LIDIO NIETO

0
272

Filólogo, periodista, fotógrafo y polifacético entra en el mundo del vino al participar en la construcción de un hotel en La Granja de San Idelfonso y descubrir el mundo de la hostelería, lo que le llevará a crear una bodega en la Ribera del Duero.

BODEGA SOLTERRA ROA (BURGOS)

El vino es tradición; sin embargo sólo los que innovan permanecen ¿Cómo lo explica?

Pues de manera muy sencilla: la tradición sin actualización, sin puesta al día, sin innovación, sin sensibilidad hacia el cambio que, querámoslo o no, se produce, es tradición que languidece y termina por morir. Yo diría que solo el que cambia permanece.

Los especialistas dicen que el vino es la bebida más culta, y cabría añadir que también la más saludable, ¿por qué entonces cada vez tomamos menos vino en España?

Las causas son múltiples: unas tienen que ver con la legislación prohibitiva; otras con cambios de costumbres; tal vez de modas. Pero yo no soy pesimista en este asunto. Creo que tal vez se beba menos (eso dicen las estadísticas), pero más selecto. Y, sinceramente, pienso que cada vez el pueblo español entiende más de vinos y bebe mejor.

¿Los bodegueros han perdido la batalla del consumo del vino entre los jóvenes a favor de la cerveza? 

No creo de ninguna manera, que ésta sea una batalla perdida. Considero que hay espacio para ambas bebidas y que el vino se irá consolidando en determinados ámbitos como elemento de distinción.

¿Con qué espíritu se hacen los vinos Solterra?

Con la pasión por la tierra y las cosas bien hechas. Conscientes de que un buen vino es un orgullo que queremos compartir.

¿Se puede ser objetivo con un vino cuando uno le ve nacer?

Es difícil, pero hay que intentarlo. Yo creo que uno nunca tiene que perder la capacidad crítica, porque es lo único que te hace avanzar. Y el amor no está o no debería estar reñido con esa capacidad crítica.

¿A qué saben sus vinos?

A música celestial. Y por eso, quien los prueba repite.

LA CATA

ALTO DE LOS ZORROS 2009

D.O Ribera del Duero


Uva: Tinto Crianza, 100% Tinta fina (Tempranillo), procedente del Término municipal de Roa, Burgos, con 14 meses en barrica de roble francés y  trasiegos cada cuatro meses para finalmente reposar 6 meses en botella antes de salir al mercado. 14% Vol. Alcohol.


Cata: De color rojo cereza picota. Limpio, muy brillante, con ribete de color violáceo y capa alta. En nariz es largo y complejo, con frutas maduras, cerezas, fresas, moras de zarza y sensación a especias con vainilla. En boca es largo con recuerdos a regaliz, fruta y frescura con notas anisadas.


Gastronomía: Armoniza con asados de caza, guisos de carne y cortes de vacuno mayor a la parrilla, potajes de legumbre y calderos de pescado potentes.


Temperatura de servicio: 14-16ºC


Precio: 12 euros.


TE INTERESA SABER

La cámara de aire entre el tapón y el vino es lo que lo hace envejecer. Es aproximadamente un centímetro tanto en las botellas de medio, las estándar y las magnums, por ello es importante que al sacar el tapón, esté limpio y seco salvo los dos milímetros de contacto con el vino.

Compartir
Artículo anteriorPAN CASERO
Artículo siguienteBELÉN FRANCO
Eva Celada
Nací en Palencia en 1958. Estudié Derecho aunque lo dejé en Tercero. Escribo desde que era una niña: me encantan las palabras… también la cocina y, sobre todo, comer bien. Soy optimista y alegre, trabajadora e inquieta. Tengo algunos sueños, pero vivo con pasión el día a día.