado a ver periódicos gratuitos que te “azotan” la publicidad, aunque no quieras? No soy muy optimista.

Y además es que las nuevas tecnologías no van a permitir que se consoliden firmas. No da tiempo a fabricar gente que lleve a los lectores por la garantía y la fiabilidad de quien firma. Eso es cierto… Yo creo que el papel no va a desaparecer. Pero se quedará para una élite que quiera información analizada y desee tener puntos de vista distintos.

¿Y qué te parece eso de que los periodistas estemos en las tertulias opinando de todo? Como si supiéramos de todo, que ya nos llaman “todólogos”. Ese es un problema serio. Yo lo comprendo, porque tenemos que vivir. Pero es evidente que no podemos ser enciclopedias. Y esa opinión supone un abaratamiento y una degradación del oficio. Y es verdad que nos hemos hecho dueños de esas tertulias.

Es que las condiciones de trabajo de los nuevos periodistas es penosa… Sí, ofrecen cuatro euros por un trabajo sin horarios, sometidos todo el tiempo y sin siquiera permitir un criterio propio. Eso es quizá lo más grave, que se fomenta que todos deben asumir el criterio de la dirección. Es muy frecuente. Como si se quisiera ir moldeando a los nuevos para que después sean fieles.

Hay una frase de Juan Luis Cebrián que a mi me impactó mucho que refleja lo que está sucediendo. Dice que hay muchos más periodistas trabajando contra los periodistas que a favor. Por cada periodista que está trabajando para contar historias, hay tres que lo hacen en empresas, instituciones o gobiernos para que no las cuenteEs un drama, ciertamente. Pero tienen que vivir y trabajan en gabinetes de empresas. Hay cada vez más periodistas y cada vez menos medios, más pequeños y más pobres, Algo tienen que hacer. En mi promoción éramos 35. Hoy hay cada año cientos de nuevos profesionales que salen y que no tienen donde ejercer. ¿Te parece poco tenebroso el panorama?

UN TELEDIARIO DISTINTO

¿Qué recuerdas de “Al Cierre”, aquel telediario que ponía fin a la emisión de la segunda cadena, del entonces UHF. Tú y Joaquín Arozamena? La gente decía que era un telediario distinto. Nosotros, o al menos yo, no me di cuenta de que era de otra forma. La verdad es que como no teníamos “autocué” (es esa máquina que refleja en la cámara el texto que vas a decir de manera que sin desviar la mirada de la cámara vas leyendo la noticia), realmente nosotros contábamos las noticias. Era así. Y eso, parece que le daba una frescura distinta. Nos empeñábamos en que toda la información fuera con el sonido original. Y eso quizá el espectador no se daba cuenta, pero sabía que había algo distinto… Fue una época muy bonita.

Bueno Victoria, vaya repaso que hemos hecho… Y tú, ¿cómo te encuentras? ¡Estupendamente! con ganas de trabajar y, afortunadamente, con plena salud

Compartir
Artículo anteriorAventuras y desventuras de una madrileña
Artículo siguienteUn lugar en el mundo
Ramón Sánchez-Ocaña
Ramón Sánchez-Ocaña (Oviedo, 1942) entró en Televisión Española en 1971 y presentó el telediario durante años, pero se hizo famoso con el espacio 'Más vale prevenir'. Después continuó su labor divulgativa en Telecinco, Canal Sur y Punto Radio, entre otros medios, y ha escrito varios libros sobre alimentación, sida y cirugía estética, entre otros temas.