TERESA RABAL

0
1337

“Trabajar y trabajar”. He ahí el secreto de Teresa Rabal: trabajar con ilusión. Transmite en la vida real el mismo entusiasmo que en los escenarios; a pesar de la maldita crisis, prepara gira por toda España con nuevo espectáculo en el Circo de Teresa Rabal, para seguir haciendo felices a los más pequeños y los menos jóvenes. Prepara nuevo disco de canciones infantiles con la discográfica Sony Music. “Estos son los proyectos más próximos”, confiesa a BALLESOL. Pero su entusiasmo se vuelca ante los acontecimientos de la familia: “me siento tremendamente joven y llena de vida, voy a ser pronto abuela de mi hijo Luis, y estoy deseando serlo para cantar y bailar con mi nieto (o nieta). Voy a ser una abuela marchosa…”

Los niños son lo más importante de mi vida, les tengo un gran respeto, y con el mismo respeto trabajo para ellos

Desde su debut en “Viridiana” de Buñuel siendo una niña, hasta hoy, su trabajo en el mundo artístico ha sido profundo y extenso. Con la perspectiva de la experiencia, -casi cuatro décadas cara al público- Teresa Rabal no ha perdido esa humildad de las grandes artistas tras dejar huella en el cine, el teatro, la televisión, el circo y la canción. Al fin y al cabo, el ambiente en que nació, con unos padres actores, condicionó su vocación. “Bueno, tuve la posibilidad de elegir otra carrera; de hecho estudié Filosofía y Letras, hice dos años. Pero pudieron más el teatro y el cine. Y luego la música… El mundo del arte es lo que más me ha gustado en la vida. Nací y me crié dentro de ese mundo y he sido y sigo siendo feliz dentro de él. No me puedo quejar. Es un privilegio… soy una privilegiada por vivir de lo que me gusta”.

EL PESO DE LOS APELLIDOS

El peso de los apellidos Rabal y Balaguer no ha limitado su recorrido profesional; al contrario, ha ampliado sus horizontes: “Me ha beneficiado, estoy orgullosa de ser quien soy, y ser hija de ellos me ha servido de incentivo y de ejemplo. La relación con su madre Asunción Balaguer tras la ausencia del padre es hoy mejor que nunca. “La relación con mi madre es fantástica; vivimos una al lado de la otra, nos llamamos todos los días y nos contamos todo. No digo más”.

Qué queda de la Teresa Rabal que debutó en el teatro con “Vidas Privadas” de Noel Coward; de su paso por “Gigi”, por “La Celestina” o por “La Malcasada”?

Todo, yo amo el teatro, y pienso volver algún día.

De su recorrido por el cine recordamos papeles entrañables en “Los buenos días perdidos”, La vida privada de una señora bien”, “Matrimonio al desnudo” o “Loca por el circo”, con guión y música de Eduardo Rodrigo. ¿Por qué no se ha prodigado más en la gran pantalla?

No lo echo de menos, tanto como el teatro, la música y los niños han ocupado todos mis días y no estoy arrepentida; en estos momentos gozo del cariño inmenso de la gente y eso me emociona y, la verdad, se vive muy intensamente estando emocionada.

DE LOS “DRAMÁTICOS DE TVE” A “VEO VEO”

La actuación de Teresa Rabal en “Los dramáticos de TVE” va de “Los Miserables”, de Víctor Hugo a “Cuatro corazones con freno y marcha atrás” pasando por “Antígona” o “La idiota”. ¿Cómo se ve, aquella época irrepetible de la tele única cuando prácticamente el teatro ha desaparecido hoy con la TDT?

Los “dramáticos” de TVE fueron mi escuela verdaderamente como actriz, tengo un hermoso recuerdo e incluso añoranza de ellos. Fue una época hermosa no sólo para los actores, sino para el público.
Una parte significativa de su carrera se ha desarrollado de cara a los niños. En la retina y el corazón de nuestros hijos están programas como “Veo, veo”, “De Oca a Oca”, “Me pongo de pie”, “Muévete” “Somos los niños” o “La casa de la guasa”. ¿Qué enseñanzas ha sacado de este tiempo dedicado a los niños?

Ojalá en estos tiempos hubiese programas dedicados a los niños como entonces, los niños son lo más importante de mi vida, les tengo un gran respeto, y con el mismo respeto trabajo para ellos.

Entre 1980 y 1995 usted grabó 24 LP s de música infantil con ventas millonarias. ¿Qué recuerda con más cariño de “Una cigarra llamada Teresa?

Recuerdo con cariño el comienzo de una larga carrera dedicada a los niños, pero sin duda la canción que tengo más cariño de todas es “Veo Veo”.

CONCILIAR TRABAJO Y FAMILIA

Como todos sabemos, Teresa Rabal y Eduardo Rodrigo, el cantautor y compositor argentino, contrajeron matrimonio en 1977. Ambos han conciliado trabajo, familia y negocios. Un éxito compartido, como reconoce Teresa Rabal:

Eduardo es quien compone las canciones; de Eduardo son las ideas, el éxito no es sólo mío, es de los dos sin lugar a dudas; sobre todo en el terreno musical e infantil. Me pregunta por la conciliación familiar y las prioridades, sí, ha sido fácil conciliar el trabajo y los negocios con la familia; hemos trabajado siempre juntos sin ningún problema. Nuestros hijos se han criado con nosotros, hemos adaptado el trabajo a la vida familiar y no ha existido el divismo entre nosotros. Con respeto todo es posible.

Una de las cosas de las que más orgullosa se siente es de sus hijos: un compositor, Luis Rodrigo Rabal y una escritora y cineasta, María. En un mundo tan competitivo y desalmado como el actual ¿cómo vigila sus caminos?

