AGUSTÍ TORELLÓ MATA

0
191

Cuando Agustí Torelló Mata creó su bodega hace cincuenta años, ni se podía imaginar que llegaría a ser una de las más prestigiosas del país, tampoco que un día sus cuatro hijos formarían parte de aquel sueño, ni que su cava Kripta llegaría a obtener 96 puntos en Parker, la máxima puntuación obtenida jamás por un cava en la más importante guía de vinos.

¿Es usted un bodeguero de vocación?

En mi casa eran sastres y músicos. A los trece años me decidí por el mundo del vino, y fue un acierto. Tiene mucho trabajo pero cada año es distinto, hay que estar pendiente de muchas cosas, pero también te da muchas ilusiones. Quién me iba a decir que iba a ser Presidente de los Bodegueros de Cataluña cuando empecé. Para mí es una vocación que sigo manteniendo.

¿Siempre quiso tener una empresa familiar?

Así se han dado las circunstancias y estamos muy contentos, nosotros hacemos todo el proceso de elaboración del vino, y cada uno de mis hijos tiene un cometido, el que ellos estén me ha permitido, por ejemplo, dar la vuelta al mundo viendo vinos, eso te da una visión muy interesante.

¿Por qué aconsejaría cava y no champagne?

No lo aconsejaría, porque la comparación es difícil, ambos vinos tienen burbujas, pero también son diferentes. Hay malos champagnes también, lo que ocurre es que en Francia saben vender muy bien sus productos, un buen cava no tiene nada que enviar a un buen champagne.

¿Un buen cava como Kripta?

Si, es un cava muy de aquí. La selección de uvas la hacemos con viñas de más de cincuenta años, cuidamos mucho la crianza, es el mejor producto jamás producido en el mundo del cava.

¿Cuándo tomarlo?

En las veinticuatro horas del día si hay buena compañía, su momento estelar es con una buena comida, se adapta muy bien, tiene cuerpo, hay cavas para todos los gustos y momentos, a un aperitivo le va bien un cava más joven, pero Kripta es perfecto para la comida.

¿Sigue siendo el invierno la época en la que más cava se vende?

Si, cuando más se vende es de cara a las Navidades, una gran parte lo consumimos en España y el resto lo exportamos a Israel, Japón, Sudáfrica, Alemania, Inglaterra…
Sus cavas son reposados y maduros, ¿los recomienda para la madurez de la vida?
A la gente mayor le gusta mucho el cava, bebido con moderación es muy agradecido, ese pequeño carbón que lleva dentro da una sensación muy agradable. Con una copa de cava se puede disfrutar mucho, yo tengo setenta y cuatro años, y desayuno cada día con cava, me tomo un bocadillo de jamón y dos copas, no hago excepción ni sábados, ni domingos. Los que dicen que les sienta mal el cava es porque mezclan, lo toman al final de la comida y antes han tomado otros vinos.

¿Ante el 2010 por qué brindaría?

Brindaría para que todo el mundo tuviera trabajo, porque la gente pueda vivir dignamente.

LA CATA: KRIPTA Brut Nature Gran Reserva


Tipo de vino: Cava  (48 meses de crianza mínima en botella)


Graduación: 11,5% Vol


Sensorial: Color pajizo, con burbujas finas y persistentes, lentas en su evolución. En boca es impio, franco y afrutado, con buena complejidad. Destaca la sedosidad de su espuma sobre un fondo vainilla, fruta madura y tostados.


Gastronomía: Por su estructura y crianza es ideal para acompañar cualquier tipo de comida: caviar, ahumados, pescados salseados, carnes, foies y quesos curados.


Conservación: Servir entre 7 y 8º.


Presentación: Cada botella se presenta numerada, en estuche individualizado y con la información sobre origen del viñedo, variedades y fecha de degüelle.


Precio: 40,54€

Compartir
Artículo anteriorBALLESOL LA VICTORIA CELEBRA LAS FIESTAS PATRONALES
Artículo siguiente¿SABEMOS RECICLAR?
Eva Celada
Nací en Palencia en 1958. Estudié Derecho aunque lo dejé en Tercero. Escribo desde que era una niña: me encantan las palabras… también la cocina y, sobre todo, comer bien. Soy optimista y alegre, trabajadora e inquieta. Tengo algunos sueños, pero vivo con pasión el día a día.