ENTRE NOSOTROS

0
190

Estimados amigos,

Calidad en los productos. Calidad en los servicios. Calidad se ha convertido en un término, en un concepto al que desde hace ya mucho tiempo todos dedicamos nuestra atención y que se ha instalado definitivamente en el sector de atención residencial a las Personas Mayores: la calidad de la atención que les prestamos. Calidad que, en mi opinión, debe abarcar todas las áreas que cubren las necesidades de la persona que precisa nuestros servicios. La calidad está en las instalaciones, en los profesionales, en los programas de atención, en los procesos para llevar estos a cabo, y en el conjunto de los distintos servicios que ofrecemos: hoteleros, sanitarios, ayudas personales, terapias, animación, etc.

La experiencia y el conocimiento de la Persona Mayor y de sus necesidades son fundamentales a la hora de aportar garantía de servicio y de cuidados. Por supuesto también es clave el número de profesionales necesarios, y la especialización de los mismos, para llevar a cabo esas tareas cada vez más complejas debidas al incremento de la esperanza de vida de nuestros Residentes y de sus crecientes necesidades de atención y, por consiguiente, de recursos.

La calidad en la alimentación es un aspecto fundamental en la calidad de vida del Residente. Una adecuada nutrición es fundamental a lo largo de toda nuestra vida pero, sin duda, en los momentos en el que por efectos del paso del tiempo nos hacemos más frágiles, el equilibrio en este aspecto es de vital importancia. Cubrir las necesidades dietéticas y nutricionales, hacer apetecible la comida y evitar la monotonía son elementos clave de esta actuación.

Prestar la atención debida al entorno en el que se proporciona la atención y a la calidad de las instalaciones. Podemos pensar que esto es menos importante pero la calidez y el confort de las instalaciones también son otro aspecto fundamental en la vida de nuestros Residentes. No debemos pasar por alto la ubicación del Centro, un aspecto a veces olvidado pero no por ello menos importante. Los Mayores deben estar en entornos que les sean conocidos y reconocibles, lo más cerca posible de sus familiares y amigos, porque favorecer las visitas que puedan recibir es también un aspecto que incide en la calidad de vida del Residente.

Seguro que todos estaremos de acuerdo en todo lo mencionado. Está claro que los ingredientes necesarios son conocidos por todos. Pero como en cualquier receta la calidad de los ingredientes es condición necesaria para la obtención de un resultado sobresaliente.

En Ballesol el elemento fundamental que asegura la calidad de nuestros servicios ha sido, desde hace más de 35 años, la satisfacción de Residentes y familiares porque, si esa satisfacción no se logra, todos los esfuerzos que hayamos hecho no habrán servido para alcanzar el objetivo fundamental: que los destinatarios de nuestros servicios vean cubiertas sus expectativas y sus necesidades.

Esta es la calidad de servicio por la que quienes conformamos Ballesol, Profesionales, Accionistas, Consejo de Administración, hemos siempre apostado. Y así lo vamos a seguir haciendo.

Un fuerte abrazo,