ENTRE NOSOTROS 30

0
251

La receta del éxito

Estimados amigos,

Esta mañana he llegado a la oficina contento. Ayer inauguramos nuestro centro número 45. Todavía me sigo preguntando cómo ha sido posible llegar hasta aquí. Y en estos acontecimientos, en estos momentos en los que tenemos la oportunidad de estar todos juntos, es donde la duda se despeja totalmente.

Por supuesto la primera responsable de que estemos todos hoy formando esta familia que es BALLESOL es nuestra Presidenta y mi madre, ¡¡Doña Lola!! La vocación de atención a nuestros mayores ha sido siempre su objetivo desde que fundó esta Empresa hace más de treinta años. Creo que todos estamos de acuerdo en que esa fuerza, compromiso y humanidad que ella tiene, está en mayor o menor medida en cada uno de nosotros y sigue siendo el referente de nuestra compañía.

Claramente y como pasa en la cocina, los mejores platos no se hacen sólo con un ingrediente. Hay algunos que sólo tienen un producto principal, pero en los guisos más exquisitos el resultado final depende de más de uno. Que fácil es tener siempre la seguridad de tener a alguien que, dentro de tu inexperiencia, te va a dar siempre las claves para realizar la mejor elección, y que difícil ha sido para un cabezota como yo aceptar que me podría haber equivocado tantas veces si él no hubiera estado ahí, siempre oculto pero siempre presente. Evidentemente me estoy refiriendo a mi padre, Don Santiago Vivas.

Ayer, mientras la presidenta hablaba de mí en su discurso inaugural, tengo que reconocer que me sentía realmente orgulloso de todas aquellas personas de BALLESOL que tenía delante, y la realidad es que sus palabras iban para todas esas caras que la escuchaban ilusionadas, y también, para el resto de personal de BALLESOL que no estaban allí y que día tras día cuidan con todo su cariño y vocación a nuestros mayores.

Creo sinceramente que lo que yo percibí en ese momento es la auténtica receta del éxito de BALLESOL y ahí estábais todos vosotros que sois, en realidad, los ingredientes más necesarios y más importantes para que este proyecto sea lo que es y que, con toda seguridad, seguirá siendo en el futuro.

Es ésa la razón de mi optimismo en estos tiempos de crisis, y a esa razón me voy a seguir agarrando siempre que vosotros me lo sigáis permitiendo.
Un fuerte abrazo.


IGNACIO VIVAS SOLER

CONSEJERO DELEGADO DE GRUPO BALLESOL