Les dejo plena libertad, pero con una gran comunicación, son chicos listos y trabajadores, y además no son niños de papá; sabrán salir adelante, estoy segura. Ahora estamos encantados con esa buena nueva del nieto (o nieta) de Luis. No lo sabemos todavía. Será muy bienvenida a la familia.

TERESA RABAL NOS CONTESTA A ESTE DECÁLOGO DE PALABRAS CON OTRA PALABRA

  1.  Amistad – Regalo
  2.  Paro – Rabia
  3.  Crisis – Más rabia
  4.  Guerra – Horror
  5.  Hambre – Pena
  6.  Emigración – Respeto
  7.  Circo – Amor
  8.  Creación – Derechos
  9.  Esperanza – Necesidad
  10.  Sueño – Imprescindible

LABOR SOCIAL

Las actividades de Teresa Rabal se desarrollan en todas direcciones. Y que no se reducen al teatro, la televisión, el circo o la canción. Pocas personas conocen que diseña ropa para niños y hasta no hace mucho ha mantenido abiertas varias tiendas donde se vende calidad y estilo:

Bueno, yo no soy diseñadora; creo, eso sí, que tengo buen gusto para vestir a los niños. Las tiendas Teresa Rabal están cerradas debido a la crisis. Una pena. Esperemos que la crisis pase cuanto antes.

La Fundación Teresa Rabal intenta ayudar a los niños que se interesan por las artes escénicas

Háblenos brevemente de los objetivos de la Fundación que dirige… y de los Premios “Veo, Veo” en su dimensión nacional e internacional.

La Fundación Teresa Rabal que dirijo otorga becas de estudio dentro de la música, la danza y las artes escénicas para niños; realiza trabajos sociales con inmigrantes, y con niños con problemas de dependencia. Para ello tenía un festival llamado “Premios Veo Veo” subvencionado por las diferentes instituciones españolas. Pero llegó la crisis y también afectó a la Fundación, esperemos que dentro de poco pueda seguir su trabajo.

EN PLENITUD

Estamos llegando al final de la conversación y no me resisto a preguntarle por una curiosidad. Usted lleva años recorriendo la geografía española con un circo con malabaristas, payasos, trapecistas, equilibristas… todo, menos animales, ¿por qué?

Voy a serle sincera y coherente: porque considero que los animales deben estar en su hábitat y hacer lo que su propia naturaleza les pida. Antiguamente el circo era una muestra de malformaciones humanas, y era una crueldad. La muestra de animales es en parte lo mismo. Y sobre todo, porque el espectáculo no lo necesita.

Teresa Rabal es una dama otoñal. En este ocaso de la primavera está estupenda. Está feliz. Se siente en plenitud. Y esa magia la contagia sus interlocutores. Sin adicción a las dietas, ni al deporte, se mantiene en plena forma y sin perder nunca la sonrisa.

De joven he hecho mucho deporte: ballet, y gimnasia rítmica, principalmente, pero ahora no hago nada. Camino mucho, eso sí, pero me hago dos funciones diarias, casi moviéndome como cuando era jovencita, y me siento tremendamente joven y llena de vida.

Para una mujer nacida en Barcelona, amante de Murcia y criada en Madrid, ¿qué sentimiento le produce la palabra España?

Es mi tierra, amo su olor, sus gentes, su gastronomía, sus paisajes. Es mi tierra y me siento muy bien aquí.

Una actriz y cantante a la que le duele la crisis, el paro, la inmigración y que siempre se agarra a la esperanza y a los sueños. Una mujer solidaria y trabajadora.


EL ADN DE TERESA

Hija de los actores Francisco Rabal y Asunción Balaguer. Tía del actor Liberto Rabal.

  • 1961.– Debuta en el cine con tan solo 9 años de la mano de Luis Buñuel en la película Viridiana.
  • 1967.– Se incorpora a la Compañía de Carlos Larrañaga y María Luisa Merlo. Ha trabajado a las órdenes de directores de la talla de Fernando Fernán Gómez, Jaime de Armiñán, Mario Camus, Jaime de Armiñán o Pedro Lazaga. Formó parte de la época dorada de TVE en espacios como Estudio 1 y Novela.
  • 1980.– Publica su primer disco destinado al público infantil. Ha grabado 24 LPs y ha vendido más de un 1,5 millones de copias.

De su filmografía destacamos Loca por el Circo, Esperando a papá, El casto varón español, Matrimonio al desnudo, Ambiciosa, Españolas en París o El alcalde de Zalamea

Su gran pasión, además del teatro, ha sido el circo y, en especial, los niños. Es toda una psicóloga infantil. Nadie como ella ha llegado al corazón de los pequeños con cuentos como La Gallina Esdrújula y El Gallo Catalino y canciones como Me pongo de pie o El Grillo y La Cigarra. Teresa Rabal ha puesto la voz en estas composiciones en las que su marido Eduardo Rodrigo ha puesto siempre letra y música. Teresa – Eduardo es el dúo artístico más duradero y fructífero del panorama musical español. Tienen dos hijos: Luis y María. Un matrimonio en la cumbre desde hace más de seis lustros.

Compartir
Artículo anteriorCONVENIO ENTRE BALLESOL BARCELONA Y EL CLÍNICO
Artículo siguienteCUMPLEAÑOS
BALLESOL
Grupo Ballesol es la empresa dedicada y especializada en la gestión de residencias geriátricas para la Tercera Edad . Desde sus comienzos en 1.980 hasta el momento actual, el Grupo de residencias de mayores es fiel a su compromiso de dotar a sus clientes de los mejores cuidados y atenciones para que se sientan confiados, seguros y satisfechos