¡CELEBRANDO CONTIGO!

0
127

En un mundo muy complejo como el que vivimos, tiene profunda belleza saber que aún celebramos y disfrutamos de las cosas sencillas, que mantenemos la sensibilidad por ellas, y que no nos olvidamos de todas aquellas pequeñas cosas que nos hacen la vida más feliz, a nosotros y a todas las personas que nos rodean, y que dan sentido a nuestra existencia.
El pasado día 1 de Octubre, hemos celebrado el Día Internacional de las Personas Mayores, con lemas tan profundos como “envejecer con orgullo”, que a la postre implica que el hecho de envejecer no solamente no debe constituir una carga para la sociedad, sino una contrapartida de generosidad por todo lo que nuestros mayores nos han dado, y qué mejor forma de celebrarlo, que compartir vivencias y experiencias con todos nuestros Residentes Ballesol, demostrándoles nuestro más profundo cariño, respeto y valoración.

SABER VIVIR, CUIDAR, CREAR, COMPARTIR, ÉSTAS SON LAS PALABRAS QUE ME VIENEN A LA CABEZA, CADA VEZ QUE RECUERDO ÉSTA ESPLÉNDIDA JORNADA VIVIDA CON  NUESTROS RESIDENTES BALLESOL

Desde Ballesol este Día tan hermoso, lo hemos celebrado como un evento de participación de todos ellos, y con la mayor solemnidad posible. Fue en el Club de Campo Las Encinas, y si es cierto aquel dicho que dice que “quien tuvo retuvo”, la prueba más palpable de todo ello es la presencia de todos nuestros Residentes engalanados con sus mejores modelos, realzando el protagonismo de los mismos, y posibilitando aquel día quede para siempre en nuestra memoria, por su calor humano que entre todos conseguimos dar a dicha celebración.
Estuvimos acompañados en todo momento también por todo el personal de Ballesol, Directores, Tasoc (Técnicos de Animación Sociocultural), Terapeutas ocupacionales y otros colaboradores, estábamos celebrando éste día tan especial, a los que también hemos de festejar en un día tan memorable por su entrega y dedicación en el día a día, y que hacen que Ballesol sea un fenómeno único de convivencia y de respeto hacia nuestros mayores.
Cabe señalar que la organización del acto fue perfecta, con toda clase de actos y celebraciones, donde cabe recordar especialmente le sesión llevada a cabo en el salón de actos, donde fuimos amenizados por nuestro gran pianista, que nos dio la ocasión de cantar y disfrutar juntos de cada momento de dicha velada.
Este mismo día, los niños afectados de cáncer para los que trabaja con tanta constancia e ilusión la Fundación Aladina recibieron una colaboración económica , fruto del trabajo y la iniciativa de 200 de nuestros Residentes, pertenecientes a doce centros de Ballesol en la Comunidad de Madrid.
Todo lo elaborado de manera altruista por los mismos se vendió en los mercadillos solidarios establecidos por esta noble causa, y lo recaudado fue destinado íntegramente a “los programas de voluntariado, terapias lúdicas y apoyo psicológico
que la indicada Fundación tiene en marcha en varios hospitales públicos de la Comunidad de Madrid para ayudar a los niños enfermos de cáncer”.
Por primera vez, lanzamos más de 200 globos de Helio, con el lema “Mucho que aportar a la sociedad”, en contra de la discriminación por edad, demostrando una vez más que Ballesol, en su compromiso de un envejecimiento saludable, con la mayor capacidad funcional, aporta mucho valor a la vida de nuestros Residentes.
Saber vivir, cuidar, crear, compartir, éstas son las palabras que me vienen a la cabeza, cada vez que recuerdo ésta espléndida jornada vivida con nuestros Residentes Ballesol, pero sobre todo jamás olvidaré la ilusión que todos pusimos y compartimos para que aquel día fuera un día inolvidable, y realmente lo fue. Gracias a todos por hacerme, por hacernos tan felices.

Compartir
Artículo anteriorCOLORES
Artículo siguienteBalón de Oro