ENTREVISTA A LINA MORGAN

0
418

NUNCA HAY QUE PERDER LA SONRISA

La actriz Lina Morgan nació con un signo milagroso, hacer olvidar a los demás sus problemas, aunque fuese por un ratito. A pesar de que lleva tiempo apartada del mundo del espectáculo, el público no la olvida. No en vano, es una de las artistas más queridas y premiadas de la escena española. A sus 72 años, asegura que a pesar de los malos momentos, las ganas de subirse al escenario nunca la han abandonado.

Perfil Solidario

Lina Morgan, siempre entregada a un público que aún la admira y respeta, poco ha dejado entrever de su vida fuera de los escenarios. Sin embargo, ha llegado a ocupar páginas en revistas y periódicos por su perfil más solidario. Desde hace años es la madrina de la ONG Mensajeros de la Paz en los programas destinados a ayudar a los más mayores. La Asociación promovió la institucionalización del 26 de julio como Día de los Abuelos en España. La presentación de la iniciativa contó con la presencia de la actriz Lina Morgan, que siempre ha pensado, que este día debería existir, porque muchas veces” a causa del trabajo, los abuelos asumen el cuidado de los niños y cumplen las funciones de padres. El día de la presentación de esta celebración Lina mostró algo más de su vida. “ Quiero mucho a los abuelos, voy a estar siempre con ellos, tengo edad de ser abuela, pero desgraciadamente yo no he sido madre, no tengo esa sensación de ser abuela, pero sí tengo esa sensación de amor, de afecto, de cariño y de respeto porque yo he querido muchísimo a mis padres, los hemos cuidado, yo los he cuidado hasta el último momento de su vida y me parece que esto es un problema de padres a hijos. Quiero a los abuelos porque no los he tenido, no los he sentido, me gusta estar con ellos”, aseguró.

Querida Lina, ¿por qué tanto tiempo de silencio y de ausencia pública?

El principal motivo es que no me han ofrecido nada para poder volver.

El triunfo y los aplausos, ¿no los echa de menos?

Siempre se echan de menos.

¿Cuál fue ese último aplauso que más le llegó al alma y que siempre retendrá en su memoria?

Todos me han llenado de satisfacción, no podría resaltar unos de otros.

Supongo que de vez en cuando hará balance de su vida, ¿ha sido y sigue siendo afortunada y feliz?

He sido y sigo siendo una persona feliz, tampoco necesito tanto para serlo.

¿Conserva esa fortaleza física y mental que siempre fueron su sello de identidad?

Son necesarias, la física me suele faltar algo, es normal. La mental creo que esta reforzada.

¿Cuál es el secreto de la eterna vitalidad y de la belleza que usted siempre ha tenido?

De la eterna vitalidad me gustaría saberlo, el de la belleza me figuro que se debe a la vida que llevo.

¿Cómo consigues mantener en todo momento la sonrisa?

La sonrisa es como nuestra carta de presentación, yo me encuentro muy bien, y por eso, nunca pierdo la sonrisa.

¿El trabajo es una bendición de Dios o es una condena?

El trabajo para mí es una bendición y doy gracias a Dios por haber sido tan agraciada con mi trabajo.

¿Insiste en que su misión sobre las tablas ya está cumplida?

Mi misión está cumplida, pero siempre nos queda algo por realizar.

Aunque no vuelve, siempre dice que no está retirada…

No estoy retirada, espero que me ofrezcan lo que me gustaría hacer para volver.

¿Hay algo en la vida que le resultaría imposible rechazar y que todavía no le ha llegado?

Creo que siempre queda algo por llegar. ¿Rechazarlo o no? Primero tiene que llegar.

Desde tus inicios en el teatro con “Los chavalillos de España” en 1950 o en el cine con “El pobre García” hasta el día de hoy, me imagino que son muchos los recuerdos, pero ¿Qué representaciones y momentos crees que han ido marcando tu carrera?

(sonríe).¡Qué bonito es acordarse de los inicios! Me siento muy orgullosa y dichosa de todos los trabajos que he realizado. Cada uno te enseña algo.Es cierto que hay papeles que marcan, pero lo que vale es tu trayectoria.

Habiendo trabajado en la televisión, en el teatro y en el cine. ¿Qué medio es más difícil? ¿Y en cuál se ha sentido mejor y más comprendida con el público y la audiencia?

Todos los medios tienen algo mágico y diferente sobre el resto. Todos son difíciles, correspondida tengo que decir, que en todos. El teatro siempre lo he visto lleno cuando he actuado, en la televisión fuimos líder de audiencia, ¿se puede pedir más?

¿Le da melancolía cuando la gente le saluda y le recuerda los grandes momentos que han pasado con usted?

Me llena de satisfacción poder haber llenado esos momentos y que lo recuerden mucho más.

¿Cuáles son sus mayores miedos personales y profesionales?

