AÑO INTERNACIONAL DE LOS BOSQUES

0
112

Un año para la vida

Los tenemos alrededor, los vemos 365 días al año, pero muy pocos saben que este 2011 es el Año Internacional de los Bosques. El 20 de diciembre de 2006, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución por la que se declaraba 2011 Año Internacional de los Bosques, con el objetivo de concienciar a la opinión pública de que los bosques son esenciales para la sostenibilidad del planeta debido a los beneficios económicos, socioculturales y ambientales que proporcionan.

Es decir, con este año se persigue aumentar los esfuerzos de recuperación y conservación de las masas arbóreas mundiales y recordar que son parte esencial del desarrollo sostenible del planeta.

Los bosques, que todavía cubren más del 30% de todas las tierras del mundo, contienen el 90% de la biodiversidad terrestre conocida y aproximadamente el 60% de toda el agua del planeta proviene de áreas boscosas. Se calcula que alrededor de 1.600 millones de personas dependen directamente de los recursos forestales para su supervivencia.

Proteger los bosques

¿Por qué hay que proteger los bosques? Diferentes instituciones y ONGs aportan una razón para concienciar a cualquier habitante del planeta:

  1. La FAO asegura que cada año desaparecen más de 13 millones de hectáreas de bosques en todo el mundo, una superficie equivalente a la cuarta parte de la península Ibérica.
  2. Ecologistas en Acción insiste que la transformación, explotación y degradación de los bosques siguen por senderos insostenibles que se convertirán en irreversibles a medio plazo.
  3. Los bosques vírgenes, conservados en su estado original, desaparecen a gran velo cidad en todo el mundo. Conocidos como bosques primarios, cubren un 10% de la superficie terrestre, aunque se estima que cada año se pierden o modifican unos seis millones de hectáreas.
  4. Greenpeace asegura que sólo se conservan el 20% de los bosques primarios originarios, que el 80% ya se ha destruido o alterado y que el 20% restante está en peligro. Los árboles singulares, algunos con más de mil años de edad o del tamaño de un rascacielos, tampoco disfrutan de una mejor situación.
  5. Son el hogar del 80% de la biodiversidad mundial de plantas y animales y, por ello, su destrucción pone en peligro la supervivencia de muchas especies. Los bosques tropicales son el caso más extremo, debido a la gran cantidad y variedad de seres vivos y a las deforestaciones masivas que padecen.

Bosques en España

En España, la mitad de la superficie forestal está desarbolada y la actividad humana amenaza la calidad biológica de los bosques que perviven. Así lo señala el informe “Los bosques que nos quedan. Propuestas para su restauración”, elaborado por expertos de la organización conservacionista WWF y de la Universidad Autónoma de Madrid:

  1. España es el país de Europa más rico en especies forestales, con la excepción de Rusia y los países escandinavos.
  2. Existen 105 especies diferentes de árboles autóctonos, aunque sólo 80 especies forman bosques propiamente dichos.
  3. Según el Inventario Forestal español, España posee más de diez millones y medio de hectáreas de superficie arbolada.
  4. Si excluimos los cultivos forestales y la baja densidad de arbolado, sólo un tres por ciento de nuestro país puede considerarse bosque denso en el que podamos realmente perdernos.

En Galicia y Asturias cabe destacar Las Fraguas do Eume (La Coruña). Es uno de los mejores bosques atlánticos de Europa con especies endémicas de gran importancia, aunque el árbol predominante es el roble, seguido por el abedul, el sauce y el aliso. El Bosque de Somiedo (Asturias) es la muestra de los ecosistemas de la Cordillera Cantábrica, es decir, uno de los últimos refugios del oso pardo en España y hábitat de una abundante fauna de aves y mamíferos. El Bosque de Muniellos y Hayedo de Hermo (Asturias) es uno de los paisajes boscosos más impresionantes de España. Este recorrido por el norte de España continúa hacia Cantabria, destacando Hayedo de Saja y Robledal de Ucieda; un Parque Natural que abarca 7.000 hectáreas. El Señorío de Bertiz en Navarra es un bosque ajardinado con numerosas especies arbóreas introducidas, que posee más de 2.000 hectáreas de frondosa vegetación declarada Parque Natural. Y el bosque de hayas, conocido como Bosque de Irati, también se encuentra en Navarra.

Los bosques son el hogar del 80% de la biodiversidad mundial de plantas y animales

Ordesa y Monte Perdido en Huesca es un Parque Nacional, donde se encuentran glaciares y extensos bosques con la presencia escasa de bucardos y quebrantahuesos. Monstseny en Barcelona es un bosque de tipo mediterráneo, atlántico y subalpino. Puertos de Beceite en las provincias de Tarragona,

Castellón y Teruel es uno de los bosques mejor conservados de España, según ADENA. Los bosques de Castilla y León y Madrid resaltan los Picos de Europa, los Bosques de Brañosera, Valsaín (Segovia) y el Tejera Negra y Montejo de la Sierra en Segovia y en Madrid. Castañar de Hervás (Cáceres y Salamanca), Monfragüe (Cáceres) y Bosques del Alto Tajo (Guadalajara) completan el listado de bosques de Extremadura y Castilla La Mancha. Ya en el sur, hay que mencionar Sierra de Segura (Jaén), Los Alcornocales y la Sierra del Aljibe (Cádiz y Málaga), Pinsapares de Grazalema y Sierra de las Nieves, declarada Reserva de la Biosfera, (Cádiz y Málaga) y Sierra Morena (Córdoba, Jaén, Sevilla y Huelva). Las Islas Canarias cierran este completo recorrido por los bosques españoles, señalando el Bosque de El Canal y los Tiles en la Palma, siendo una masa de laurisilva de 500 hectáreas, declarada Reserva de la Biosfera. El Parque Nacional de Garajonay en La Gomera es declarado Patrimonio de la Humanidad.

Las residencias BALLESOL están ubicadas en puntos estratégicos de las ciudades, pero otros centros gozan de estar en un enclave natural que purifica a cualquier persona, como es el caso de BALLESOL Pontevedra en Poio. Este Complejo Residencial tiene una superficie total de 6.307 m2, y dispone de 133 plazas residenciales tanto para las personas mayores con plena autonomía como para las personas en situación de dependencia física y/o psíquica. Su entorno natural está repleto de vegetación y bosque. Se puede contemplar la sierra de Ancares, con endrinos, rosas, zarzas, espino blanco y acebos.