COVADONGA O´SHEA

0
255

Covadonga O´Shea afirma que no hay obstáculos en la vida si sabemos transformarlos en metas. Invita con toda su fuerza a soñar y a ilusionarnos con todo lo que tenemos a nuestro alcance. No tiene temor a nada y consigue sacar adelante con éxito todo lo que se propone. La religión, la familia, los libros, la moda… son los fundamentos de su existencia. Covadonga asegura que la forma de vestirnos

Tengo la enorme suerte de entusiasmarme con lo que tengo entre manos en cada etapa de mi vida…

¿Qué es lo que más le alegra el día, que le digan que es una mujer muy elegante o muy inteligente?
Pienso que la alegría es una actitud interior y muy personal más que una consecuencia de lo que opinen los demás. De cualquier forma si ponemos en la balanza la inteligencia y la elegancia, me quedo con la inteligencia que, sí es auténtica y sin ninguna duda, ayuda a ser elegante.

¿Y que es lo que más le ha molestado o le ha parecido injusto que dijeran de usted?

Tengo la sana costumbre de no acumular datos negativos. Le aseguro que no recuerdo nada en esa línea. Otra cuestión importante es que tengo muchos amigos y suelo llevarme muy bien con quienes me rodean. Si alguien se mete conmigo en la prensa, por ejemplo, me hace gracia y pienso que es su punto de vista y respeto su opinión.

¿Por qué repite tantas veces que hay que apostar por una vida con sentido?
Porque estoy convencida de ello. Me da mucha pena una persona que no sabe para qué está en el mundo o que no se propone metas y objetivos para vivir.

¿En qué medida la vida ha perdido sentido? En verdad, ¿es todo tan deprimente?
Me parece demasiado arriesgado afirmar de forma rotunda que la vida ha perdido sentido. Es verdad que se han perdido o se han desprestigiado valores muy importantes para todos. Pero hay mucha gente estupenda, joven y menos joven, con verdadero empeño en recuperarlos y en devolver su fuerza y su identidad a la familia, a la religión, a la honradez, o la amistad.

¿Tiene nostalgia de valores pasados?
Más que nostalgia, lo que tengo son recuerdos fantásticos de un ambiente familiar de muchos hermanos, primos y de una casa llena de amigos, tanto de mis padres como de todos nosotros. Era algo divertido, simpático, lo que no quiere decir que tengamos que volver a esos años. Estamos en el S. XXI, la vida es diferente, con cosas muy positivas y otras no tanto. No podemos dedicarnos a lamentarnos por el hecho de que pasan los años y que la vida ha cambiado. Pienso que vale la pena aprovechar el momento actual y sacarle todo el partido posible.

“En el mundo siempre han existido personas de una generosidad estupenda y otros desgraciados que actúan movidos por la codicia”

Pero usted, vive las cosas con mucha pasión y con mucha vitalidad.
Sí, en efecto tengo la enorme suerte de entusiasmarme con lo que tengo entre manos en cada etapa de la vida, y eso me ayuda a poner de mi parte todo lo posible para hacerlo de la mejor manera. Me parece que tengo muy poco mérito porque es una herencia de familia: mis padres fueron dos personas excepcionales que nos transmitieron esa forma de ver la vida y de actuar en consecuencia.

Tengo la enorme suerte de entusiasmarme con lo que tengo entre manos en cada etapa de la vida…

¿La soledad del ser humano y la avaricia de muchos pueden ser los dos grandes males de nuestro tiempo?
Pienso que son dos temas que hay que encuadrarlos y enfocarlos de manera diferente. La soledad es dura y triste, en muchos casos, y puede estar ocasionada por el egoísmo de unos familiares o la carencia de amigos en un momento determinado. Sin embargo en sí misma no es un mal. Hay quien añora tener ratos de soledad para pensar, encontrarse consigo mismo, para trabajar o vivir.
Matizo que también en este supuesto puede haber una dosis de egoísmo, tanto en quien elige esa forma de vida como en quienes abandonan a una persona a vivir en soledad. Pero sigo diciendo que no es, en sí mismo, uno de los grandes males de nuestro tiempo. La avaricia es otro cantar. No olvidemos que es uno de los pecados capitales que endurecen a quien a quien se deja llevar de ese vicio. Se han hecho obras de teatro muy buenas como “El Ávaro” de Molière donde se describe a un personaje comido por la avaricia símbolo de todo lo peor que puede hacer un hombre. En el mundo siempre han existido personas de una generosidad estupenda y otros desgraciados que actúan movidos por la codicia.

