PALACIO DE ARANJUEZ

0
330

Para sentirse como un príncipe

Fue durante siglos residencia de monarcas españoles desde los tiempos de Felipe II y remodelado y ampliado en el siglo XVIII por Felipe V y sus sucesores, convirtiéndose en un bellísimo palacio a orillas del Tajo. La visita se inicia en la Plaza de Armas desde la que se accede al vestíbulo principal del Palacio. Hay unas escaleras pero también un ascensor restringido a personas con movilidad reducida. Muy atractiva y fácil de recorrer es la exposición de muebles, trajes de orfebrería, carros y objetos diversos utilizados por la realeza española. No hay que perderse las habitaciones del rey que sólo pueden visitarse de forma guiada y los jardines. Hay baño adaptado. www.patrimonionacional.es