CAFÉ SOLUBRE

0
328

La idea de tomar café sin necesidad de poner una cafetera es la que motivó a la creación de este producto, también denominado en España Nescafé, como el nombre de la marca de uso generalizado. En realidad el café soluble es un grano de café en polvo que se disuelve instantáneamente en líquido.

Los procesos para convertirlo en soluble suelen ser dos: Atomización: realizando el café y evaporando el agua o Liofilización: tras hacer el café se congela y después se extraen las partículas de café. El soluble también se puede adquirir en versión natural, torrefacto o mezcla, o bien descafeinado, aunque éste tiene algo de cafeína de un 0,12% a un 0,3%, ya que para quitar la cafeína del café se someten sus granos a lavado con agua, lo que implica que se quita una gran parte de la cafeína pero no toda.

La forma adecuada de prepararlo es colocar al fondo del vaso una cucharadita por cada 100 o 125 ml en el fondo de la taza la cantidad de café y echar por encima el agua casi hirviendo o la leche muy caliente, de esta forma quedará perfectamente disuelto. No hay que olvidar que el café soluble tiene caducidad, ésta debe figurar claramente en la etiqueta, por lo cual debe comprarse el tamaño que se calcule que puede tomarse en el tiempo preferente de consumo.

Debe conservarse bien cerrado, si es posible en tarro hermético en lugar fresco, seco y oscuro. Se comercializan algunos cafés solubles efecto crema. También hay que tener en cuenta que el café soluble suele tener más cafeína que el café normal, debe consultarse la etiqueta. Además de para hacer café, el soluble se puede utilizar para postres, tostados de algunas aves, chocolate y cremas, sobre todo las que se realizan con frutos secos.

Compartir
Artículo anteriorMICKY
Artículo siguienteLA FERIA DE CÓRDOBA
Eva Celada
Nací en Palencia en 1958. Estudié Derecho aunque lo dejé en Tercero. Escribo desde que era una niña: me encantan las palabras… también la cocina y, sobre todo, comer bien. Soy optimista y alegre, trabajadora e inquieta. Tengo algunos sueños, pero vivo con pasión el día a día.