TOMATES Y PATATAS

0
182

CRECEN EN MI BALCÓN

LABRADORES URBANOS

A la vez que uno riega sus margaritas o sus calas en sus balcones o terrazas, puede regar sus plantones de tomates, pimientos o lechugas. La huerta ha salido del campo para instalarse en las urbes, entre edificios, asfalto, coches, semáforos, e incluso se ha colado entre las viviendas. En estos tiempos tan cambiantes, donde no podemos ignorar el cambio climático, sino que actuar con acciones concretas, cercanas y locales, muchos ciudadanos se han puesto manos a la tierra. Los huertos urbanos son una tendencia que enlaza con el aumento de la agricultura ecológica y el consumo de productos locales. No se trata de un boom verde, sino de una concienciación ciudadana unida a la decisión de pasar a la acción para combatir los efectos del cambio climático y pensar en las futuras generaciones.

Los huertos urbanos representan dentro de los núcleos urbanos una vía de contacto con la naturaleza, al mismo tiempo que aportan beneficios educacionales, sociales, ambientales, terapéuticos y, en algunos casos, económicos. No es necesario para su creación y desarrollo disponer de grandes extensiones de terreno; se puede utilizar un solar que está en desuso, las azoteas de los edificios o los balcones y terrazas de la propia vivienda.

Cada vez un mayor número de ciudades españolas apuestan por la creación de huertos urbanos. La pionera fue Barcelona, que en 1996 puso en marcha la primera red de huertos urbanos regulados, que estableció como única condición para convertirse en uno de sus usuarios ser mayor de 65 años y vivir en el distrito donde se halla el huerto. Otras ciudades han tomado como modelo el reglamento de esa primera red y han desarrollado proyectos similares. Es el caso de los primeros 30 huertos urbanos sostenibles de Santander, dirigidos también a jubilados. El modelo se extendió a Gran Canaria, Córdoba y Albacete, entre un amplio listado.

El acceso a los huertos urbanos se realiza por sorteo, previa inscripción de los interesados en una lista de espera. Los afortunados tienen derecho a cultivar en la parcela que se le ha asignado durante un período determinado de años siempre que se comprometan a cumplir una serie de normas. Por ejemplo, cada titular debe hacer frente de los gastos de sus propias semillas y plantas y, en algunos huertos, también pagan una parte del agua de riego. Se comprometen a destinar su cosecha al autoconsumo, a no instalar ni casetas, ni porches, ni jaulas para animales en el huerto y a respetar las parcelas vecinas. A cambio, disponen de las herramientas que les facilita la propia entidad que promueve el huerto y de la orientación técnica de sus responsables.

ALQUILER DE HUERTOS

También han proliferado empresas dedicadas a huertos urbanos de alquiler. Los responsables de estas empresas piden en general una cuota de inscripción, que puede rondar los 60 euros, y un tiempo mínimo de permanencia, como de unos seis meses. Los precios dependen del tamaño de terreno y los servicios contratados.

Las ventajas de estos huertos urbanos de alquiler son que sus usuarios aumentan el consumo de estos productos saludables, que se generan de forma local, sin necesidad de grandes inversiones. Se recupera el contacto con el entorno natural y el mundo rural. Al cultivar sus propios productos, los ciudadanos aprecian más el medio ambiente. Suponen una forma de generar “empleo verde” y de recuperar terrenos sin aprovechar.

TEMPORADAS DEL HUERTO

OTOÑO-INVIERNO

Siembra directa: habas, guisantes, ajos, rabanitos y zanahorias.

Siembra en Semillero: lechugas, acelgas, escarola, puerros,coles, cebolla.

PRIMAVERA-VERANO

Siembra directa: calabacín, pepinos, rabanitos, calabaza, zanahoria, patata, judías y maíz.

Siembra en semillero: Lechugas, escarolas, tomates, berenjena, espinacas y acelgas.

Y RECORDAR QUE…

La Albahaca: la salsa del huerto.

La Manzanilla: la flor más digestiva.

La Lechuga: la flor más digestiva.

Hierba de los canónigos: la lechuga del invierno.

Pimiento: la hortaliza más decorativa.

Tomate: la reina del huerto en verano.


CONSEJOS PARA NUESTRO PRIMER HUERTO URBANO

Para dar un salto al autoconsumo, una opción es cultivar su propio huerto en su balcón o terraza, siempre y cuando se disponga de espacio. Para ello es necesario:

  1. Una mesa de cultivo de 140×70 cm. de acero galvanizado, fácil de montar y resistente a la humedad. La altura (80 cm) de la mesa permite un fácil acceso, incluso a personas mayores o personas que van en silla de ruedas.
  2. Un sistema de riego por goteo de alta tecnología distribuye uniformemente el aporte de agua, optimiza su consumo y asegura la regularidad del riego.
  3. Es muy importante escoger la situación y tener en cuenta: la luz del sol y el acceso al agua. Cuanta más luz directa tenga nuestro balcón o terraza, más energía podrán utilizar las plantas para crecer.
  4.  Huertos con 6 horas de luz directa durante el mes de Junio tienen un resultado muy aceptable.El riego es la tarea que ocupa más tiempo. En pleno verano el huerto puede necesitar un riego casi a diario. Es aconsejable disponer de un riego automático a partir de un grifo o de un depósito.
  5. Un contenedor para un huerto en el balcón debe cumplir las siguientes características:
    1. Una mesa de cultivo de 140×70 cm. de acero galvanizado, fácil de montar y resiste nte a la humedad. La altura (80 cm) de la mesa permite un fácil acceso, incluso a personas mayores o personas que van en silla de ruedas.
    2. Un sistema de riego por goteo de alta tecnología distribuye uniformemente el aporte de agua, optimiza su consumo y asegura la regularidad del riego.
    3.  Con un buen drenaje. Cuanto más volumen de tierra, mejor. Al contrario de lo que se piensa a menudo, lo más importante del contenedor no es la profundidad, 10 cm pueden bastar si hay un volumen suficiente.
    4. Con que aproveche al máximo la luz del sol. No son recomendables las jardineras de varios pisos en las cuales los pisos inferiores padecen la sombra del piso superior. Este piso inferior es completamente inútil para el cultivo de hortalizas. Tampoco sirve para hacer plantel.
Compartir
Artículo anteriorÁNGEL DE LA PEÑA
Artículo siguienteEL SERENO