ENTRE NOSOTROS 29

0
179

No perdamos nunca nuestros valores

Estimados amigos,

Corren tiempos difíciles. Todos tenemos metida en el cuerpo esa sensación de que todo por lo que en esta vida hemos luchado se puede ir al traste en el momento más inesperado. Llegar a esta situación no ha sido fácil y de todas las comunidades de seres vivos que existen en este planeta sólo la raza humana tiene esa capacidad autodestructiva, donde se produce el cóctel explosivo de instinto de supervivencia e inteligencia que es capaz de arrastrarnos a una situación tan incierta como en la que estamos inmersos. Todo ha sido válido en estos últimos años de vertiginoso crecimiento y, en este largo y –en apariencia–idílico camino hacia la riqueza económica, se ha pagado un precio muy alto en la desaparición del tesoro más importante que todo ser humano debería tener. No me refiero a otra cosa que los valores… y éso, ¿qué es?, se preguntará alguno. Para mí, la respuesta es sencilla: es una combinación de elementos que en la vida te aclaran las decisiones sencillas y las complicadas, te ayudan a entender las situaciones con las que la vida te asalta cada día, con ellos puedes comprender a las personas y al mundo que te rodea y, además, cuantos más valores tienes y eres más fiel a ellos, más feliz eres y mejor duermes. Pues bien, os preguntaréis: si todo lo que te aportan los valores son cosas positivas, ¿por qué estamos actualmente en esta crisis de valores?

Sólo se me ocurre una respuesta: la gente no lo debe saber.

Leyendo estas líneas, algunos se plantearán a qué viene esta reflexión. Simplemente, porque cuando observo Ballesol, intento adivinar el motivo por el cual, en esta situación, no estamos hundidos sino que seguimos adelante incluso con más ganas si cabe, creando empleo cuando no se oyen otras noticias que la destrucción masiva del mismo; me pregunto cómo seguimos ilusionados con nuestro día a día, cómo nuestro ánimo no decae a pesar de las múltiples adversidades fruto de la complicada situación económica…, encuentro claramente la respuesta en el párrafo anterior.

Desde su nacimiento, hace ya 30 años, Ballesol ha sido una empresa con una sólida base de valores compartidos por todos los que formamos parte de manera orgullosa de esta compañía: vocación de servicio, humanidad y atención a nuestros mayores.

Ánimo para seguir luchando y en todo momento y especialmente ante la adversidad no perdamos nunca nuestros valores.

Un fuerte abrazo.


IGNACIO VIVAS SOLER

CONSEJERO DELEGADO DE GRUPO BALLESOL