LAS ENSALADAS

0
173

Reciben su nombre de la palabra sal, que junto con el aceite y el vinagre se utilizaba en la antigüedad para aderezar platos. En la actualidad se entiende por ensalada la mezcla de hortalizas y otros productos y pueden ser desde entrantes, acompañamientos o plato único. Existe una gran variedad de lechugas que pueden utilizarse. Su conservación es sencilla si se guardan las hojas en la zona de verduras del frigorífico envueltas en papel de cocina para que mantengan su humedad o en recipientes de plástico con respiración creados al efecto. Una vez lavadas las hojas, antes de ponerlas en la ensalada, hay que secarlas escurriéndolas en un cestillo o envolviéndolas en un paño de cocina. Son muy saludables para el verano. Las de hoja se componen especialmente de celulosa y de un 94% de agua en las que están disueltas las vitaminas y sales minerales de potasio y calcio. Las ensaladas admiten diferentes combinaciones con arroz hervido al que se puede añadir hortalizas crudas y cocidas, maíz, embutidos o pescados y se puede aliñar con mayonesa o salsa rosa. Las de pasta están riquísimas si se añaden vegetales troceados, pescados ahumados, jamón cocido o atún. Las ensaladas son una buena alternativa para tomar legumbres cuando suben las temperaturas, ya que con huevo duro, pimiento crudo y una vinagreta están riquísimas. Muy popular es la campera hecha con patatas, tomate troceado, pimiento, cebolla y huevo duro. Hay una versión alemana que le incorpora ahumados y eneldo además de salsa de nata. Cambiar de aliño es muy aconsejable porque así no se cae en la monotonía. El aliño francés, por ejemplo, lleva aceite, mostaza y un poco de azúcar o miel.

Compartir
Artículo anteriorJOSE MANUEL PASCUAS
Artículo siguientePERSONAL DE RECEPCIÓN
Eva Celada
Nací en Palencia en 1958. Estudié Derecho aunque lo dejé en Tercero. Escribo desde que era una niña: me encantan las palabras… también la cocina y, sobre todo, comer bien. Soy optimista y alegre, trabajadora e inquieta. Tengo algunos sueños, pero vivo con pasión el día a día.