ENTRE NOSOTROS

0
117

Estimados amigos,

Es cierto que todos los años se cumplen aniversarios, unos más celebrados que otros pero todos ellos cargados de satisfacción, pero también es verdad que hay algunos aniversarios que tienen un significado especial porque suponen la culminación de toda una etapa de nuestra vida.

En Ballesol nos encontramos celebrando algunos de esos excepcionales aniversarios. El año pasado recordamos que ya habían transcurrido veinticinco años desde que abrió sus puertas nuestro Centro de la calle Gobernador Viejo en Valencia. El año próximo nos acordaremos de que hace ya cuarenta años de la constitución de la sociedad Ballesol. Y mientras tanto este año tenemos una doble celebración: Ballesol-Pozuelo cumple veinticinco años desde su apertura y Ballesol-Majadahonda lleva treinta y cinco años prestando atención residencial a Personas Mayores.

Este es para todos nosotros un año muy especial. Porque lograr mantener un proyecto empresarial en funcionamiento durante treinta y cinco años es ya un éxito por sí mismo. Saber que más de 40.000 Personas Mayores, y sus familias, han depositado en nosotros su confianza es un motivo de satisfacción y orgullo. Poder participar en una empresa que mantiene en la actualidad más de 3.000 puestos de trabajo estables es ver una aspiración satisfecha.

Ya tenemos años suficientes como para poder mirar al pasado y valorar el camino recorrido, y cuando hago ese ejercicio sigo observando a Ballesol como un proyecto construido sobre unos sólidos valores y principios, sobre una manera especial de concebir la atención a las Personas Mayores y sobre la clara determinación de que es el respeto de esos valores, de esa filosofía, de esa manera de hacer las cosas que aprendimos hace treinta y cinco años en Ballesol-Majadahonda la que nos ha permitido llegar hasta donde estamos y disponer de una base sólida para acometer nuevos proyectos en el futuro.

Y también cuando miro hacia atrás veo a todas las personas que han contribuido a que Ballesol sea lo que hoy es, a todos los profesionales que con su esfuerzo y dedicación han construido Ballesol y por los que siento un gran respeto y a los que dedico mi agradecimiento porque me parece de justicia reconocer que sin todos ellos Ballesol no sería lo que es, una referencia en la atención a las Personas Mayores que inspira confianza y tranquilidad.

Un fuerte abrazo,