Dr. JUAN IGNACIO GONZÁLEZ MONTALVO

0
367

¿Qué características tiene el Servicio de Geriatría del Hospital la Paz-Cantoblanco y de qué unidades asistenciales consta?

Es un servicio dedicado a la asistencia especializada a personas mayores cuya atención se basa en la valoración geriátrica integral y en un modelo de trabajo interdisciplinario. En él, además de la asistencia, se realiza docencia médica pre y postgraduada. Las líneas de investigación de sus miembros son los problemas de memoria, la ortogeriatría, los sistemas asistenciales y la valoración geriátrica integral.

El servicio cuenta con unidades de Hospitalización de Agudos, de Recuperación Funcional, de Ortogeriatría, Hospital de Día y Consultas Externas. También existen Interconsultas que solicitan los médicos que tratan a pacientes mayores en otros servicios y los médicos de Atención Primaria. Por último, en los últimos dos años se está implantando un Programa de Coordinación con las residencias del área.

Juan I. González Montalvo es el Jefe de Servicio de Geriatría del Hospital Universitario La Paz, Madrid. también es profesor Asociado de Geriatría en la Facultad de Medicina en la Universidad Autónoma de Madrid. Siendo una de las personas más acreditadas en esta especialidad médica, destaca que “en Geriatría no sólo tratamos enfermedades, también cuidamos de las personas”.

La valoración geriátrica es la herramienta esencial de la Geriatría. ¿Qué influencia tendrá un protocolo integral, individualizado, para detectar y cuantificar los problemas que afectan a la esfera médica, funcional, mental y social de los ancianos? La valoración integral es el modelo idóneo de estudio y tratamiento médico en las personas mayores porque engloba la evaluación de todas las esferas que usted menciona y permite diseñar un plan de cuidados integral dirigido a los problemas detectados en cada una de ellas. En las personas mayores existe una interacción entre esas distintas esferas y es necesaria una intervención integral para obtener el éxito terapéutico. Este modelo de trabajo es una forma de lo que actualmente se llama “medicina centrada en el paciente”.

El aumento en el número de personas de edad avanzada crea nuevos tipos de necesidades y diferente utilización de los servicios de salud y servicios sociales. ¿Qué cree que demanda la sociedad actual en este sentido?

El aumento del número de personas mayores en nuestra sociedad, que es un síntoma de progreso del que debemos felicitarnos, lleva aparejada una mayor prevalencia de enfermedades y, como consecuencia, también de secuelas de las mismas. Además de los servicios sanitarios clásicos, como los hospitales de agudos y las consultas externas, se hace necesario desarrollar sistemas de prevención de la incapacidad y de atención a la cronicidad y la dependencia. Entre los primeros se encuentran las unidades geriátricas de agudos, las unidades de recuperación funcional y los hospitales de día donde el objetivo es no sólo el tratamiento de la enfermedad, sino también la recuperación funcional y de calidad de vida de la persona. Vemos últimamente también centros residenciales con personal entrenado y áreas de terapia bien dotadas que son capaces de asumir esta función rehabilitadora. Respecto a la atención de las personas mayores dependientes, son necesarias más unidades hospitalarias de tratamiento continuado, así como residencias y centros de día.

«“La Medicina centrada en el paciente” es el modelo de trabajo empleado en los servicios de Geriatría y en las residencias que buscan ofrecer unos cuidados de alta calidad»
«“La Medicina centrada en el paciente” es el modelo de trabajo empleado en los servicios de Geriatría
y en las residencias que buscan ofrecer unos cuidados de alta calidad»

El Protocolo de tratamiento para pacientes tras una Fractura de Cadera, realizado en colaboración entre el la Unidad de Ortogeriatría del Hospital La Paz y Grupo Ballesol implica un trabajo interdisciplinario donde los diferentes profesionales (médicos, enfermeras, fisioterapeutas, terapeutas, ocupacionales, trabajadores sociales) interactúan compartiendo objetivos y coordinando sus acciones. ¿Qué otros aspectos destacaría en ese deseo compartido por acercar la excelencia en el cuidado de la salud de las personas mayores?

Este Protocolo pretende adaptar los conocimientos y las prácticas de la Ortogeriatría de agudos a la fase subaguda del proceso para que los profesionales de las residencias puedan estandarizar los cuidados a los pacientes en esta etapa. El Protocolo está basado en las Guías Clínicas internacionales y experimentado en las unidades hospitalarias. El objetivo a alcanzar es la máxima recuperación. Su aplicación permitirá homologar el manejo de esta patología en las residencias. Las áreas en las que hace más énfasis este Protocolo son la recuperación de la autonomía, la mejora nutricional, el control del dolor, la resolución de la anemia y la prevención de caídas y fracturas. Todos ellos son aspectos que se descompensan cuando se sufre una fractura de cadera y su abordaje es prioritario para el restablecimiento integral del paciente.

