CóRDOBA: UN VIAJE POR SU HISTORIA

0
158

El valle del Guadalquivir es la principal vía de comunicación de Andalucía. Después del 711 d.C. los árabes, que adoraban las aguas corrientes, se asentaron en la orilla del gran río y fundaron la capital de Al-Ándalus en el antiguo emplazamiento de la Córdoba romana. A partir del año 786 empezaron a construir la mezquita. Este edificio se convertirá en un lugar sagrado, único e impresionante, ya que fue mezquita y ahora alberga la catedral de Córdoba. En el S. X Abderramán III se proclamó Califa y convirtió a Córdoba en un reino independiente de Damasco y en la ciudad más importante de Europa, con casi un millón de habitantes y más de mil mezquitas. Es impresionante entrar a la ciudad desde la Torre de la Calahorra, hoy es el museo Vivo de Al-Andalus. El paseo en otoño es muy agradable ya que pueden visitarse los famosos patios llenos de geranios, bugavillas y claveles. Interesante es también la visita al Palacio de Viana que es la unión de varios edificios y cuenta con algunos de los patios más hermosos de la ciudad. Al atardecer “la ruta de las Tabernas” lleva a sonidos a flamenco entre el bullicio de la gente. En cada rincón hay algo que ver, quizá por ello decía Lorca en el Romancero Gitano: “Aunque sepa los caminos, yo nunca llegaré a Córdoba“.

Compartir
Artículo anteriorTRAS LAS HUELLAS DE DALÍ
Artículo siguienteDESCANSO Y SILENCIO
Eva Celada
Nací en Palencia en 1958. Estudié Derecho aunque lo dejé en Tercero. Escribo desde que era una niña: me encantan las palabras… también la cocina y, sobre todo, comer bien. Soy optimista y alegre, trabajadora e inquieta. Tengo algunos sueños, pero vivo con pasión el día a día.