EL TORO DE OSBORNE CUMPLE 57 AÑOS

0
277

EL TORO DE OSBORNE, UN SÍMBOLO NACIONAL

LA MADUREZ DE LA MARCA  ESPAÑA

España. 1956. El poeta español Juan Ramón Jiménez es galardonado con el premio Nobel de Literatura. El Real Madrid gana la primera edición de la Copa de Europa de fútbol. Nace Televisión Española y Sofía Loren y Cary Grant ruedan en España “Orgullo y pasión”. La imagen de este país se relanza con las vallas publicitarias del conocido brandy Veterano. Nace… el Toro de Osborne. Un símbolo, una figura de madera que dos años más tarde es reconocible en las carreteras españolas por sus cuatro metros de altura y los cuernos pintados de blanco.

El primer toro con la publicidad de Osborne se levanta junto a la carretera N-1 en Cabanillas de la Sierra (Madrid).

En 1961, la chapa sustituyó a la madera y el animal creció hasta los siete metros. El estirón llegó un año después cuando dos leyes franquistas obligaron a situar los carteles publicitarios a 125 metros de las autopistas y autovías. El toro creció hasta alcanzar los 14 metros de altura (lo que equivaldría a un edificio de 4 plantas), pesando 4.000 kilos y una superficie de unos 150 m².

¿AMOR, CARIÑO, NOSTALGIA?

Hasta llegar a ser reconocido entre 1994 y 1997 como “herencia cultural y artística” por El Congreso de los Diputados y reconocido como imagen que supera el sentido publicitario y comercial por el Tribunal Supremo, el Toro de Osborne ha mantenido su imagen impecable.

Hoy en día existen 90 Toros de Osborne repartidos por la geografía nacional y 62 en México. El Toro es reconocido no sólo por los españoles, sino por personas de todo el mundo. Al hablar del significado del Toro, Tomás Osborne, actual Conde de Osborne afirma que “El Toro representa el trabajo de varias generaciones pero simboliza la autenticidad, la pasión, la fortaleza, la libertad, el deseo de permanencia y la serenidad” que mira desde lo alto de un cerro en mitad del campo.

DISEÑO DEL SÍMBOLO DE OSBORNE

La marca fue siembre una sencilla tipografía, y no fue hasta 1956 cuando el Grupo Osborne le hace el encargo a la agencia Publicidad Azor, del diseño de un símbolo que sirviera para representar el brandy Veterano. El Director Artístico y Jefe de Estudio de la agencia era el diseñador gráfico Manolo Prieto, quien propuso la actual silueta del toro para un anuncio de vallas de carreteras: “El toro de las carreteras”, cuyo símbolo curiosamente no es aceptado con mucho entusiasmo por el cliente.