¿Qué aportaciones cree que se pueden llevar a cabo entre estas dos entidades en el deseo de mantener y profundizar en una misma línea de investigación en este proceso?

En España no hay apenas datos sobre el tratamiento y la evolución de los pacientes con fractura de cadera que se atienden en residencias tras el alta de los hospitales. Puesto en marcha el Protocolo, el análisis de las variables que se incluyen en él permitirá conocer mejor la realidad. Estudiaremos cuáles de las medidas propuestas son las más útiles para mejorar los resultados de los pacientes en el entorno residencial.

Ballesol es referente en el tratamiento de pacientes con problemas de columna, fracturas de cadera o prótesis articulares de hombro, codo, cadera, rodilla o tobillo… ¿qué valor añadido cree que puede aportar Ballesol como “proveedor de soluciones” en el sector asistencial y residencial?

En nuestras sesiones conjuntas de trabajo y visitas a los centros Ballesol en los que se implantará el Protocolo hemos encontrado unos equipos de profesionales motivados con una clara determinación por mejorar la calidad de atención a sus residentes. También nos ha impactado el nivel de las instalaciones de terapia que disponen los centros, lo que es un instrumento muy útil para los pacientes que se tratarán mediante el Protocolo del que hablamos hoy.

LA UNIDAD DE ORTOGERIATRÍA

La Unidad de Ortogeriatría del Hospital La Paz se creó en el año 2007 y en ella ingresan pacientes con fractura de cadera que son atendidos por IMG_5137traumatólogos y geriatras de forma coordinada. Otros componentes esenciales del equipo son las enfermeras y auxiliares, médicos anestesistas, rehabilitadores y fisioterapeutas y celadores. Este modelo de atención ha demostrado los mejores resultados para los pacientes y la mejor relación calidad/coste en el uso de los recursos. Se atienden a alrededor de 500 pacientes cada año. Los objetivos son que el paciente sea intervenido lo antes posible y que obtenga la máxima recuperación funcional. En los últimos años se ha añadido el objetivo de la prevención secundaria de caídas y fracturas. Su actividad ha recibido dos premios, una a la mejor publicación en la Revista Española de Geriatría y Gerontología en 2010 y otra el certificado de la International Osteoporosis Foundation como Fracture Liaison Service.

¿Cómo será la coordinación a realizar para el Protocolo de tratamiento post-hospitalario tras una Fractura de Cadera entre los miembros del servicio de Geriatría del Hospital La Paz y Grupo Ballesol con el paciente geriátrico?

La coordinación inicial y la fase de elaboración nos han llevado unos meses. Junto a la doctora Teresa Alarcón – Jefe de Seccion de Geriatría- hemos realizado una adaptación del protocolo de manejo del paciente con fractura de cadera a la fase subaguda que puede ser atendida en la residencia. Un equipo multidisciplinar de diez profesionales de distintos centros, dirigidos por los doctores Álvaro Cuenllas y Fermín García Gollarte, han estudiado la viabilidad de su aplicación en las residencias y propuesto las modificaciones necesarias. Desde hace dos meses se está llevando a cabo un estudio piloto con el que veremos si es posible aplicarlo. Con los cambios necesarios, será después implantado en todos los centros del Grupo, momento en que esperamos ver ya resultados. De la recogida de datos y del estudio de la evolución de los pacientes obtendremos la primera evaluación objetiva de los resultados.

En la presentación del Servicio de Geriatría del Hospital Universitario La Paz-Cantoblanco se hace alusión a una frase: “no sólo tratamos enfermedades, también cuidamos de las personas”. ¿Qué motivos y recursos cree que va a encontrar el paciente geriátrico cuando llegue a Ballesol?

Creemos que comparten con nosotros esta visión, necesaria en asistencia geriátrica, de ofrecer cuidados y tratamientos a la medida del residente. La atención centrada en el paciente exige que se produzca una adaptación a sus necesidades, y no al revés. En eso consiste no tratar la enfermedad, sino a la persona entera.   

Compartir
Artículo anteriorFRANCISCO J. PAZ HERNÁNDEZ
Artículo siguienteGRUPO BALLESOL Y GRUPO PRESIDENTE, UNA ALIANZA ESTRATÉGICA
Miguel Núñez Bello
Miguel Núñez es un periodista español que ha desarrollado su trayectoria profesional principalmente en prensa escrita y televisión. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó trabajando en Medios Escritos como La AGENCIA MENCHETA, Diario MARCA y LA RAZÓN. Durante su etapa en televisión ha dirigido los servicios informativos de 8MADRIDTV. En la actualidad colabora con las publicaciones del IMSERSO y es redactor jefe en la revista BALLESOL. En 2012, con motivo del Año Europeo de Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, recibió el tercer Premio europeo de Periodismo escrito.