Cuando se llega a cierta edad los miedos son menores en todos los ámbitos.

¿Qué opina de la soledad de los mayores y qué se puede hacer para evitarla?

Me gustaría saber la solución para exponerla, pero no me considero capacitada para opinar.

Nunca hay que perder la sonrisa

¿ Y qué papel crees que deben de jugar los mayores en esta sociedad?

Desgraciadamente en muchos casos, los mayores no lo tienen fácil. El papel de las residencias es muy importante por la atención que les prestan. Para mí, el papel que deben de jugar los mayores es el de aconsejar.

Lina, has sido siempre un ejemplo de superación desde la humildad. ¿Cómo se puede mantener un valor tan importante a lo largo de la vida habiendo alcanzado el éxito y el reconocimiento de la crítica tantas veces?

La vida  te va enseñando en el camino muchas cosas, puedes corregirlas o no. Yo siempre he dicho que la humildad debe ir separada del éxito. El ser solidario no es ser humilde.

¿Cree que se han perdido en esta sociedad valores tan importantes como el respeto o la familia?

Yo no sé si se han perdido o no los valores, los míos siguen intactos.

¿Qué valor tiene para usted la amistad en esta etapa de su vida?

Siempre he sido amiga de quienes yo he considerado mis amigos y lo sigo siendo.

¿Cuándo venda el teatro de La Latina sigue pensando que lo hará con la condición de que le guarden un palco de por vida?

Cuando lo venda lo pensaré. De momento, el Teatro sigue siendo mío.

¿Cree que los jóvenes de hoy entenderían bien su humor?

El humor que no se mete con nadie ha sido bien entendido, por algo las personas se reían y se sigue riendo.

¿Algún consejo para conseguir llevar mejor la crisis?

Para eso las personas entendidas, son ellas las que nos deben aconsejar.

Perfil solidario

Lina Morgan, siempre entregada a un público que aún la admira y respeta, poco ha dejado entrever de su vida fuera de los escenarios. Sin embargo, ha llegado a ocupar páginas en revistas y periódicos por su perfil más solidario. Desde hace años es la madrina de la ONG Mensajeros de la Paz en los programas destinados a ayudar a los más mayores. La Asociación promovió la institucionalización del 26 de julio como Día de los Abuelos en España. La presentación de la iniciativa contó con la presencia de la actriz Lina Morgan, que siempre ha pensado, que este día debería existir, porque muchas veces” a causa del trabajo, los abuelos asumen el cuidado de los niños y cumplen las funciones de padres. El día de la presentación de esta celebración Lina mostró algo más de su vida. “ Quiero mucho a los abuelos, voy a estar siempre con ellos, tengo edad de ser abuela, pero desgraciadamente yo no he sido madre, no tengo esa sensación de ser abuela, pero sí tengo esa sensación de amor, de afecto, de cariño y de respeto porque yo he querido muchísimo a mis padres, los hemos cuidado, yo los he cuidado hasta el último momento de su vida y me parece que esto es un problema de padres a hijos. Quiero a los abuelos porque no los he tenido, no los he sentido, me gusta estar con ellos”, aseguró.

Biografía

María de los Ángeles López Segovia, nacida en el Barrio de La Latina de Madrid, en la calle de Don Pedro nº 4, en el segundo piso, cerca de la Plaza de la Cebada donde se sitúa en la actualidad su teatro de La Latina. Con una silla a cuestas con su hermano pequeño iba a una escuela particular, solo hasta los 9 años. A esa edad pasa a estudiar baile clásico español en la academia de la calle de Pelayo. En 1948 gana un concurso titulado “Salto a la fama” en la radio consiguiendo una beca para estudiar en la academia de la calle Arenal. Allí estudia hasta que un día entra Pepe Cabo buscando gente para la primera formación de la compañía de Los Chavalillos de España. Desde las Navidades de 1949 comienza su andadura por estos mundos de la farándula, debuta en el Teatro Pérez Galdós de Canarias. En aquella compañía con los años dice que se convirtió en mujer. Y además conoció a su primer amor, el actor Manuel Zarzo. Trabaja en los teatros Gran Vía, Fuencarral, Reina Victoria y La Latina. No es hasta 1969, cuando el productor José Luís Dibildos decide que sea ella la protagonista absoluta de Soltera y madre en la vida que dirige Javier Aguirre, convirtiéndose en la película de mayor taquilla en ese año. Un descubrimiento donde la actriz se lo jugaba todo. En 1970 José Frade la contrata para que protagonice La Tonta del Bote con Arturo Fernández. Es Mariano Ozores quien llena de popularidad y dinero a la actriz con producciones de la época como: La Graduada (1971), Dos chicas de revistas (1972), La descarriada (1972), La llamaban la madrina (1973), Señora doctor (1973)… Y cómo no, entre sus grandes éxitos televisivos Hostal Royal Manzanares…