¿Cuáles son sus claves para construir una vida mejor?
Tener un fundamento espiritual y moral sólido y ser consecuente con los principios de la Ley Natural, que son los Diez Mandamientos, inscritos por Dios en el corazón de todo ser humano.

“No podemos dedicarnos a lamentarnos por el hecho de que pasan los años y que la vida ha cambiado”

¿Siempre tuvo claras cuáles eran sus metas e ilusiones?
Por suerte, y por la educación que he recibido las he tenido siempre muy claras.

Como mujer trabajadora, ¿cuáles han sido las barreras más importantes con las que se ha encontrado?
Aunque puede sonar a cuento chino, no he encontrado ninguna barrera por ser mujer. Todo lo contrario.

¿Qué siente cuando observa que las religiones se han convertido en motivo de grandes conflictos?
Es una pena lo que ocurre. Como dijo en uno de sus viajes a Israel Juan Pablo II, “hay que construir puentes y no muros”.

¿Ve posible una paz entre religiones?, ¿qué le parece el fanatismo?
Esa lucha, que siempre ha existido, en el fondo es una falta de respeto total a la libertad de las conciencias. Hay que enterrar el hacha de guerra y convencerse de que una cosa es defender la verdad y saber que existe una verdad objetiva y otra tratar de imponer esa verdad con un fanatismo que cada vez desune más a los hombres. Por otra parte es muy peligrosa la ola de “ateísmo” progre que está resurgiendo en Europa. El pretender quitar a Dios de la vida del mundo lo único que hace es empobrecer al hombre y al mundo.

¿Es la Fe el gran motor de su vida?
Sin duda.

¿Cuál es el mejor alimento del alma?
Ser consecuentes con esa Fe y vivir de acuerdo con los Mandamientos.

“Me da mucha pena una persona que no sabe para qué está en el mundo o que no se propone etas y objetivos para vivir”

¿De qué grandes triunfos vitales y profesionales más se enorgullece?
Estoy bastante contenta con todo lo que he hecho. Pero, como lo he hecho siempre con muy buenos equipos de gente, no me lleno de orgullo sino de agradecimiento a todas las personas que han trabajado conmigo y de satisfacción al ver por ejemplo que la Revista Telva que inicié hace  muchos años y dirigí durante 27 años sigue siendo número uno en España. Ahora presido y dirijo una Escuela de Negocios para gestión de Empresas de Moda. Está siendo otro éxito porque la gente que trabaja conmigo está echando el resto para sacarla adelante y porque era una necesidad para la industria de la moda.

No podemos dedicarnos a lamentarnos por el hecho de que pasan los años y que la vida ha cambiado
Los libros que he escrito han tenido éxito. Sobre todo el último, “Así es Amancio Ortega” que ya ha vendido cinco ediciones en menos de tres meses y ya va por la 6ª edición. Recomiendo leerlo, no tanto porque lo he escrito yo, sino porque da a conocer a un hombre, hecho a sí mismo, con una idea clara en la cabeza de lo que quería hacer en la vida, mucho trabajo, un afán de superación impresionante y una calidad humana importante, ha conseguido una empresa número uno en el mundo. Está lleno de valores muy necesarios para vivir.

¿Cuál es el legado que le gustaría dejar y cuáles son actualmente sus objetivos profesionales y personales?
Seguir adelante con todos los proyectos personales, familiares y profesionales con la misma ilusión del primer día.

Otros datos de interes

Covadonga O’Shea Artiñano nació en Guecho en el seno de una familia numerosa de la burguesía vizcaína (siete hermanos en total).

Permanece soltera desde que, a los 20 años, decidiera entrar en el Opus Dei como miembro numerario.

Es cuñada del banquero Emilio Botín, presidente del Banco Santander. Estudió Periodismo, además de Filosofía y Letras, en la Universidad del Opus Dei, en Navarra.

Al terminar sus estudios, decidió comenzar su andadura profesional fundando la revista femenina Telva, que se convirtió en la publicación más vendida de su clase en este país.

En 1997 crea el Instituto Superior de Empresas y Moda (ISEM), del que actualmente es presidenta.

También creó la Fundación Tecnomoda. Es autora de varios libros de éxito y ha publicado una recopilación de artículos y entrevistas a personajes famosos.

Desarrolla una intensa actividad como conferenciante en España, Estados Unidos y diversos países de Europa sobre temas como la moda, la prensa especializada, la mujer y la familia, la juventud, los valores, etc.