GAZPACHOS MUY RICOS Y SALUDABLES PARA EL VERANO

0
81

Uno de los platos que más se reconocen fuera de nuestro país es el gazpacho, que como tal no es una receta, es una técnica que consiste en la emulsión con aceite de diferentes productos hasta conseguir una crema, por lo tanto, en verano podemos hacer muchísimas recetas de gazpachos o cremas frías que resultan fáciles de tomar incluso aunque no tengamos mucho apetito, que con frecuencia se pierde con el calor. Fáciles de hacer ya que en la mayoría no se precisa ni encender el fuego y muy económicos porque admiten muchísima variedad de ingredientes. Dietéticamente el gazpacho es un diez gastronómico, tiene grasa vegetal saludable, acidez para combatir calores e infecciones, hidratos de carbono y vitaminas. Un plato de gazpacho puede constituir una comida única si se le añaden proteínas, por ejemplo jamón o huevo duro picado. Se cree que los primeros gazpachos se preparaban con pan, vinagre, aceite y ajo, también en ocasiones con almendra, cebolla y otras verduras, el rojo surgió con la llegada del tomate de América, popularizándose ya en el siglo XVII y XVIII.

La variedad de gazpachos, dependiendo en muchos casos de las zonas, es casi infinita. Su utilización en lugares más calurosos es la consecuencia de su capacidad refrescante a la vez que nutricional, siendo el elemento base el aceite que debe ser de oliva virgen extra con una acidez de entre 0,2º y 0,5º. Una vez realizado se mantiene como máximo en el frigorífico de dos a cuatro días, si se precisa más tiempo, será necesario congelarlo. Un gazpacho tradicional andaluz se realiza batiendo un kilo de tomates maduros, un pepino, una cebolla grande, dos o tres pimientos verdes, un diente de ajo, cien gramos de pan candeal de dos días antes, cuatro partes de aceite de oliva por una de vinagre, agua y sal. Se puede poner todo junto o se pueden batir primero las verduras y el pan y después emulsionar con el aceite. Algunos cocineros, echan el aceite al final y lo baten manualmente. Entre los gazpachos tradicionales que podemos realizar se encuentra: el ajoblanco que lleva almendra; la porra de Antequera que lleva huevos duros; el de tomate y pimiento choricero; el zoque que lleva tomates y almendras; la panocha o gazpachuelo, el de cilantro y lechuga; el de melón o el salmorejo entre otros, ya que en cualquier zona de España se hace un gazpacho diferente.

Compartir
Artículo anteriorHISTORIAS
Artículo siguienteTODA LA VIDA ES SUEÑO Y LOS SUEÑOS SUEÑOS SON
Eva Celada
Nací en Palencia en 1958. Estudié Derecho aunque lo dejé en Tercero. Escribo desde que era una niña: me encantan las palabras… también la cocina y, sobre todo, comer bien. Soy optimista y alegre, trabajadora e inquieta. Tengo algunos sueños, pero vivo con pasión el día a día.